Getafe - Sevilla: Lamela lanza al Sevilla  deporte

Getafe – Sevilla: Lamela lanza al Sevilla deporte

Lamela, que marcó para el Sevilla, cambió el ritmo ante Arambarri y Maksimovic.PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

El Getafe, ligado a un fantástico trabajo defensivo, estuvo a punto de desactivar al Sevilla, que sacó del gran momento del equipo y de Lamela para marcar el gol de la victoria en la prórroga y acabar con las esperanzas del equipo de Michelle. Esto es lo que debería tener un gran personal. Julen Lopetegui sacó todos los elementos posibles y cantó bingo en la prórroga, en el minuto 93. Lo más justo sería un empate, pero la calidad de los sevillistas acabó por desequilibrar el choque, con Rafa Mir y Lamela, dos firmas, de los protagonistas. Con la victoria, el Sevilla es líder igualado en puntos al Atlético. Victorias de este tipo tienden a construir equipos campeones, aunque hay un mundial por delante para valorar las aspiraciones globales de este Sevilla.

Michelle seguramente querrá cambiar la cara del Getafe en algunos temas. Evidentemente, el técnico no va a transformar lo bueno que ya tenía este equipo, casi de serie. Un conjunto muy bien colocado en el campo, que hizo de la presión y la intensidad de su principal arma. Todos se parecen mucho a la era de Bordalas. Y lo hizo, incapaz de confiar en elementos como Kukurela, que no fue convocado hasta que se completó su marcha sobre Brighton. Fue un ejercicio de insistencia contra un rival que ofreció cinco minutos aceptables y luego fue eliminado. O fue eliminado. El Sevilla, que está construyendo un gran equipo, se estrelló inevitablemente ante el excelente planteamiento del Getafe.

Solo en las primeras incursiones del juego encontró una salida por el ala izquierda, con Akunya como personaje principal. Un oasis en el desierto del juego que llegó después. Como Jordan, Papu y Oscar estaban muy bien cerrados por los centrocampistas del Getafe, el Sevilla vivía solo del trabajo de Fernando y de alguna aparición pasajera de Suzo. Muy poco, casi nada, para un equipo que llegó al Coliseo con la intención de seguir al Atlético. El Getafe fue el que más llegó en una primera parte aceptable, aunque también es cierto que a pesar de la movilidad de jugadores como Sandro o Alenya, no crearon un peligro real para el Sevilla. La única opción clara para toda la primera parte fue un centro al área pequeña de Papu, al que Kunde no alcanzó ni por milímetros, todavía un jugador del Sevilla que estaba esperando que el Chelsea hiciera la gran oferta que tanto ansían los técnicos andaluces por.

El resto fue una canción sobre la desesperación de los jugadores de Lopetegui perdidos en el fútbol sin quitar la garrapata ni cambiar el ritmo. Todo era tan previsible que el Getafe lo vivió muy cómodamente, mejor calculado por su rival. Eso sí, entre los dos equipos no contaron ni un disparo a puerta en los primeros 45 minutos.

El juego mantuvo su tono suave en la segunda mitad. El primer disparo entre los tres palos llegó en el minuto 70, de Idrisi. El ala sevillista fue uno de los recursos que utilizó Lopetegui para cambiar la cara de su débil partido. Sevilla tiene muchos recursos. Rafa Mir debutó y entraron Lamela y Rakitic. La mejor oportunidad llegó con un cabezazo de Diego Carlos, que obligó a Soria a atajar a las mil maravillas. Koundé tuvo una nueva oportunidad de piezas asignadas, único recurso que el Sevilla parecía suponer un peligro para este sólido Getafe. Solo en la secuela, entre Mir y Lamela llegó el gol de la victoria de Andalucía. Mir entró al área y disparó la varita. El argentino sumó su tercer gol en Liga, recogiendo la negativa. Algo que desencadenó las bondades del Sevilla y que decepcionó a este buen Getafe, que tenía un punto en el bolsillo. Con un suspiro, todo desapareció para el equipo madrileño.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *