La diplomacia israelí acaba en Marruecos, un año de apertura al mundo árabe  Internacional

La diplomacia israelí acaba en Marruecos, un año de apertura al mundo árabe Internacional

Casi dos décadas después de la visita anterior de un ministro de Relaciones Exteriores israelí a Marruecos, Yair Lapid abrió una misión diplomática en Rabat el jueves. La reanudación de la representación, que se cerró tras el estallido de la Segunda Intifada Palestina (2000-2005), culminó con la apertura de Israel al mundo árabe, que comenzó hace un año con el anuncio de la normalización de las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos (EAU). ). Bajo la presidencia del republicano Donald Trump, Estados Unidos allanó el camino para Israel en el llamado Nar. Los acuerdos abrahámicos, al vender armas a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, levantaron las sanciones contra Sudán y finalmente reconocieron la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

Durante su viaje de dos días a Marruecos, Lapid confirmó los acuerdos abrahámicos como «el comienzo de una nueva era». «Algo está sucediendo en el Medio Oriente. «Las únicas guerras que importan son las que se libran contra la pobreza, la ignorancia y las pandemias», dijo a un homólogo marroquí, Nasser Burita, según un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalén.

Más información

Burita citó en su presencia la decisión de los dos países de «vivir uno al lado del otro en completa paz», basada en las fronteras anteriores a 1967, sobre el conflicto palestino-israelí, según la presa judía. El líder centrista Jair Lapid fue el artífice de un amplio gobierno de coalición que derrocó al conservador Benjamin Netanyahu hace dos meses, quien defendió en manos de Trump que los Acuerdos de Abraham ofrecían «paz por paz, no territorio».

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ahora prefiere llamar a estos pactos de manera menos pomposa «acuerdos de estandarización». Su propietario, Anthony Blinken, se ha apresurado ahora a expresar su satisfacción por el entendimiento entre dos estados aliados ubicados en ambos extremos del Mediterráneo. Después de que Trump y Netanyahu abandonaron la escena política, los acuerdos de Israel con los cuatro estados árabes gozan de buena salud y han ayudado a formalizar relaciones que han estado en la sombra durante años.

En el apogeo de las restricciones pandémicas, Israel y los Emiratos Árabes Unidos alcanzaron los 570 millones de dólares (485 millones de euros) en comercio hace un año. Los negocios entre los dos países están en auge para alcanzar una previsión de mil millones de dólares para 2021, gracias al establecimiento de vuelos directos y comunicaciones. También se han realizado importantes inversiones, como la compra de una participación del 22% en el campo de gas israelí Tamar en aguas mediterráneas por $ 1,1 mil millones de la compañía petrolera con sede en Dubai Mubdala.

Únete a EL PAÍS ahora para seguir todas las novedades y leer sin restricciones

Suscríbete aquí

Los acuerdos con Abraham también sirven como marco para Israel para una alianza de seguridad estratégica contra Irán en el Golfo Pérsico, con los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, un reino albergado por la Quinta Flota de EE. UU., Por una delegación saudí que eligió ver el fortalecimiento de la región. conexiones. Riad ha tenido algunos gestos de acercamiento, como permitir que los vuelos de Tel Aviv a Dubai, Abu Dhabi y Manama crucen su espacio aéreo.

Marruecos también está apoyando a Israel para obtener el estatus de observador en la Unión Africana, luego de fortalecer los lazos con Sudán. Los dos países firmaron un acuerdo de ciberseguridad poco antes de que se emitiera el mes pasado una investigación sobre los abusos cometidos por el programa de espionaje Pegasus de Israel por parte de los servicios de seguridad, como Marruecos.

De oficinas a embajadas

«Elevaremos el nivel de representaciones a las embajadas», dijo Lapid en una conferencia de prensa en Marruecos, informó Reuters, como parte de un proceso para estrechar las relaciones diplomáticas, que finalizará en dos meses. El ministro inauguró la sede de la embajada de Israel en los Emiratos Árabes Unidos y un consulado en Dubai en Abu Dhabi en junio. En una reunión con el canciller marroquí, firmó varios acuerdos bilaterales culturales y deportivos, además de incrementar la frecuencia de vuelos directos entre los dos países, que comenzaron a operar el mes pasado.

Tras mantener relaciones diplomáticas de bajo nivel desde la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993, que sentaron las bases para el establecimiento de la Autoridad Palestina, Israel y Marruecos no han tenido representación oficial desde 2000. Contactos de seguridad y viajes turísticos de israelíes de ascendencia marroquí , agrupados en una comunidad de más de 700.000 miembros, se han mantenido sin embargo durante las dos últimas décadas. Aunque influyente, la comunidad judía en Marruecos hoy se limita a unas 3.000 personas, lo que representa el 10% de la población hasta la independencia del país hace 65 años. La violencia de la Segunda Intifada enfrió las relaciones bilaterales, hasta que hace siete meses la promesa de Trump de reconocer la soberanía de Rabat sobre el Sahara provocó la aprobación de Mohammed VI para reanudar las misiones diplomáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *