El Supremo de Míchigan permitirá a Donald Trump presentarse a las elecciones | Internacional

El Supremo de Míchigan, Estado clave de las presidenciales de 2024, rechazó este miércoles los intentos de impedir a Donald Trump figurar en las papeletas electorales del próximo mes de noviembre. Los demandantes pretendían que se aplicara al expresidente la cláusula tercera de la decimocuarta enmienda de la Constitución estadounidense, que impide presentarse a un cargo público a quien haya participado en una “insurrección o en una rebelión”. La orden del Supremo, que no incorpora argumentación, no entra en si lo que hizo Trump para provocar el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021 puede definirse así, y se limita a decir: “No estamos convencidos de que las cuestiones presentadas deban ser revisadas por este tribunal”.

La decisión contrasta con la tomada la semana pasada por el Supremo de Colorado, que prohibió a Trump presentarse en ese Estado. Salió adelante con cuatro votos a favor y tres en contra, y daba por buena la teoría jurídica que considera que sus actos, tras perder las elecciones de noviembre de 2020, fueron suficientes, en virtud de la decimocuarta enmienda, para desautorizarlo como candidato. La aplicación de esa resolución quedó en suspenso hasta el 4 de enero, un día antes de que se acabe el plazo para que el secretario de Estado de Colorado decida qué nombres incluir en las papeletas. Los abogados de Trump anunciaron inmediatamente que recurrirían la orden ante el Supremo de Washington, compuesto por seis jueces conservadores y tres liberales. Tres de esos nueve magistrados fueron nombrados en el tiempo de Trump en la Casa Blanca. Todo indica que aceptarán el caso, y que su decisión tendrá una enorme repercusión jurídica, política y social en el año electoral que está a punto de comenzar.

Para ser presidente, es obligatorio ser ciudadano estadounidense, tener más de 35 años y haber residido en el país durante los últimos 14. La Constitución no se lo prohíbe expresamente a un investigado por un delito federal (ni siquiera si, como en el caso de Trump, se enfrenta a 91 cargos, en cuatro casos distintos). Tampoco quedaría eliminado de la carrera si lo declaran culpable o incluso si acaba en la cárcel.

Aprobada en 1868, la decimocuarta es una de las enmiendas más influyentes de la historia de la democracia norteamericana, pues sirvió para otorgar la ciudadanía a toda persona “nacida o naturalizada en Estados Unidos”, también las que habían sido esclavizadas, y garantizar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. La sección tercera estaba pensada para evitar la reincidencia de los sublevados de la Confederación, vencidos en la Guerra de Secesión (1861-1865). Se ha aplicado en contadas ocasiones; solo dos desde 1919.

Opinión disidente

Los jueces de Míchigan, de mayoría demócrata, consideran que no hay nada en la Ley Electoral del Estado del Medio Oeste que impida a Trump presentarse. El fallo viene sin firmar y no se ha dado conocer cuál fue el resultado de los votos de los magistrados. Sea como sea, da la razón a la decisión del tribunal inferior, que dijo que no correspondía al sistema judicial de Míchigan decidir sobre la idoneidad de Trump para volver a la Casa Blanca.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El texto legal de Míchigan incorpora una opinión disidente, firmada por la jueza Elizabeth Welch, en la que compara el caso que tenían entre manos con el de Colorado, y dice que las “leyes electorales [de ambos Estados] difieren (…) [de manera] relevante para explicar por qué los demandantes no tienen razón en el caso de las primarias presidenciales en Míchigan”.

Después de conocerse la resolución, Trump la celebró en su red social, Truth, donde volvió a dar pábulo a las teorías falsas de que Joe Biden ganó injustamente las últimas presidenciales. “El Tribunal Supremo de Míchigan ha negado enérgica y legítimamente el intento de los demócratas desesperados de sacar al candidato principal en las elecciones presidenciales de 2024 ―yo― de la boleta electoral en el gran Estado de Míchigan”, escribió el expresidente, que encabeza con holgura todas las encuestas de intención de voto para la designación republicana. “Esta patética táctica para manipular las elecciones ha fracasado en todo el país, incluso en estados que históricamente se han inclinado hacia los demócratas. Colorado es el único estado que ha sido víctima del plan. Esa decisión (…) está siendo ridiculizada y burlada en todo el mundo. Tenemos que evitar que las elecciones de 2024 sean amañadas y robadas como robaron las de 2020; basta con mirar el completo desastre que tenemos como resultado con el corrupto Joe Biden, destruyendo violentamente todo lo que está a su alcance, desde nuestra otrora gran economía hasta nuestro sistema judicial. Tenemos que salvar a nuestro país del declive y de la izquierda radical. ¡Hagamos que América recupere su grandeza!”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Oferta especial por tiempo limitado

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Sobre el Autor