La Diada arranca con la mitad del gas determinado por la mesa de diálogo  Cataluña

La Diada arranca con la mitad del gas determinado por la mesa de diálogo Cataluña

La celebración del 11 de septiembre, día nacional de Cataluña, comenzó este sábado con la tradicional ofrenda floral del monumento a Rafael Casanova, consola en la tapa de la capital catalana, que resistió el asedio de la ciudad durante la Guerra de Sucesión en 1714. A diferencia de otros años, donde formaciones separatistas aparcaban sus diferencias para intentar enviar un mensaje de unidad a sus bases, los discursos parecían diferente sensibles al diálogo abierto con el gobierno central, con importantes controversias por la suspensión de la ampliación del aeropuerto de El Prat. Lejos del ambiente eléctrico de otros años, la oferta no fue muy popular y el boom contra los políticos (de todos los colores) es casi anecdótico. Por supuesto, las plataformas de atención a los cuidadores a domicilio o los Servicios de Atención a Domicilio de Barcelona aprovecharon para protestar contra sus condiciones laborales.

Esquerra, PSC, los ayuntamientos y sindicatos de UGT y CC OO coincidieron en su mensaje de apoyo al diálogo entre Gobiernos que se celebrará durante la mesa de negociaciones, que teóricamente se reunirá la semana que viene en la capital catalana, y que sigue sin fecha . La ministra de Presidencia, Laura Villagra, republicana, lo invitó a participar esta tarde en una manifestación organizada por la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium para “ir a la mesa de negociaciones con toda la fuerza del pueblo de Cataluña”. La portavoz de ERC, Martha Villalta, recordó que su compromiso era la independencia, pero insistió en que su objetivo era lograrlo a través del referéndum, que dijo que solo se lograría si se sacaba a las calles “el poder del gran consenso”.

Más información

Los secretarios de los sindicatos mayoritarios, Camille Ross y Javier Pacheco, también pidieron un diálogo sincero, “sin línea roja” y para superar la dinámica del bloque que ha marcado la política catalana durante la última década. “Solo podemos salir del bloqueo si asamos toda la carne”, dijo Pacheco (Comisiones Obreras).

Después de años de soportar largas oleadas de silbidos y gritos de “traidores” de la audiencia (generalmente en el ámbito del movimiento independentista más granítico y radical), el PSC hizo su oferta de color sin ningún problema. Su secretario de organización y líder de la oposición en el parlamento, Salvador Ila, reclama una “Diada” para todos los catalanes, lejos de las apropiaciones simbólicas, y aboga por un “diálogo sincero y honesto para todos los catalanes”. El líder socialista también pidió “tener la tarea de aprovechar las oportunidades”, un mensaje que aborda tanto la mesa de negociaciones como las polémicas que han marcado la vida política catalana en los últimos días: la paralización de la ampliación del aeropuerto de El Prat por desavenencias políticas entre administraciones.

En común, tanto a través de boca de la líder parlamentaria Jessica Albiach como de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, también quisieron enfatizar la posibilidad de nombrar a los dos gobiernos y tratar de encontrar una salida política al ajuste territorial en Cataluña. Colau estimó que en esta díada los líderes de proceso ahora son libres, gracias a los indultos otorgados por el ejecutivo central, en lo que calificó como un “punto de inflexión” a favor de la “desjudicialización”.

Concejales que fueron condenados por el Tribunal Supremo por procesoComo el líder de ERC Oriol Junqueras o el exlíder del ANC y ahora secretario general de Junts Jordi Sànchez, han liderado las delegaciones de sus partidos en la oferta y han centrado gran parte de la atención. Entre otros se encontraban la ex presidenta del Parlamento Carme Forcadell y los ex concejales Joaquim Forn, Josep Ruhl o Raúl Romeva.

Carme Forcadell (izquierda), Oriol Junqueras y Raül Romeva encabezan la delegación de ERC.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

Sánchez aprovechó para criticar la forma en que se abordó el diálogo con el gobierno y exigió que se lleve a cabo con mayor necesidad. Para el líder de Junts, lo ocurrido en el aeropuerto justifica su escepticismo sobre la voluntad de diálogo del ejecutivo central. “El gobierno ha demostrado que no puede mantener ni llegar a un acuerdo de inversión”, se quejó. La presidenta del parlamento, Laura Boras, pidió una “primera díada sin presos políticos, pero con exiliados y represión” y avanzar “hacia un estado libre sin represión”.

En un escenario donde los gritos de “independencia” eran muy comunes, esta mañana fue utilizado solo por la delegación del Consell per la República, que además de las flores frente a la estatua de Casanova trajo una urna del 1- O referéndum declarado por ilegal por la Corte Constitucional con el fin de aclarar claramente su mensaje sobre el presunto mandato a favor de la secesión, según el cual se mantuvo la votación. Un grito específico de “traidor” se escucha contra Sánchez y Aragonés cuando aparecen en escena.

Un escenario completamente diferente lo vivió Hunkeras durante otro servicio conmemorativo, la mañana pasada, en el Fossar de les Moreres. El líder republicano fue abucheado por un escenario que suele dar la bienvenida incluso a los independientes más convencidos. “Del mismo modo que las cárceles no nos han silenciado, tampoco se silenciarán los insultos o amenazas de nadie”, respondió Junqueras a los pitos.

Este no es el único signo de desunión entre las filas que apoyan la independencia. Las medallas de oro fueron entregadas al parlamento el viernes por la tarde, que este año reconoció la “represión” de proceso. Las fuerzas constitucionales no estuvieron presentes en el acto, dado que fue parte del evento. Pero incluso algunos de los propios premiados desfiguraron la iniciativa de Borràs, considerándola simplemente “simbólica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *