Fiscales apelan el cierre de 'caso de cocina' tras ver 'pruebas suficientes de delito' contra Cospedal |  España

Fiscales apelan el cierre de ‘caso de cocina’ tras ver ‘pruebas suficientes de delito’ contra Cospedal | España

La Fiscalía Anticorrupción presentó este lunes una denuncia contra la orden del juez Manuel García Castellón, dando por terminada la investigación de Estuche de cocina, el presunto espionaje ilegal de la ex hacienda del PP por parte de la dirección política y policial del Ministerio del Interior entre 2013 y 2015 por sustracción de documentos que pudieran incriminar a la formación conservadora y al gobierno de Mariano Rajoy. La Fiscalía entiende que de la investigación se desprende que existen “suficientes indicios del delito” contra María Dolores de Cospedal, exsecretaria general del Pueblo Popular, por lo que solicitó a la Audiencia Nacional llamar a un juez para imputarla, y siguió investigando. los datos, que sugieren que Mariano Rajoy conocía el funcionamiento del comisario retirado José Manuel Villarejo.

Anticorrupción considera “prematuro” poner fin a la investigación, que el investigador Manuel García Castellón resolvió en julio sin realizar importantes diligencias en el caso solicitado por la Fiscalía, según fuentes de la Audiencia Nacional donde se investiga el caso.

Este es uno de los motivos que están utilizando los fiscales en su recurso de apelación ante la Sala Penal de la Audiencia Nacional este lunes, pidiendo que se anule la orden que revoca la orden del juez. En su denuncia, la Fiscalía explicó en un comunicado que también quieren que se exija al PP que informe quién recibió el número de teléfono a través del cual, según el comisario retirado José Manuel Villarejo, se comunicó con el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, de quien dijo que era informado sobre la operación.

El magistrado dictó acusación el 29 de julio contra el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz; su número dos, El secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y nueve policías, entre ellos el ex subdirector de Operaciones Eugenio Pino y los comisionados José Manuel Villarejo y Enrique García Castagno. El mismo magistrado decidió entablar una demanda contra María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, cuando ocurrieron los hechos, por considerar que las pruebas existentes no eran suficientes para llevarla a juicio.

Más información

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también apeló la decisión del juez, diciendo, al igual que la fiscalía, que el proceso Anticorrupción debe llevarse a cabo unas semanas antes de que el instructor complete la investigación. Fernández Díaz recuerda que su nombre no aparece en Documentos de Bárcenas y por tanto no tiene ningún interés en la causa, a diferencia de lo que sucedió con los principales dirigentes del PP entre 1990 y 2009. Además, afirmó en su llamamiento que Bárcenas era tesorero del PP y no tesorero del Ministerio del Interior. , y ese tuyo número dos, Francisco Martínez pudo obtener órdenes para llevar a cabo el operativo desde otras áreas, como el PP o el propio gobierno, sin su conocimiento. Fernández Díaz niega haber dado órdenes de espiar a Bárcenas y asegura que las pruebas presentadas por él número dos para acusarlo es falso.

“El origen de Operación Cocina no está vinculado ni afectado por el Ministerio del Interior. Es evidente que Bárcenas era tesorero del Partido Popular, no del Ministerio del Interior, y no dependía ni estaba afiliado al ministerio. Y fue Jorge Fernández Díaz quien no se vio afectado ni herido por el resultado de la investigación separada. Documentos de Bárcenas. Su nombre nunca ha sido vinculado al tema, por lo que tiene poco interés o motivación para un operativo policial destinado a robar información de esta investigación judicial ”, dijo el abogado del exministro en la denuncia.

El exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez intentó demostrar la implicación del exministro en los hechos a través de actos notariales que incluían varios mensajes de WhatsApp que probarían que quien le ordenó lanzar esta operación ilegal de espionaje en Bárcenas fue su jefe directo, el exministro. Jorge Fernandez Diaz. Pero intentó sin éxito demostrar que no había enviado los mensajes. El dispositivo desde el que envió las supuestas órdenes a su número dos En cuanto a la operación ilegal, no se puede analizar, ya que el exministro solo ha cedido la nueva terminal, que aún existe donde no aparecen estos informes.

En cuanto a la responsabilidad del gobierno de Mariano Rajoy o de la cúpula del PP en los hechos investigados, el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez dijo en su última comparecencia ante el juez que la decisión de investigar a fondo a Bárcenas la tomó el Consejo de Ministros en agosto de 2013. y que en realidad le dijeron que hablara con el director del CNI, entonces Félix Sanz Roldan, por si podía proporcionarle información sobre los movimientos del ex tesorero del PP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *