La banca de EE UU arrebata cuota en la Bolsa a los brókers nacionales | Mercados Financieros

Varios paneles y monitores muestran en el parqué madrileño la evolución de la Bolsa española.Ana Bornay (EFE)

Los brókers de la gran banca española han visto como en los últimos cinco años ha ido menguado su parte del pastel en la negociación de renta variable española ante el rodillo de los bancos internacionales. Su cuota de mercado ha pasado del 34,6% de 2019 al 28,06% del tercer trimestre de este año, según datos de la CNMV sobre miembros del mercado.

Los miembros del mercado son aquellos que ejercen de intermediarios financieros o puentes que canalizan las órdenes de compra o de venta desde el cliente final hasta el mercado. En el caso de las entidades de crédito nacionales, éstas han visto como en los últimos años su peso en el volumen de contratación ha ido menguando tanto en las Bolsas nacionales como en el mercado de renta AIAF. Los claros ganadores de este proceso son Bank of America, Morgan Stanley y Société Générale. El primero ha pasado de tener una cuota del 7,55% en 2019 al 14,86%. Cinco años en los que además ha pasado de operar como sociedad de valores nacional, a través de Merrill Lynch Capital Markets España, a hacerlo como Bank of America Securities Europe. Una operación directamente ligada al Brexit, dado que las entidades financieras con sede en la City tuvieron que migrar sus actividades a la UE y aprovecharon para sustituir sus vehículos por otros europeos creados tras la salida de Reino Unido de la UE.

De igual forma, Morgan Stanley, que en 2020 dejó de operar en España como agencia de valores para pasar a funcionar como sucursal de su matriz europea, Morgan Stanley Europe, ha incrementado su cuota en cinco años del 13,92% al 18,51%. Otro bróker que casi ha duplicado su peso en la contratación en Bolsa en estos últimos cinco años ha sido Société Générale. El banco francés ha pasado del 4,99% al 8,90% a cierre de septiembre.

Desde BME justifican este movimiento por la propia evolución de la estructura del mercado. “A nivel europeo, se están potenciando los esquemas de provisión de liquidez en las Bolsas. En el caso de la Bolsa española, la mayoría de estos participantes acceden al mercado a través de entidades internacionales”, reconocen fuentes del gestor de la Bolsa española, propiedad del grupo suizo Six.

Por contra, los brókers de la gran banca nacional son los que más peso pierden en este tiempo. La mayor caída es para BBVA, que retrocede al 3,61% desde el 11,96% de 2019, ejercicio en el que era el segundo bróker que más contrataba, solo por detrás de Morgan Stanley. Le sigue Sabadell, que se deja 3,6 puntos porcentuales en estos cinco años, mientras que Bankinter baja en 0,6 puntos y la fusionada CaixaBank-Bankia, 0,5 puntos. El único gran banco español que logra elevar su participación es Santander, que pasa del 8,16% al 14,72%.

Otro de los motivos del avance de los brókers extranjeros se debe a la aplicación de la directiva europea Mifid. Esta impulsó una mayor competencia entre las distintas plataformas de negociación y el avance de la negociación fuera de mercado. Con ello se buscaba que los intermediarios buscaran la mejor ejecución posible cada vez que casan una orden de un cliente, es decir, que traten de lograr para el cliente el mejor precio, ya sea a la venta –lo más caro posible– o la compra –lo más barato–.

Fuentes de BME añaden además que la mayoría de los grandes bancos internacionales cuentan con un sistema de gestión de órdenes (SOR, por sus siglas en inglés) que tiene en cuenta fuentes internas de liquidez, tales como los internalizadores sistemáticos, “lo que va en detrimento de las entidades nacionales”, justifican. Los sintetizadores automáticos son aquellos brókeres que de forma organizada y frecuente negocian por cuenta propia al ejecutar órdenes de clientes al margen de la negociación realizada en los centros de negociación.

Más allá del impacto en la gran banca española, el desplome de la cuota de mercado de todas las entidades nacionales, incluyendo a todas las empresas de servicios de inversión (ESI) y a las entidades de crédito nacionales, frente a las internacionales es también visible. Su parte del pastel ha pasado del 52,6% de 2019 al 38,1%. Por contra, las entidades internacionales, incluyendo ya los ajustes derivados del Brexit, se ha elevado en estos últimos cinco años al 61,9% desde el 45,5% previo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre el Autor