Keiko Fujimori condena fraude electoral sin pruebas y sacude la última parte del conteo de votos en Perú |  Internacional

Keiko Fujimori condena fraude electoral sin pruebas y sacude la última parte del conteo de votos en Perú | Internacional

La candidata peruana Keiko Fujimori durante una conferencia de prensa este lunes en Lima, en la que condenó un presunto fraude electoral.GIAN MASCO / AFP

Keiko Fujimori sacudió la última etapa del recuento de votos en Perú con sus sospechas. La candidata conservadora había asegurado durante la campaña que aceptaría los resultados, pero en el momento de la verdad llegó a cuestionar el proceso. Fujimori compareció en rueda de prensa este lunes, con Pedro Castillo con 95.000 votos adelantados y esperando las papeletas peruanas en el exterior para condenar indicios de contabilización de irregularidades que pudieran constituir fraude electoral. La política no ha proporcionado ninguna evidencia que sugiera que este sea realmente el caso.

«Hay una clara intención de boicotear la voluntad del pueblo», dijo Fujimori. Luego pidió a la gente que distribuyera videos que lo demostraran con el hashtag #FraudeEnMesa. Entre los indicios de los que habla están las impugnaciones al protocolo realizadas por miembros del partido de Castillo, procedimiento previsto por la ley que también utiliza su formación. Cuando los resultados de la tabla no les son favorables y el documento representa un defecto, los responsables del agraviado solicitan su nulidad. El electorado tiene la última palabra. En la práctica, no está mal desafiar una gran cantidad de minutos.

La mayoría de los incidentes fueron aislados en algunos colegios electorales que las autoridades permitieron, por lo que se conocen. El candidato de Fuerza Popular, que se postula para una tercera carrera presidencial consecutiva, tampoco tiene planes de hablar hasta que se cuente el 100% de los votos. Sin embargo, el profesor de izquierda Pedro Castillo se distanció en un 96,387% de la inspección (50,281% vs. 49,719%). Fujimori apareció entonces para despertar las sospechas de Pucerazo, acompañado de dos candidatos a la ocupación de los vicepresidentes de su hipotético gobierno.

Más información

La declaración de Fujimori contrasta con la valoración de las misiones de observación electoral. Por ejemplo, el jefe de la misión de la OEA felicitó a Perú el lunes por la tarde por la conducta pacífica y democrática del domingo. «Agradezco al electorado por organizar un proceso extremadamente complejo marcado por la pandemia y la polarización política», dijo Rubén Ramírez en un video publicado en Twitter.

Dada la pequeña diferencia entre el número de votos entre los dos candidatos y la lentitud de la verificación – las cuentas aún carecen del porcentaje de votos de las circunscripciones rurales y peruanos en el exterior – Castillo y Fujimori expresaron preocupación por el respeto que respeto a los votos, aunque solo el conservador ha hablado directamente sobre el fraude.

El jefe de la misión de la OEA pidió a Fujimori y Castillo que esperaran con paciencia y calma los resultados. «Todas las discrepancias», dijo, «se resolverán a través de canales legales». El líder de Fuerza Popular repite el escenario de 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski fue anunciado ganador -con décimas- en un conteo rápido por parte de un entrevistador. En los días siguientes, ella y su equipo de campaña condenaron el robo de su elección. Cuando el Jurado Nacional Electoral declaró a Kuczynski como ganadora, la líder de Fujimori y su partido frustraron al gobierno recién electo con una moción de censura.

A pesar de la actitud de Fujimori, no se ha dicho todo. La distancia sigue siendo reversible. Queda por contar los votos en el exterior, donde en teoría tiene más apoyo. “Sabemos que están llegando los votos de los peruanos residentes en el exterior y creemos que con el conteo de estas actas coincidirá la votación”, dijo.

Además, un informe de la Misión de la Unión Interamericana de Organizaciones Electorales reconoce los esfuerzos de la ONPE, el Instituto Electoral Peruano y el Jurado Nacional Electoral para «organizar un proceso justo y exitoso de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales». La Asociación para la Transparencia Civil, especializada en observación electoral, rechazó la posibilidad de hablar de «fraude electoral».

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual de la región

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *