En 2020, los comerciantes pagan a los bancos 562 millones por compras con tarjeta, un 15% menos que el año anterior |  Ciencias económicas

En 2020, los comerciantes pagan a los bancos 562 millones por compras con tarjeta, un 15% menos que el año anterior | Ciencias económicas

El cliente paga con su tarjeta de crédito en un archivo.

El uso de tarjetas como medio de pago se ha ido extendiendo desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Inicialmente, había que evitar el contacto con billetes y monedas por miedo a contagiarse. Con el tiempo, la conveniencia de este sistema de pago lo ha hecho crecer, pero sigue siendo minoritario en las pequeñas compras. La Confederación Española de Comercio garantiza que “ocho de cada diez compras se siguen realizando en efectivo”.

Nadie duda de que esta tendencia, impulsada por los bancos, va en aumento. Pero cuesta el precio del negocio. El tipo medio real aplicado en 2020 fue del 0,35% del importe abonado, según el Banco de España. Dado que el volumen de ventas a través de tarjetas es de 160 551 millones, las empresas han pagado 562 millones a entidades financieras.

Esta cifra es un 15% inferior a la pagada en el año anterior por dos motivos: el tipo medio aplicado por los bancos pasó del 0,42% en 2019 al 0,35% antes mencionado. Por otro lado, la crisis económica provocada por la pandemia ha provocado una ligera reducción de las ventas. Durante los últimos cinco años, las empresas han pagado una media de 580 millones de euros al año para aceptar pagos con tarjeta de sus clientes.

Si llegamos al detalle de la facturación del comercio electrónico en España, es decir, solo las compras online, en 2020 la facturación supera los 51.600 millones de euros, un 5,8% más que el año anterior. En el cuarto trimestre de 2020 aumentó un 9,3% anual hasta alcanzar los 14.613 millones de euros, según los últimos datos de la CNMCData.

Más información

Pero no todos los precios son iguales. Las más caras son las que se aplican a transacciones de “low value” -compras que no superan los 15 euros- que tienen que pagar el 0,62%. Por este motivo, algunas empresas advierten que no está permitido pagar con tarjeta si el importe es de 15 euros o menos. El apego al dinero de plástico para casi todo, sobre todo porque también está disponible en la pantalla del móvil, resume los pequeños pagos en cafés y tiendas.

Los precios más caros para agencias de viajes y hoteles

En cuanto a los sectores, es importante que el sector turístico, que vive uno de los momentos más críticos de su historia, soporte una de las comisiones medias más altas, con un 0,59% de agencias de viajes y un 0,62% de hoteles. Los restaurantes y supermercados también enfrentan comisiones ligeramente superiores a la media de 0,47% y 0,40%, respectivamente. Asimismo, el retail destaca por encima de la media en un 0,40% y las farmacias en un 0,38%, según el Banco de España.

En el primer trimestre de 2021, último dato conocido, el porcentaje medio no ha variado respecto a diciembre de 2020, aunque el mínimo ha bajado del 0,22% al 0,14% y el máximo ha subido del 0,62% al 0,75%.

El mayor uso de la tarjeta se refleja en el incremento en el número de operaciones en terminales de venta (TPV), que aumentó un 4,40% en 2020, sumando más de 4.700 millones de transacciones a través de estas pequeñas máquinas. Cabe destacar que aunque las operaciones van en aumento, son cada vez más pequeñas, como se puede ver en la facturación total para 2020 es menor que la del año anterior. Hace cinco años, esa cifra era de 3.000 millones, según el departamento de sistemas de pago del Banco de España.

Tanto la asociación bancaria AEB como CECA coinciden, destacando que las tasas de interés de tarjetas y TPV han “caído significativamente en los últimos años en un entorno altamente competitivo” y que muchas empresas, especialmente las pequeñas, tienen tasas fijas que en ocasiones son insignificantes, especialmente si se considera la beneficios de contar con medios de pago amigables con las ventas ”. Sin embargo, hay que recordar que los tipos de interés publicados por el Banco de España son los tipos de interés reales que se aplican a las empresas, por lo que ya deberían estar incluidas las ofertas de los bancos.

Dudas sobre el aumento de ventas

AEB recuerda que el número de terminales de venta (TPV) adquiridos por las empresas aumentó un 9%, “lo que es un buen reflejo del valor que estas máquinas aportan a sus ventas”. CECA destaca la mayor calidad y seguridad de los pagos que existen en España frente a “otros mercados cercanos”. Y recuerdan el descenso de las tasas medias.

Sin embargo, fuentes de la Confederación Española de Comercio (CEC) discrepan rotundamente. Según él, “las tarifas por uso de la tarjeta no son insignificantes, como dicen los bancos. De hecho, lo que se paga por TPV y tarjetas es una cifra superior a los costes que llevaron a la adaptación de las medidas covid-19.

Por ello, esta asociación se opone a limitar los pagos en efectivo a 1.000 euros, algo que entiende aumentará el uso de la tarjeta. En otros países, este tipo de medidas no ha servido para acabar con la economía sumergida. Además, se debe respetar a los ciudadanos que no quieren tener cédula, porque no rechazan el control que imponen ”, dijeron estas fuentes. También aseguran que el costo de usar efectivo sea menor que el de las tarjetas.

Eduardo Zamacola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio de Textiles y Complementos para la Comunidad de Madrid (Acotex), reconoció la rebaja de comisiones, pero coincidió con la CCA en que era “un precio muy elevado para comerciar, sobre todo para las pequeñas” . Zamácola confirma que el dinero plástico no ha aumentado las ventas y se opone a reducir los pagos en efectivo a 1.000 €. “El precio de las tarjetas llega en un momento en el que no hay márgenes en el comercio”, se queja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *