La Comisión Europea pide a España que renueve el Consejo General del Poder Judicial  España

La Comisión Europea pide a España que renueve el Consejo General del Poder Judicial España

Bruselas ha vuelto a pedir a España que renueve el Consejo General de la Judicatura (CGPJ) tras comprobar la persistencia del bloqueo en el órgano de gobierno de jueces desde 2018. La Comisión Europea publicó este martes sus informes de país por segunda vez. legislación de cada país de la UE. En el caso de España, vuelve a centrarse en el CGPJ, al que teme a pesar de ser percibido como “vulnerable a la politización” por los obstáculos a la elección de sus nuevos miembros. Bruselas aplaude, en cambio, que el PSOE y Unidos Podemos retirar su propuesta de reforma de este organismo para burlar al Partido Popular y proponer elecciones basadas en “estándares europeos” para que al menos la mitad de sus miembros sean elegidos por personas ellos mismos. jueces.

Más información

La Comisión Europea ha publicado un ejercicio que aborda las debilidades de cada uno de los socios de la UE, y Polonia y Hungría se centran en reformas que socavan el estado de derecho. España está repitiendo efectivamente el diagnóstico del informe publicado en septiembre de 2020, cuando ya le había advertido sobre la situación del CGPJ y sus preocupaciones sobre el Ministerio Público. Cataluña tampoco está incluida en el informe esta vez. “Este es un tema interno y no hay problema con el estado de derecho en este tema en particular”, dijeron fuentes de la Comisión Europea, que explicaron que habían recibido aún menos comentarios sobre el juicio contra los líderes de la proceso aunque han realizado más entrevistas con la sociedad civil. Además, estas fuentes confirman la “satisfacción” de comprobar que el conflicto catalán está “encauzado”.

El bloqueo del CGPJ sigue en el radar de Bruselas, que ha sido muy crítica con los intentos de los socios del Gobierno español de reformar su sistema electoral para poder prescindir del PP. La Comisión acoge con satisfacción la retirada de este proyecto, que considera que “aumentaría la percepción del Consejo de ser vulnerable a la politización”. De hecho, las fuentes de la Comisión se alegran de que sus advertencias hayan sido eficaces. El documento también recuerda que “se hizo un llamado al establecimiento de un sistema para la elección de los jueces miembros de [del CGPJ] de sus colegas “.

Entre las asociaciones con las que se reunió la Comisión se encontraban cuatro actores judiciales, tres de los cuales enviaron una carta en abril para condenar el “claro riesgo de violar el estado de derecho en España” por las reformas impulsadas por el gobierno. “Algunas asociaciones de jueces han pedido que los 12 miembros del Consejo sean elegidos directamente por sus colegas de acuerdo con las normas del Consejo de Europa, y el Consejo de Europa recordó que las normas europeas establecen que al menos la mitad de los miembros del Consejo deben ser jueces, elegidos por sus colegas en todos los niveles del poder judicial ”, dice el informe. “Es importante que se tengan en cuenta estos estándares europeos y que se consulte a todas las partes interesadas”, dijo.

La vicepresidenta de Valores y Transparencia de la Comisión Europea, Vera Yurova, reafirmó que Bruselas mantuvo un “diálogo muy intenso” con el Ministerio de Justicia, en el que insistió en la “necesaria renovación” del CGPJ y la necesidad de nombramientos y nombramientos para ser “independiente”. El comisionado de Justicia, Didier Reynders, explicó que el pasado viernes conversó con la nueva ministra de Justicia, Pilar Lepp, y le informó sobre la urgencia del compromiso con el proceso de renovación y de iniciar discusiones sobre una posible reforma del organismo.

Acoso y veto de periodistas

Bruselas también apoya otra de las preocupaciones expresadas en el informe de 2020: “La autonomía de la fiscalía sigue suscitando dudas y debates”. La directora ejecutiva de Ursula von der Leyen sigue creyendo que “la coincidencia en el mandato del Fiscal General y el gobierno podría afectar la percepción de independencia”. También incluye llamados a reformar el estatuto del Ministerio Público para darle mayor independencia en términos de “organización, presupuesto, regulación interna y capacitación”. La Comisión también destaca a España por el tema de las investigaciones o por el hecho de que la legislación española no exige un período de tiempo después de que un miembro del gobierno o del parlamento deja el cargo para ocupar un cargo en la acusación o el poder judicial.

En el informe, la Comisión destaca los esfuerzos de España por digitalizar la justicia, o la percepción entre expertos y directivos de que la corrupción en el sector público sigue siendo “relativamente baja”. De hecho, Bruselas se está deteniendo para analizar el marco legislativo anticorrupción. El ejecutivo comunitario reconoce que el Gobierno ha tomado una serie de iniciativas para reforzar la “integridad del sector público”, indicando que España cuenta con legislación sobre grupos de presión, transparencia o protección de denunciantes. Sin embargo, advierte también que no existe una estrategia concreta en la lucha contra la corrupción y advierte que “la insuficiencia de recursos sigue siendo un obstáculo para el manejo efectivo de los casos de corrupción de alto nivel”.

Otro de los caballos más importantes de la Comisión es el respeto por la libertad de prensa, especialmente a la luz de los desafíos en Hungría o Eslovenia. En el caso de España, el informe expresa “preocupación” por el “impacto negativo” que la Ley de Seguridad Ciudadana – conocida como Ley mordaza que Bruselas declara que ha sido criticada por varias entidadespuede haber para los periodistas, especialmente los fotoperiodistas. El documento también recuerda que en el último año se han dado casos de “partidos políticos que han prohibido a determinados medios o periodistas participar en sus ruedas de prensa o han atacado públicamente a medios de comunicación que no comparten sus puntos de vista”. “El acoso a periodistas en las redes sociales es un fenómeno cada vez más preocupante”, agregó la Comisión. Tras la publicación del informe 2020, la vicepresidenta Vera Yurova dijo a EL PAÍS que estaba siguiendo específicamente el caso Vox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *