Justicia se niega a indemnizar a Iberdrola por restringir el caudal de dos ríos en León |  Ciencias económicas

Justicia se niega a indemnizar a Iberdrola por restringir el caudal de dos ríos en León | Ciencias económicas

El Tribunal Supremo de Castilla y León (TSJCyL) desestimó la demanda de Iberdrola contra la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que exigía una indemnización de 265.000 euros para limitar el caudal de los tanques Ambasaguas y Vegacervera, en León, entre 2016 y 2018. La central hidroeléctrica esta compensación económica por la reducción en la producción de energía derivada de estas restricciones al uso de las centrales hidroeléctricas ubicadas en los cauces de los ríos Torio y Porma, decisiones que se tomaron por motivos ‘ambientales’, según la convicción, que es firme. La resolución llega semanas después de que el CHD, que depende del Ministerio de Transición Ambiental, abriera un expediente con la empresa para vaciar la Represa Ricobayo Zamorano este verano para optimizar la producción de energía en el salto. La ministra de Sucursal, Teresa Ribera, también condenó las decisiones de la empresa por el daño ambiental y económico causado en esta región de Zamora.

Más información

Iberdrola impugnó la decisión de CHD de no abonarle esa cantidad y exigió que se condene a la Administración a pagar 74.229,45 € por imponer estos flujos mínimos en 2016, otros 78.310,68 € en 2017 y 112.670,58 €. Para 2018, TSJCyL apoyó su decisión de “hacer el uso de energía hidroeléctrica en el interés público en general y el mantenimiento de un caudal suficiente para la piscicultura en particular “y destacó que el establecimiento de estos caudales ecológicos mínimos no implica una revisión de las concesiones para la operación de la presa. ya que el cumplimiento” está implícito en estos encabezados “.

La empresa también reclamó una indemnización, también rechazada, por el lucro cesante supuestamente derivado de la electricidad que no se produjo debido a este cumplimiento de los caudales ambientales incluidos en la normativa. El caso establece que esta retribución debe ser pagada “hasta la expiración del derecho de concesión de propiedad sobre la base de la fórmula de cálculo establecida en los informes periciales presentados”. Iberdrola, contactado por el diario, declinó comentar sobre la decisión desfavorable del tribunal.

La gestión de los embalses de Vegacervera y Ambasaguas y la creación de “arroyos ecológicos”, prosigue la carta, vienen “no solo de la voluntad de la administración, sino de la ley”, en particular de las leyes de aguas y del Plan Hidrológico Nacional. Por lo tanto, la administración no debe ser “responsable” de la “falta o reducción del flujo proporcionado”, ya sea por error u otra razón. En el caso del uso de Vegacervera, los magistrados judiciales administrativos del Juzgado de Distrito de Valladolid, en detalle, los concesionarios están sujetos a “cuántas obligaciones” se incluyen en el reglamento, mientras que en Ambasaguas el administrador debe cumplir al hacer uso de lo dispuesto en la Ley de Pesca Fluvial para proteger las especies que habitan estas aguas. Por tanto, consideraron que el Estado no estaba obligado a indemnizar al demandante.

La concesión de Iberdrola, señala la decisión, no da lugar al ‘uso absoluto’ de los ríos afectados, ya que deben estar sujetos a restricciones como caudal mínimo o restricciones generales de explotación. Por lo tanto, no entienden que la decisión de la CHD se refería a la adecuación de la concesión al plan hidrológico de la cuenca, sino que simplemente tenía por objeto proteger los caudales exigidos por las normas incluidas en el título de la concesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *