Elon Musk vuelve a hacer viral a El Risitas | Tecnología

Juan Joya Borja, también conocido como El Risitas, vuelve a inundar las redes sociales. Aunque, en realidad, nunca las abandonó: sus carcajadas en una entrevista de Jesús Quintero son un meme ya clásico en países como Estados Unidos, Francia o Finlandia. El dueño de X (antes Twitter), Elon Musk, ha recuperado el vídeo del español y lo ha adaptado al tema del momento en Silicon Valley: el despido de Sam Altman por parte de OpenAI y su fichaje posterior por Microsoft.

Musk se sirve del meme de El Risitas para mofarse de la situación en OpenAI, la empresa desarrolladora de ChatGPT. Mientras Joya Borja le cuenta a Quintero una anécdota con unas paelleras de cuando trabajaba de pinche en un restaurante, los subtítulos del vídeo narran en tono humorístico el despido por sorpresa el pasado viernes del consejero delegado de OpenAI, Sam Altman, y su posterior fichaje por Microsoft, que se hizo público el lunes. “No podemos permitir que la AGI [inteligencia artificial general, la que igualará o superará a la del ser humano] caiga en malas manos”, lee la cartela mientras El Risitas habla en tono serio. Pausa dramática, golpe seco en la mesa: “¡Y luego llega Satya [Nadella, consejero delegado de Microsoft] y captura toda la jodida compañía!”, dicen los subtítulos justo antes de que el humorista suelte la primera de las carcajadas del vídeo.

El meme ha dado tantas vueltas que incluso circula una versión del vídeo en la que, en vez de escucharse el audio original de la entrevista de Canal Sur, se ha usado una herramienta de inteligencia artificial para que Joya Borja lea con su propia voz y entonación los carteles escritos por Musk.

Joya Borja se dio a conocer en 2000 en el programa de Jesús Quintero. No tardó en forjar expresiones ya plenamente integradas en la cultura pop española, como su “¡cuñaaaao!” o su icónica risotada aguda. El salto internacional lo dio en 2015, cuando alguien decidió subtitular la famosa entrevista con carteles que se reían del relanzamiento de la saga de películas Spiderman tan solo un año después de la última entrega.

No tardó a replicarse el experimento, esta vez haciendo pasar a Joya Borja por un ingeniero de Apple que contaba entre risotadas las características del último ordenador portátil lanzado por la tecnológica ese mismo 2015: “No tiene puertos USB, tiene un procesador móvil y cuesta 1.299 dólares”. También ha sido ingeniero de Nvidia o azote de la selección de fútbol de Alemania, entre otros.

Las distintas versiones de los vídeos de El Risitas acumulan millones de reproducciones en YouTube, lo que le han convertido en un icono en internet, hasta el punto de que su cara es un emoticono en Twitch, y le ha llevado a rodar anuncios televisivos. En el mundo anglosajón se le conoce como Giggles (risillas) o Spanish laughing man meme (el meme del español que se ríe).

También se convirtió en un emblema para la extrema derecha francesa. El Frente Nacional de Marine Le Pen se sirvió de la imagen del sevillano, popular entre ciertos sectores foreros de las juventudes galas, para tratar de captar voto joven. Al parecer, el origen de su éxito en Francia se le puede atribuir a unos chicos de Issou, a las afueras de París, a quienes les hizo gracia cómo decía Jesús (en referencia a Quintero), que se pronuncia de forma parecida. La bola se fue haciendo grande hasta que su imagen quedó asociada a la extrema derecha. También se usó para reaccionar de manera burlona a la apertura del canal de YouTube de Florian Philippot, entonces vicepresidente del Frente Nacional.

Vista la repercusión de la última reaparición del meme a cuenta de Musk, la Radio Televisión de Andalucía le recordó ayer al magnate estadounidense que hay que pagar derechos de imagen si decide reproducir una emisión de su cadena. “El coste de la licencia de uso de las imágenes depende del volumen, tipo de producción y su ámbito de difusión. A ti te sale ‘a pagar’ que significa pay now”, posteó la corporación en X.

Juan Joya Borja murió a los 65 años en Sevilla en 2021 tras unos meses ingresado en el Hospital de la Caridad por la amputación de una pierna. Jesús Quintero, el presentador que le catapultó a la fama, falleció el año pasado.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Contenido del Artículo

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *