Inmigración: Dos jóvenes detenidos por dirigir un barco desde Argelia a la costa de Almería |  España

Inmigración: Dos jóvenes detenidos por dirigir un barco desde Argelia a la costa de Almería | España

Dos personas fueron detenidas en Almería como presuntos patrones de un barco que estaba estacionado el 16 de agosto tras dos días de navegación. Una investigación de la Policía Nacional constató que dos de los ocupantes de la embarcación, que transportaba a 14 personas, fueron los responsables de utilizar sistemas de navegación para llegar a su destino frente a las costas de Almería. Se trata de dos argelinos, de 24 y 27 años, que ya han ingresado en prisión, acusados ​​de un delito contra los derechos de los extranjeros. En lo que va de año, decenas de detenidos se han registrado en Almería por los mismos motivos. Otros dos fueron condenados en julio a cinco años y siete meses de prisión después de ser arrestados en el verano de 2020 en circunstancias similares.

El viaje del pater comienza la tarde del 14 de agosto, según informaron fuentes de la Unidad de Extranjería de la Policía Nacional en Almería. La historia de los 14 migrantes que viajaron hasta allí, todos argelinos, muestra que fueron reunidos por una organización criminal hace unos días en una casa de seguridad en la ciudad costera de Orán. Tras pagar 5.000 euros, 12 de los migrantes fueron trasladados en coche a las playas de la localidad de Ain El Turk, municipio de unos 40.000 habitantes a 20 kilómetros al noroeste. Luego de una larga caminata hasta una zona rocosa, fueron recogidos por una lancha alquilada por la organización, de seis metros de largo y dos de ancho. “Esta es la zona de donde parten el 80% de las embarcaciones que llegan a Almería”, dijeron fuentes policiales.

El barco contaba con un motor de 80 caballos, una potencia cada vez más común que permite a las organizaciones criminales recorrer 100 millas náuticas (unos 185 kilómetros) que separan el norte de Argelia de la costa de Almería en unas cuatro horas. Sin embargo, a unas 30 millas de España, el barco se quedó sin gasolina y sus pasajeros se quedaron sin comida ni agua durante dos días. Un barco mercante que los vio dio aviso de su rescate, que luego realizó un Rescate Marítimo. Luego de llegar al puerto y recibir atención médica de la Cruz Roja, la Policía Nacional siguió los procedimientos establecidos en la Ley de Extranjería e inició una investigación para determinar quién era el responsable de pilotar la barcaza.

Aunque a los migrantes se les ordenó decir que todos conducían el barco, las investigaciones pudieron identificar a los dos responsables, ambos de nacionalidad argelina. A los 24 y 27 años se encargaron del manejo de la embarcación y de los sistemas de posicionamiento durante toda la travesía para llegar al destino planificado, que en estos casos suele ser las playas entre Garrucha y Carboneras, al norte del Parque Natural Cabo de Gata. “Nuestra prioridad es el trato adecuado a los migrantes, y desde allí siempre intentamos averiguar quién es el responsable de estas mafias”, explicaron desde la Policía Nacional de Almería, destacando que la mayoría de personas que llegan en estos barcos a suelo almeriense, Suelen acudir a apartamentos seguros, donde permanecen ocultos para continuar su viaje a Francia más tarde. “Quedan muy pocos en España”, dijeron las mismas fuentes.

Viajes más rápidos y de regreso

La llegada de barcos a Almería tiene un importante punto de partida en las inmediaciones de Ain El Turk. Fuentes policiales explican que hay muchas pequeñas organizaciones en este municipio y en Orán dedicadas a organizar viajes ilegales a las costas de Almería. Lo realiza una media de entre 10 y 18 pasajeros, que pagan entre 3.000 y 5.000 euros por el viaje. Recientemente, los precios han subido – antes de apenas tocar los mil euros – porque los barcos tienen mejores motores – con hasta 200 caballos de fuerza – y por tanto la transición es mucho más rápida. Aunque el destino habitual es una zona concreta al norte de Almería, en ocasiones se desvían y terminan más al sur o al norte, ya en la zona de Murcia. Los pasajeros suelen ser de origen argelino, aunque la presencia de ciudadanos marroquíes va en aumento, según información policial, que muestra que en lo que va de agosto han llegado a las playas de Almería más de 20 embarcaciones.

Una vez en tierra, los migrantes desembarcan y los capitanes giran sin tocar tierra para regresar a la salida. “A veces la gente también viene aquí para viajar a Argelia”, dijeron fuentes policiales. Esta ruta de retorno es la que suelen elegir las personas que tienen alerta de arresto y prefieren utilizar estas rutas. pirata. “Son puntos en los que saben que tienen pocas posibilidades de ser descubiertos. Está claro que no localizamos todas las embarcaciones que llegan a Almería ”, insiste la Unidad de Extranjería de la Policía Nacional en la provincia de Andalucía, donde hasta el momento se han realizado decenas de detenciones de capitanes.

Además, el Poder Judicial condenó recientemente a otros dos detenidos en agosto de 2020 a cinco años y siete meses de prisión por dirigir un barco con otras 13 personas a bordo desde Orán hasta Almería. Tienen 24 y 30 años y fueron encontrados a 15 millas náuticas de la costa de Almería, pero lejos de detenerse aceleraron para llegar a la costa. Tras desembarcar de los pasajeros, los capitanes giraron, aunque fueron perseguidos por el servicio naval de la Guardia Civil. Finalmente fueron detenidos y ahora condenados por la Audiencia Provincial de Almería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *