Feminismo: Parlamento de el Salvador propone despenalizar el aborto  Internacional

Feminismo: Parlamento de el Salvador propone despenalizar el aborto Internacional

Manifestación en agosto de 2019 en El Salvador por la liberación de una mujer detenida por aborto.Salvador Meléndez / AP

La Asamblea Legislativa de El Salvador, controlada por el presidente Naib Bukele, continúa con sus controvertidas medidas. Esto último está vinculado a la despenalización del aborto en el país centroamericano, uno de los cinco del mundo donde está totalmente prohibido. Los legisladores acordaron presentar una propuesta de reforma al Código Penal, presentada por grupos feministas en 2016, que propone la despenalización cuando la vida de una mujer está en riesgo por violación o cuando se registran malformaciones fetales «que hacen imposible la vida fuera del útero». “. La decisión del Parlamento es un duro golpe para los derechos de las mujeres en uno de los países más violentos de América Latina, donde entre 2000 y 2014 al menos 49 mujeres fueron condenadas por delitos de aborto y las autoridades condenaron a otras 250 mujeres por aborto.

Más información

“En el país, las mujeres son injustamente criminalizadas, perseguidas y estigmatizadas. Las chicas tienen que quedar embarazadas. Esta es la realidad concreta que tenemos los salvadoreños. Sin embargo, la nueva legislatura volvió a fracasar al enviar a los archivos una propuesta para despenalizar el aborto. Esto es lamentable porque la Asamblea no puede tomar medidas que vayan en detrimento de nuestros derechos humanos ”, dijo la activista Sarah García Gross en un video publicado en Twitter. La feminista dijo que la decisión la tomaron los parlamentarios sin dialogar con los grupos que presentaron la iniciativa en 2016. «Ni siquiera escucharon a las mujeres que accedieron a estos procesos», se quejó. «Queremos que nos expliquen las razones por las que están presentando una propuesta relacionada con la dignidad de la mujer salvadoreña», agregó García Gross. La decisión legislativa ya ha provocado reacciones a nivel internacional. Erica Guevara-Rosas, directora para Estados Unidos de Amnistía Internacional, dijo en Twitter que la prohibición total del aborto «es una grave violación de los derechos humanos y una vergüenza internacional para El Salvador».

La feminista salvadoreña Morena Herrera describió la decisión de los legisladores de su país como un «error» y dijo que las mujeres se movilizarían para pedirle a la Asamblea que considere sus derechos y apruebe una legislación a favor del aborto. “En El Salvador, la modificación de la ley penal sobre el aborto sigue siendo urgente, pues existen evidencias de niñas embarazadas de 10 años que deben poder interrumpir sus embarazos. «Las mujeres también siguen muriendo, lo que refleja que el personal médico tiene una inseguridad jurídica sobre continuar y salvar sus vidas», dijo Herrera en una conversación telefónica con EL PAÍS en San Salvador. En el estado centroamericano, el personal de salud se ve obligado a notificar a las autoridades cuando una mujer tiene un aborto por temor a ser procesada por las estrictas leyes del país. «Queremos [a los legisladores] que corrijan el error y aprueben la despenalización porque es un problema de salud para las mujeres ”, dijo Herrera.

El Salvador es uno de los países que ataca a las organizaciones internacionales debido a sus estrictas leyes contra las mujeres que abortan. El año pasado, un grupo de expertos de Naciones Unidas pidió al gobierno del controvertido presidente Bukele que liberara a tres mujeres que habían sido encarceladas por emergencias obstétricas durante un embarazo que derivó en abortos espontáneos. La agencia las consideró «detenciones arbitrarias» e instó a El Salvador a indemnizar ellos por los daños causados ​​y ordenar una investigación exhaustiva e independiente de las detenciones con el fin de sancionar a los responsables. Uno de estos casos es el de Evelyn Hernández, quien fue arrestada en 2016 luego de someterse a un parto ambulatorio en el baño de su casa. El bebé murió. Ni siquiera sabía que estaba embarazada. Fue sentenciada a 30 años de prisión por homicidio agravado, pero fue absuelta el año pasado después de años de presión internacional.

Además de postergar la propuesta de despenalización del aborto, la nueva asamblea ha paralizado al menos 30 iniciativas para considerarlas «obsoletas», entre ellas una ley de protección a periodistas, otra que ofrece protección a defensores de derechos humanos, y propuestas conocidas como Ley de identidad de género Y. Ley Especial de Igualdad y No Discriminación, una iniciativa lanzada en 2018 que tiene como objetivo reducir los niveles de discriminación que sufren las personas de la comunidad LGBTI en El Salvador. “Las razones por las que se pospusieron estas dos propuestas son simplemente absurdas. No son parciales ni anticuados y corresponden a la urgencia de nuestra realidad. “Estas iniciativas representan el arduo trabajo de las organizaciones trans que buscamos apoyar para que ingresen a la Asamblea como proyectos de ley, este es un trabajo que nos ha llevado años lograr”, escribió la activista Bianca Rodríguez en un artículo publicado en diario digital. El faro. “Con estas acciones, el estado salvadoreño aumenta las brechas de desigualdad y desigualdad entre las personas, y con la constitución de un nuevo partido gobernante, la población desfavorecida queda más a costa de sufrir violencia y discriminación y sin un estado que nos proteja. «, dijo.

La decisión de la nueva asamblea se produce semanas después de que su primera reunión aprobara la destitución de los magistrados titulares y diputados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema, decisión que provocó el rechazo internacional y enfrentó abiertamente a Bukele con Washington, quien advirtió al joven presidente de El Salvador sobre las consecuencias que su deriva autoritaria puede tener sobre las relaciones bilaterales.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS América y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual de la región

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *