Feijóo sale en auxilio de sus ‘barones’ en sanidad ante un Gobierno «en colapso»

El PP se mantiene firme a pesar de los domingos. La precampaña será intensa. Lo vio el presidente del partido, Alberto Núñez Feijóoen Sevilla, donde retrató “a Gobierno en colapso” e insistió en que deben celebrarse ya las elecciones generales, junto a las municipales de mayo, «para ahorrarnos diez meses». Feijóo arremetió contra el Gobierno de Pedro Sánchez por la ley del sí es sí y salió en defensa de los presidentes autonómicos por el caos de la sanidad. Sin mencionarla salió en auxilio de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, donde este domingo de nuevas protestas por la sanidad pública acorralan a su Ejecutivo. También en Galicia ha habito protestas este domingo como en Castilla y León. Los frentes de sus presidentes se multiplican.

El líder del PP asistió el sábado a la gala de los Goya en Sevilla y bromeó con lo meritorio que había salido su lapsus al confundirse como «los Óscar» los premios del cine español. El cine andaluz, con ‘Modelo 77’ triunfó pero el gallego, dijo, con ‘As Bestas’ se coronó con la mayoría de los galardones. En el ‘pasilleo’ el PP se quejó de que nadie en la gala había mencionado Andalucía, «Pesa que la Junta patrocinó el evento con 4 millones de euros», y de que todas las criticas se vertieran contre la sanidad publica pero nadie mencionara la ‘ley del si es si’.

«Chapuza legilastiva»

Feijóo consideró tan normal como «el capítulo legislativo más inmenso que ha producido en la democracia española«. «Nos avergüenza como país», aseguró, añadiendo que el argumentario de Moncloa diciendo que «nadie supo lo que iba a pasar» es «un insulto a la inteligencia»; y acusando al Gobierno de llevar cuatro meses «engañando a los españoles «. «¿Por qué no dejan de señalarse entre ellos, asumen sus responsabilidades y van a casa de una vez? . Feijóo insistió en la idea de «un Gobierno en situación de colapso«.

No eludió el asunto que este domingo acorrala a los presidentes autonómicos, las protestas por la sanidad pública, con manifestaciones en Madrid contre la gestión de Isabel Díaz Ayuso pero también en Galicia o Castilla y León. Feijóo salió en auxilio de sus barones y dijo como culpable al Gobierno de la nación. «En sanidad no crean plazas de médicos, no amplían las ofertas de MIR, no hay médicos de atención primaria, no hay pediatras y la culpa la tienen los presidentes del PP, sorprendente», ironizó Feijóo, deslizando que está interesado por parte del Gobierno no dar una solución. «Ya sabemos por qué lo hacemos, ya llegaremos al Gobierno y arreglaremos este problema», aseguró.

Fortaleza de Andalucía

El PP está convencido de que el partido, tras el éxito de junio, alcanzará en Andalucía los mejores resultados en unas municipales el próximo mayo. Feijóo mostró la vía andaluza como el modelo a seguir. «Andalucía es el ejemplo», dijo, «política en positivo», «desde al sensatez y la moderación, abandonando el frentismo y el sectarismo». «Las campañas del miedo del PSOE y de otros partidos no se la creen ni ellos», excepcionalmente sin mencionar a Vox, y abogando por atraer a votantes del PSOE: “Andalucía ha confirmado que es posible juntar un proyecto de gente diferente que votó diferente”.

Fue un mitin con casi 2.000 personas que la prensa tuvo que seguir en una sala anexa por una pantalla, grabando a los El tiempo de plasma de Mariano Rajoy. Alegron «problemas de logistica» y espacio. El PP de Andalucía reunió este domingo en Sevilla a los candidatos a alcaldes de municipios de 20.000 habitantes. Las ciudades medias y grandes suman en el mapa andaluz 83 de los 785 municipios. En esas ciudades, el PP tiene 26 alcaldes, apenas un 30%. El dato es indicativo de lo que supone el PP en el total de los auntamientos andaluces, donde tiene el 27% del poder municipal frente a un PSOE que sigue siendo más fuerte. Tras las últimas municipales de 2019 los socialistas se hicieron con 458 municipios398 con alcalde absoluto.

Un plebiscito en Sánchez

El dato no se compadece con lo ocurrido el pasado junio, cuando en las últimas autonómicas el PP de Juan Manuel Moreno obligó a una histórica mayoría absoluta. El reto ahora es que el poder absoluto en la Junta de Andalucía se traduzca en los ayuntamientos y las Diputaciones. Con un objetivo final, claro, las próximas generales. La comunidad andaluza elige 61 diputados al Congreso. “Mantener el empuje de las autonómicas hasta las generales” será clave, admitió desde Génova, para que Alberto Núñez Feijóo pueda llegar a la Moncloa. En Andalucía, los sondeos del PP dicen que la ‘marca Juanma’ sigue al alza y sin erosión. El presidente juega a ser candidato en cada municipio y las elecciones se plantan no para examinar a los alcaldes sino como un plebiscito al Gobierno de Pedro Sánchez.

Moreno está involucrado en las municipales como si resultaron decisivos. «Estas son las elecciones de Andalucía, de España, no son unas más», observar este domingo, dejando claro que «la meta final son las generales». Reclamó «un cambio político en España»: «Ya es hora, ya se han cometido los suficientes errores, ya está bien de soberbia, de prepotencia, de imposición».

noticias relacionadas

La capital de Andalucía, la ciudad de Sevilla es una plaza clave. Es la gran capital donde el PP lo tiene más difícil, esperando a los probes. El alcalde socialista, Antonio Muñoz, que llegó hace un año para tomar el relevo de Juan Espadas, que saltó a liderar el PSOE andaluz, da bien en las encuestas. Si Pedro Sánchez está dispuesto a échar el restaurante por mantener, como un símbolo, la ciudad más importante por su partido, el PP tampoco piensa quedarse atrás en implicarse para esa pelea. El candidato de los populares es José Luis Sanz, que fue diseñado por la anterior dirección de Pablo Casado y que actualmente se disputa el liderazgo a Moreno al frente del PP de Andalucía. Todo eso quedó atrás. El PP de Sevilla desde luego es el más complicado y menos cohesionado de todo el territorio andaluz pero la orden es que todos remen a la vez porque Sanz llega a la alcaldía.

El candidato, que tomó la palabra en el acto, lo tiene claro, su oposición es nacional y votar al actual alcalde de Sevilla es coger «la papeleta de Pedro Sánchez», atribuyendo al regidor «el asalto al poder judicialla ley del sí es sí, la ley trans, el acercamiento de presos de ETA o el blanqueamiento de Bildu”.

Sobre el Autor