La banca europea vuelve al dividendo: estos son los próximos pagos

La banca europea vuelve al dividendo: estos son los próximos pagos

Octubre puso fin a las restricciones bancarias europeas sobre el pago de dividendos. El BCE ahora permite a los bancos recompensar libremente a sus accionistas después de abolir los pagos en 2020 y aumentarlos parcialmente en lo que va de año. Esta restricción permitió mantener los pagos del año pasado en 28 000 millones de euros, lo que sirvió para fortalecer los balances de las empresas y concentrar los recursos en préstamos para reactivar la economía.

Sigue leyendo

Santander: Amortización de valores y el mismo pago en efectivo

Santander dio a conocer su política de dividendos esta semana después de que expiraran las restricciones del BCE. Planea distribuir el 40% de las utilidades ordinarias en 2021, en la parte inferior del rango del 40% al 50%, que avanzó en marzo, el grupo antes de la pandemia. En la era posterior a Covid, el banco utilizó la recompra de acciones por primera vez como fórmula de retribución al accionista, que ahora se dividirá a partes iguales entre pagos en efectivo y recompra de acciones, por aproximadamente 841 millones de euros. La compañía pagará un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción el 2 de noviembre y en el primer trimestre de 2022 anunciará un nuevo pago en efectivo sumado a los beneficios de 2021, por lo que el dividendo en efectivo será similar en efectivo en 2019., antes las restricciones. La otra mitad de la retribución cobrada por el banco mediante recompra estará sujeta a la bolsa de valores. El valor ha aumentado un 106% en el último año, pero aún no se ha recuperado todo el suelo perdido en la pandemia.

BBVA: Menos pago, pero todo en efectivo

BBVA dijo que el porcentaje de beneficio en 2021, que se repartirá para repartir entre los accionistas, variará del 35% al ​​40%, inferior al payout de casi el 50% en 2019. Aunque, todo será en efectivo. Pagará el primer pago en efectivo a cuenta de 2021 el 12 de octubre, por valor de 0,08 euros por acción, una reducción del 20% con respecto a lo pagado en octubre de 2019, antes de la pandemia. A esto se le sumará otro pago adicional en abril del próximo año. Además, el banco prevé lanzar un programa de recompra de acciones por el 10% de su capital en noviembre y espera recibir pronto la luz verde del BCE. Esta será la fórmula para disponer del conveniente excedente de capital que la compañía ha utilizado desde que vendió su negocio en Estados Unidos el año pasado y que no se ha centrado en fusionarse con Sabadell. Su posición de solvencia contribuyó a una fuerte subida de valor, aumentando un 160% desde el fondo de 2020, y volvió a entrar en el índice Euro Stoxx 50, del que fue expulsado en septiembre de 2020.

CaixaBank: La mitad del beneficio y caja

La integración con Bankia y un destacado beneficio de 4.181 millones de dólares en el primer semestre fueron ingredientes suficientes para que CaixaBank anunciara en julio un retorno a su política de dividendos, ofreciendo un pago en efectivo de la mitad de sus beneficios por encima de las expectativas de los analistas. La compañía prevé realizar un pago único, que FactSet estima sería de 0,12 euros por acción, lo que representa una rentabilidad por dividendo prevista para este año del 4,44%.
El banco apoya el pago del dividendo en efectivo, del cual el estado recibirá el 16,1% por su participación, con su nivel de solvencia. A finales de junio, el ratio de capital de nivel 1 era del 12,9%. Como sector bancario en su conjunto, CaixaBank consiguió abandonar el mínimo para 2020 y recuperar el 75% de la bolsa. Solo en lo que va de año, sus acciones han subido un 25,7%, lo que es un avance que, según el consenso, podría aumentar un 17% hasta los 3,09 euros del precio objetivo, que rige el consenso del mercado. Las acciones se negocian a pesar de las ganancias con un descuento de casi el 40%.

Banquero: el primero en distribuir las ganancias en junio

Se convirtió en la primera entidad en anunciar su nueva política de remuneración a los accionistas después de que se levantara el veto del BCE sobre los dividendos bancarios. Tanto que ya has pagado. Lo hizo el viernes con un reparto de 0,1332 euros brutos por cada acción devengada durante el primer semestre. De esta forma, la compañía distribuye a sus accionistas en este primer pago, devengado a este año, en su totalidad por importe de 119,78 millones de euros, un 168% más que el importe destinado a todo el ejercicio 2020, que es de 44,72 millones de euros. El único pago realizado el año pasado fue en marzo, cuando entregó 0,0976 euros brutos por título. La retribución de los accionistas de Bankinter todavía está lejos de lo que se hizo en 2019, cuando el banco repartió 0,30 euros brutos por acción, repartidos en cuatro pagos. El banco, cuyas acciones subieron un 55% en la bolsa de valores durante el año, pretende volver a los pagos antes de la pandemia, que distribuirá el 50% de las ganancias de sus accionistas.

Sabadell: Devolución de pagos y efectivo

Con un crecimiento bursátil superior al 100%, Banco Sabadell es la estrella del Ibex este año. El valor recupera casi todo lo perdido como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia, aunque todavía se cotiza con un 70% de descuento sobre el valor contable. La empresa pagó el último dividendo en abril de 2020 por un importe de 0,02 euros por acción. Desde entonces, los accionistas no han recibido ningún pago -en un momento plagado de incertidumbre sobre la viabilidad del banco- aunque Sabadell anunció en los resultados del primer semestre del año su intención de recuperarlo mediante una comisión en 2021 para pagar el 30% del efectivo. lucro. Según Bloomberg, la empresa pagará un cupón antes de fin de año. Su dividendo esperado es de 0,008 euros. Algunos corredores mejoran sus previsiones para la empresa. Uno de estos últimos es Alantra, que reitera la recomendación de compra debido al entorno macro favorable, los esfuerzos para mejorar la eficiencia y una mejor asignación de capital.

Unicaja: A la espera de la nueva etapa con Liberbank

El 17 de septiembre Unicaja abonó 0,002 euros por acción devengados a los resultados de 2020, pago correspondiente al segundo tramo del dividendo devengado en las cuentas del ejercicio anterior. Ahora todas las miradas están puestas en las novedades de la política retributiva en la nueva etapa de la fusión de la empresa con Liberbank. “Dado que está en proceso de integración con Liberbank, el payout a corto plazo anunciado puede no ser muy alto”, dijo Nouria Alvarez, analista de Income 4. Sin embargo, en la última presentación de los resultados que la empresa dio algunas pistas. en cuanto a cómo será la retribución de los accionistas. Como se describe en detalle, el banco prevé distribuir el 50% de las utilidades en el mediano y largo plazo por el dividendo. A la espera de que Unicaja cumpla con sus intenciones, las estimaciones utilizadas por los analistas muestran una mejora significativa en la rentabilidad por dividendo y la fijan en un 8% para 2024. El valor aumenta un 25% durante el año, pero sigue en la lista con un descuento de 65%.

Nordea: pagos en abundancia y acciones en alto

Tras detener la distribución de dividendos en 2020, la empresa vuelve con renovado vigor y en 2021 pagará dos pagos. El primero de 0,07 euros por acción, que pagó en marzo, y el segundo de 0,72 euros por acción, que se repartirá el 12 de octubre. El Banco de Suecia es una de las organizaciones de accionistas europeas más generosas. Los pagos anunciados siguen el objetivo de entregar dividendos impagos por las restricciones de los reguladores en 2020, a lo que se suma la recompra de acciones por 2.000 millones de euros, que ya ha recibido la aprobación del BCE y comenzará este mes. Su objetivo de pago está entre el 60% y el 70%. Después de recuperarse un 123% de los valores bajos en 2020 y la negociación de sus acciones alcanzó niveles récord, el consenso del mercado cree que la compañía ha alcanzado su máximo potencial. La mayoría de empresas (69%) apoyan su recomendación de compra. Goldman Sachs es uno de ellos y sitúa a Nordea a la vanguardia del rendimiento del capital de los bancos europeos.

Intesa Sanpaolo: Rendimiento del 7% este año y el próximo

El consenso de analistas espera que la italiana Intesa Sanpaolo distribuya 0,0996 euros por acción entre sus accionistas el 18 de octubre, un añadido a los 0,035 que pagó en mayo, el primer cupón que entregó desde que se canceló el dividendo en 2020 La compañía ofrece actualmente uno de los más altos La rentabilidad por dividendo en la banca europea, según estimaciones recogidas por FactSet, del 7,66% este año y del 7,17% el próximo. Y también un alto nivel de desembolsos, según el consenso, que podría despertar la sospecha del BCE, que insiste en pedir al sector que sea cauteloso para volver a los pagos habituales a sus accionistas.
Pero el dividendo no es el único gancho que tiene el banco. Tras recuperarse del 86% de los niveles bajos de la pandemia, el consenso de analistas aún le da un potencial del 2,71%. El 67,7% de las empresas que siguen el valor aconsejan comprar, frente al 32,3% que recomiendan vender. Según el consenso de Bloomberg, el banco actualmente no cuenta con asesoría de ventas.

Credit Agricole: el dividendo más rentable del sector

Con un 7,6%, es el banco con dividendos más rentable del sector europeo. Desde 2014, la empresa francesa realiza un pago único al año. Esto se canceló en 2020, pero en 2021 Credit Agricole volvió a recompensar al accionista. Lo hizo el 9 de junio con un dividendo de 0,8 euros por acción, un 16% superior al distribuido en 2019, con un prepago de 0,69 euros. El agua vuelve a su curso, aunque todavía no hay fecha para el próximo reparto del banco francés, cuyo desembolso estimado para 2022 es del 59%. Según estimaciones de consenso de Bloomberg, Credit Agricole distribuirá un cupón de 0,95 euros por acción en mayo de 2021. De confirmarse este pago, la mejora en el dividendo a distribuir será del 18,7% respecto al distribuido este año. Las acciones tienen buenas recomendaciones del consenso de Bloomberg, ya que no tienen ningún consejo de ventas. El 70,8% aconseja comprar y el 29,2% restante cree que es hora de quedarse. El potencial es del 28%.

ING: Amortización de valores por 1.700 millones

El banco holandés, que está en su apogeo en 2018, retoma su política de retribución al accionista tras la suspensión impuesta por el BCE. La compañía, que tradicionalmente ha pagado dos cupones al año, no hizo ningún reparto en 2020. Sin embargo, ya entregó 0,12 euros brutos por acción en febrero y repartirá 0,48 euros brutos por cada título el 12 de octubre. La financiera, que es una de las diez empresas con mayor rentabilidad por dividendo proyectada para 2022, según el consenso de FactSet, en un 5,4%. Además, al día 5 siguiente se inició un programa de recompra de acciones por importe de 1.700 millones de euros. Según Citi, el mercado subestima la capacidad del banco para recuperar su patrimonio, a pesar de que este año ha crecido un 63% en la bolsa de valores. “ING tiene un historial de baja criminalidad y una sólida posición de capital (CET1 ~ 15,5%) y, a pesar del rally, cotiza a múltiplos razonables y tiene una reserva de 3.300 millones en pago de dividendos”, explica Bankinter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *