El Tribunal Constitucional decidirá si es legal que el poder judicial no pueda nombrar  España

El Tribunal Constitucional decidirá si es legal que el poder judicial no pueda nombrar España

El Tribunal Constitucional decidió permitir los recursos interpuestos por PP y Vox contra la reforma legal impulsada por el gobierno en marzo para evitar que el Consejo General de la Judicatura (CGPJ) designe nombramientos a altos funcionarios de la justicia mientras permanezca en el cargo. Los recursos alegan que la reforma es inconstitucional en la medida en que limita las competencias que la propia Ley Fundamental atribuye al órgano de gobierno de los jueces.

La admisión a estos recursos presupone que el Tribunal Constitucional decidirá resolviendo si esta reducción de competencias puede ser considerada lícita o contraria a aspectos esenciales de la Gran Carta al impedir que una institución desempeñe plenamente sus funciones una vez finalizado el mandato y finalizado. En cualquier caso, se puede predecir que este doble fallo no llegará en unos meses. Por el momento, los jueces Juan Antonio Xiol y María Luisa Balager han sido nombrados ponentes además de la admisión a trámite. Ambos pertenecen a la parte progresiva de la cancha.

La prohibición del nombramiento del Consejo mientras esté en el cargo es una iniciativa del Ejecutivo, canalizada a través del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, con miras a ampliar el mandato del actual Consejo de la Judicatura, pendiente de renovación a partir de diciembre de 2018 por falta de de consentimiento entre el PSOE y el PP para el sistema de elección de los miembros del organismo. La reforma tenía como objetivo crear nuevas condiciones para la finalización del mandato del Consejo, a fin de favorecer la reanudación de las negociaciones. Según la nueva regla, el consejo actual no puede nombrar magistrados de la Corte Suprema o presidentes de tribunales superiores en la región o tribunales provinciales, ni puede nombrar al presidente de la Audiencia Nacional. Según fuentes judiciales, de aquí a fin de año se cubrirán unas 70 vacantes.

Sin embargo, el bloqueo ha continuado sin ningún acercamiento en los últimos meses. El PP sostiene que es necesario cambiar el sistema electoral del Ayuntamiento para que los jueces puedan elegir por sí mismos a los doce miembros de la carrera judicial que forman parte de esta institución. Por su parte, el Gobierno considera que esta propuesta es simplemente una estrategia dilatoria que respondería a la creencia del PP de que lo mejor es evitar que el PSOE gane influencia en el Poder Judicial renovando el Consejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *