Elecciones Generales 23J | Miembros de una mesa electoral un domingo de verano: «¡Menudo palo!»

“Albert, tengo tocado ser presidente en una mesa cansado elecciones del 23 de julio». Alberto Masgrauvecino de Torelló de 49 años, es uno de los 543.000 ‘afortunados’, entre titulares y suplentes, que han sido reclutados para conformar las mesas electorales en este domingo de pleno verano con mercurio haciendo estragos.

Mal de muchos, consuelo de tontos, dice el popular refranero. Porque también a su tía le ha tocado ser vocal y, a su cuñada, suplente. Pero ni así compensar. Porque Albert iba a estar, en esta fecha, ni más ni menos que en Menorca, vacaciones. Esta semana y la que viene es su único parón estival en la farmacia donde trabaja. Pero creyó no tener suficientes elementos para presentar alegaciones. Sólo tenía su tickete de avión y la previsión era que su mujer fuera con los niños -de 5, 9 y 12 años- y el check in barco, pero no habían comprado aún todos los pasajes.

«La verdad es que te fastidia las vacaciones», dice con una resignación que acompaña con algún resoplido cuando piensa en que el local de votación es la escuela en la que se lleva, que será «un horno» Porque le da el sol todo el día. Hay auntamientos que han cambiado la ubicación de los colegios precisamente por ese motivo. Al final, la familia ha optado por hacer el viaje igualmente, pero más corto, pasado el domingo, una jornada en la que Albert aspira a, por lo menos, no tener que lamentar el resultado que salga de las urnas. Lo que sí se ha ahorrado son los trámites para votar por correo.

Del frio al calorazo

Pero si puede llegar a tocar la moral que te toca por primera vez, peor es cuando eres reincidente. A lidia gonzalez, de 31 años, le llamó a su hermana mientras estaba en la playa un domingo para darle la noticia de qu’había recibido en casa una notificación de l’ayuntamiento y de que aquello olía a mesa electoral. «¡No me jodas, no puede ser!», dijo con la piel aún mojada. Ya presidió una mesa en las elecciones catalanas del 14 de febrero de 2021, cuando se celebró en pandemia completa hay sujetos como tiene un protocolo inédito. Si no quería caldo, dos tazas, porque vuelve a ser presidenta de mesa en su municipio, Sant Celoni.

«Tenía la certeza de que esta vez no me iba a tocar, pero me equivoqué»

lidia gonzalez

Vecina de Sant Celoni

«Taenia la certeza de que esta vez no me iba a tocar, pero me equívoco. Al principio me lo tomé como un fastidio, pero si no hay más remedio, pues se hace», asegura sin mayor beligerancia. Por lo menos a ella no le ha afectado en sus vacaciones. . hacia a frio horrible Porque con el covid usar que tener las puertas del pabellón abiertas. Me levanté con una manta y un termo con café. Y esta vez resulta que me puede pasar todo lo contrario y me preocupa el calor».

De la «ilusión» al fastidio

El bono de consolación para carla isun, Vecina de 28 años de Sant Esteve de Palautordera, es que por lo menos tenga una entrada gratis en PortAventura a cambio de pasarse todo el domingo como segunda vocal de mesa. Supo de la noticia porque llamaron a su padre tras varios intentos fallidos a su teléfono. «¡Menudo palo!», próximo. Pero una vez hecha a la idea y no haber tenido que lamentar que le afecta en ningún plan, admite que ahora tiene curiosidad, e incluso «ilusión», vivir la experiencia. Aplicada estudiante de educación social, el miércoles pasado acudió a la reunión formativa para tener las principales nociones de la labor que ha encomendado.

noticias relacionadas

en cambio, marc pujolas, abogado de 34 años, sabe perfectamente de qué va la cosa. Larga vida a Barcelona, ​​pero está empadronado en Santa Maria de Palautordera y es la tercera vez que lo llaman a filas. Ya estuvo en una mesa en las elecciones catalanas de 2017, las que convocaron con la aplicación del artículo 155 y celebraron en jueves. El sorteo volvió a ‘sonreírle’ por las pasadas elecciones municipales, pero presentó alegaciones y se «salvó». Yahora, de nuevo, ha sido convocado, pero esta vez como suplente de vocal, así que espera que acuda el titular y que para él lo de este domingo solo sea un visto y no visto.

«Para nada está bien pagado pasarse todo un domingo de julio allí. Deberían hacer lista de voluntarios»

marc pujolas

Vecino de Santa María de Palautordera

«La verdad es que te trastoca un poco los aviones», confió. de hecho, he votado por correo Porque su idea es comer fuera con un grupo de amigos con los que hace tiempo que no se ve, por lo que había reservado especialmente la fecha en el calendario. Su asistencia está ahora en ‘stand by’. «Ni pizca de ilusión me hace, ya lo vivió una vez. Y para nada esta bien pagado pasarse todo un domingo de julio alli, ademas que la gente de los partidos requiere que vuelvas a contar. Deberian hacer listas de voluntarios”, concluyó.

Sobre el Autor