Juez libera a monje de Poblet, detenido por presunto tocar a un menor |  Cataluña

Juez libera a monje de Poblet, detenido por presunto tocar a un menor | Cataluña

Un juez de Waltz (Tarragona) puso en libertad a un monje de 68 años del monasterio de Poblet, acusado de cometer un delito contra la libertad sexual el 15 de agosto, presuntamente tocando a una niña de cinco años. La denuncia fue presentada por un turista alemán que filmó al sacerdote tocando a la niña. Los Mossos d’Esquadra detuvieron este miércoles al religioso, que quedó en libertad tras declarar ante un juez. El abad Octavi Villa ordenó una investigación canónica previa y, de acuerdo con el consejo del monasterio, prohibió cautelosamente todo trabajo pastoral y ordenó el abandono de la valla. Este será el primer caso de abuso que afecta a la comunidad cisterciense de este icónico monasterio real, uno de los más grandes de Europa, y a miembros de la orden profundamente aterrorizantes que han sido notificados por el propio abad, que no ha revelado la identidad de los acusados. , para mantener su presunción de inocencia durante la investigación.

Más información

Los hechos previos al arresto tuvieron lugar el día 15 a la salida de la mesa monástica, en la plaza del monasterio, cuando un monje hablaba con la familia de la niña de 5 años y el acusado jugaba con la menor en un área pública. Tofol Trepat, presidente del Patronato de Poblet, explicó que el monje salió de la liturgia a las 12:30 horas, acompañando a los padres de la niña, y en la plaza, frente a mucha gente, el menor bromeaba y hacía cosquillas frente a su padres. En un momento, la niña levantó la falda que llevaba, y aparentemente el monje estaba a punto de tocarla, un momento que un turista alemán tomó con su cámara. Cuando vio la foto y consultó con abogados de su país, le aconsejaron llevar la foto a la policía, por lo que presentó una denuncia con la foto antes. musgo, También interrogaron a la familia y aún no lo han hecho con el otro monje que estaba en el lugar.

La familia de la niña ha sido diligente en sus actividades religiosas en Poblet y no ha presentado ninguna denuncia ni cree que las acciones del monje puedan ser consideradas un delito, según fuentes del monasterio. Sin embargo, el abad de Poblet decidió mantener la destitución cautelar del monje mientras continuaba la investigación canónica y judicial. Trepat aseguró que “el maltrato de un menor a las 12.30 de la mañana no es creíble frente a la iglesia de la abadía, frente a los padres, que también son amigos de Poblet”. “Soy el primero en criticar la pedofilia, pero lo que pasó en este caso es una caza de brujas. Creo que sé que todo se ha aclarado, pero el daño ya está hecho “, dijo Trepat.

El abad también revocó todos sus derechos capitulares al monje e informó de los hechos a la Congregación Vaticana sobre la Doctrina de la Fe, a la que trasladaría los resultados de la investigación lo antes posible y expresó “plena cooperación” con Policía y Poder Judicial aclarar las responsabilidades que puedan surgir. Según informaron a Efe fuentes de los Mossos d’Esquadra, el monje fue detenido ayer tras ser citado a declarar en la comisaría de Valtz (Tarragona), está previsto que sea juzgado en las próximas horas y está acusado de un delito contra las relaciones sexuales. libertad mediante el tacto.

En un comunicado, la comunidad cisterciense de Poblet mostró su “solidaridad y apoyo a todos aquellos que puedan sentirse afectados por estos hechos, especialmente con la familia del menor”. “Esta situación nos duele profundamente y expresamos enérgicamente nuestro compromiso y deseo de luchar contra cualquier abuso en la Iglesia”, dijo el comunicado. “Este monasterio”, ha añadido, “un lugar respetado por los catalanes y la gente de todo el mundo por la acogida religiosa y cultural que aquí se ofrece, con las oportunas medidas de prevención, debe ser siempre un lugar absolutamente seguro para los niños … y los jóvenes”. . Confiamos en sus oraciones ”, concluye el comunicado de la comunidad de Poblet.

El abad de Poblet ha iniciado una investigación canónica. El caso causó profundo horror entre los miembros de la orden, quienes fueron informados por el propio abad, quien no reveló la identidad del imputado, con el fin de mantener su presunción de inocencia mientras continúa la investigación. En un video, el abad expresó “plena cooperación” con la Policía y el Poder Judicial para esclarecer los hechos y remover las responsabilidades que pudieran surgir, aunque exigió que se respete el derecho a la presunción de inocencia de los imputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *