La economía española es la más atrasada de la UE en cuanto a recuperación de la pandemia  Ciencias económicas

La economía española es la más atrasada de la UE en cuanto a recuperación de la pandemia Ciencias económicas

Varias personas en la terraza de un bar de Madrid.
Varias personas en la terraza de un bar de Madrid.Ricardo Rubio / Europa Press

La reducción del PIB que ha hecho el INE deja a España aún peor que a otros países europeos. Ya era la economía más atrasada de la Unión debido a la pandemia. Incluso después de la revisión del instituto de estadística, todavía está rezagado. Todo ello a pesar de que el repunte posterior es lógicamente más fuerte, ya que la actividad estaba distorsionada.

Más información

El calendario de desarrollo de los distintos países es desolador. España perdió el doble de PIB que Alemania en la pandemia. Aunque es cierto que los alemanes no volvieron mucho después de eso. Francia, Italia y Portugal cayeron un poco menos que España durante los meses de las mayores restricciones y luego se recuperaron un poco más. La economía española perdió el 22% de su actividad y se sitúa ahora en 8,4 puntos porcentuales con respecto a los niveles anteriores a diciembre. Todavía está muy lejos. Por el contrario, Alemania y Francia están casi tres puntos por detrás de la recuperación económica antes del coronavirus. Italia, cuatro. Y Portugal, cinco.

Mientras que el PIB de la eurozona cayó un 0,3% en el primer trimestre y subió un 2,2% en el segundo, en España cayó un 0,6% en el primero y subió solo un 1,1% en el segundo. Es decir, la economía española cayó dos veces en el primer trimestre y se redujo a la mitad en el segundo. Sin embargo, los datos de la eurozona también deberán revisarse para reflejar el peor desempeño de España.

Tras sufrir la peor recesión de la eurozona en 2020, con un colapso del 10,8%, la recuperación de la economía española no es mejor que la del resto de la eurozona. Esto debería deberse simplemente al rebote de la reapertura. También es posible que los datos del INE aún no reflejen el debilitamiento de las restricciones, lo que debería conducir a un mayor crecimiento, algo que se observa en el empleo. Además, un progreso significativo en la vacunación debería estimular la recuperación. Sin embargo, la economía española se ha consolidado como la última de su clase.

Una de las principales explicaciones es la importancia del turismo en la estructura productiva española, uno de los sectores más afectados por las limitaciones de la pandemia. Sin embargo, un caso llamativo es el de Grecia, un país donde la carga del turismo es muy alta y que, sin embargo, ya ha recuperado sus niveles previos a la infección. Al principio se elogió su gestión de la pandemia, aunque tenía un sistema sanitario muy ajetreado debido a los recortes de la anterior crisis del euro. Otros países como Croacia y Portugal también tienen un sector turístico muy grande en términos de su economía y son mejores que España. Es decir, el turismo no lo explica todo. Puede que haya influido una larga lista de factores.

El Banco de España ya ha indicado en un estudio que la economía española tiene una composición sectorial, lo que significa que debido a tales restricciones por la pandemia, su actividad ha caído más que la del resto de la eurozona. Esto se debe principalmente al mayor peso del turismo. Pero también para hostelería, entretenimiento y transporte. La OCDE también dijo en un informe que España es el país con la mayor proporción de puestos de trabajo en riesgo de infección. Estimó que el 56% de los trabajos requerían contacto físico o cercanía con el público, en comparación con el promedio de la OCDE de poco menos del 50%. De ello se desprende que la posibilidad de trabajar de forma remota ha jugado un papel importante.

Restricción de movilidad

Otro elemento crucial fue la respuesta que se dio para limitar el desarrollo del virus. Según datos de Google y Apple, España es uno de los países que más limitan la movilidad en la primera ola. El gobierno emite la prisión más larga y dura. Incluso cerró la industria y la construcción, algo que no se ha hecho en otros países. Aunque en Italia COVID también golpeó fuerte al principio, las infecciones y por lo tanto las restricciones se limitaron a la parte norte del país.

Un factor significativo es la mayor presencia de las pymes en la estructura productiva, que toleran peor los altibajos. También la alta proporción de trabajos temporales, cuyos contratos se resuelven más fácilmente cuando hay disturbios. El deterioro de la situación fiscal ha hecho que el gobierno sea muy conservador, lento y escaso con la ayuda de las empresas. Un año y medio después de que comenzara la pandemia, aún se están distribuyendo 7.000 millones en subvenciones aprobadas.

Una vez que la recuperación comienza a tomar forma, las empresas tienden a prepararse invirtiendo. Sin embargo, la inversión en negocios no va bien en este momento. Mientras que en Europa está creciendo, en España está disminuyendo en el segundo trimestre. Una razón plausible que señalan los analistas es que el retraso con respecto a los fondos europeos está teniendo un impacto. Ante tal afluencia de dinero, las empresas pueden esperar a invertir donde hay más oportunidades de obtener estos recursos. Y la falta de ayuda directa puede haber socavado la capacidad de invertir.

Con la reducción del INE se pesó principalmente una peor evolución del consumo. Éste ha demostrado mucha vitalidad. Pero se esperaba algo mejor, ya que las familias descartaron los ahorros acumulados durante la pandemia. El comportamiento del consumo dependerá de la recuperación que se requiera. Según el Banco de España, la economía española se recuperará antes de la pandemia a mediados de 2022, medio año más tarde que la eurozona. Ahora, la revisión del INE puede hacer que el camino hacia la recuperación sea aún más largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *