El renacimiento de Pertegaz  El estado semanal

El renacimiento de Pertegaz El estado semanal

¿Qué haría Manuel Pertegaz? Ésta es la pregunta que, siete años después de la muerte de uno de los diseñadores españoles más reconocidos internacionalmente, resuena en la mente de un puñado de personas, casi un centenar, responsables de continuar con su herencia. La leyenda del creador de Teruel no ha perdido fuerza. Educado en Barcelona, ​​su nombre sonaba a sustituto de Christian Dior, conquistó el mercado americano a los 36 años y tuvo clientes tan diversos como Ava Gardner, Salomé, Jacqueline Kennedy, Carmen de Sevilla o la Reina Letizia, cuyo vestido de novia fichó en 2004. d. El desafío ahora es devolverle a la marca el significado que tuvo en sus años dorados, cincuenta y sesenta.

Con el diseñador Jorge Vázquez al frente de la empresa durante año y medio, la firma que logró vestir a uno de los iconos de la moda moderna, Zendaya, hoy gira en torno a tres enclaves: Barcelona, ​​Madrid y Galicia. El gabinete de Pertegaz, como muchos continúan tratándolo con reverencia, permanece intacto en Barcelona. Existe la división administrativa del grupo. Pero ningún vestido ha salido de sus puertas durante años. Los herederos de Pertegaz, sus sobrinos y Ángel Tribaldos, Mano derecha durante décadas, mantienen un gran catálogo de licencias. Varios fabricantes se encargan de la producción de zapatos, polos de hombre, perfumes, paraguas, carteras, pendientes y bolígrafos bajo el nombre del diseñador.

Diseño de la colección primavera-verano 2021 de Pertegaz.Su Castromil

Y luego está la moda femenina. Aquí es donde entra en juego Galicia, el pie industrial: Jealfer. Como explica su director general, Juan Manuel Morente, se trata de “una empresa de géneros de punto fundada en 1954 que tiene licencia para producir géneros de punto para hombre Pertegaz desde hace 15 años y géneros de punto para mujer durante 10 años”. 2019 convenció a los herederos del diseñador para producir listo para usar femenino y devolverle su brillo. “Estábamos entusiasmados con la oportunidad de hacer de Pertegaz una marca nacional prima. Fue un desafío porque somos industriales ”, admitió Morente en sus oficinas de Madrid.

Hay un salto de la confección de prendas de punto para hombres a la costura para mujeres. Un reto. Lo abordaron en varias fases. El primero y principal -refiere- fue llegar a un acuerdo con Barcelona: conseguir un “proyecto internacional a largo plazo”. Los herederos se alegraron de que sus antiguos socios decidieran usar esta licencia y se la entregaran durante décadas, aunque evitaron revelar cuánto. El siguiente paso fue “consolidar equipos calificados para fabricar textiles a este nivel”. La tradición manufacturera gallega, cada vez más escasa y deslocalizada pero aún efectiva, aportó el saber hacer. En abril de 2019, lanzaron una colección otoño-invierno. No había un gran diseñador en la parte de atrás, solo el equipo que hizo que su intento contara. El aplauso fue unánime y la reina Letizia lució su diseño en la ceremonia de entrega de los premios Príncipe de Asturias. Los herederos de Don Manuel estaban felices.

El diseñador Jorge Vázquez, director creativo de Pertegaz desde noviembre de 2019, en su taller de Madrid.
El diseñador Jorge Vázquez, director creativo de Pertegaz desde noviembre de 2019, en su taller de Madrid.Su Castromil

La etapa madrileña, que remata la historia, surgió en noviembre de 2019 con la entrada en el proyecto de la costurera Jorge Vázquez, responsable de su marca homónima desde hace 20 años y curtida en Inditex, Pernas, Ángel Schlesser o Loewe. “Siempre pensamos: si lo hacemos, lo hacemos bien”, dice Morente. El primer espectáculo de Vásquez (Betanzos, 49) para Pertegaz en enero de 2020 fue un éxito. Un podio impresionante en el Ayuntamiento de Madrid, en el Palacio de Cibeles, con orquesta en directo y modelos deslizándose entre el público. “Ronaldo parece estar de moda en todas las colecciones: salgo a ganar. Ser el mejor ”, dice Vázquez, medio en broma, medio en serio, en sus oficinas de Madrid, justo al lado de las de Zelfer y donde su firma y la ropa de Pertegaz comparten perchas. “Hay que poner el listón muy alto, no podemos vivir de los ingresos. Y aquí sería muy fácil: coger los básicos, adaptarlos, ponerles una etiqueta. Pero soy incapaz, el día que me vea así, lo dejaré. Tengo que hacerlo bien, no tapar el expediente ”, dijo. Lograr esta marca compatible con la suya (cuatro colecciones al año), así como su sastrería y la línea joven que se lanzará en los próximos meses, significa un “cambio brutal en la vida”. Pero sus ojos brillan cuando habla del estudio original de Diagonal. “Es como si estuviera vivo allí: su tapiz, sus premios. El tiempo se ha detenido. “Imagínelo abriendo esa puerta y saliendo”, dijo impresionado.

Modelo Susie Parker, creada por Pertegaz, rodada por Henry Clark para Vogue en Madrid (1954).
Modelo Susie Parker, creada por Pertegaz, rodada por Henry Clark para Vogue en Madrid (1954).Henry Clark / Condé Nast / Shutterstock / Henry Clark / Condé Nast / Shutter

Lo visita de vez en cuando, sin trabas, aunque nunca entra personalmente en el archivo: quiere modelos, colores, diseños de determinadas épocas y los van sacando uno a uno. Incluya estos enlaces en sus transmisiones. Algunas, muy concretas, casi literalmente: un gran vestido de tafetán fucsia, un detalle de flor. El museo de disfraces, dice, también se le ha proporcionado, al igual que muchos clientes que llaman para decir: “Me casé pertegaz”.

Esta primera colección, otoño-invierno 2020-2021, tuvo un desempeño espectacular. La segunda, primavera-verano 2021, no se queda atrás: se rodó en la Alhambra, el mismo escenario en el que Henry Clark rodó varios diseños de Pertegaz en 1968 -junto a otros de Pedro Rovira, Elio Berhanyer y Carmen Mir- para Moda en una sesión histórica.

Diseño de la colección primavera-verano 2021, rodada en el Teatro Real de Madrid.
Diseño de la colección primavera-verano 2021, rodada en el Teatro Real de Madrid.Su Castromil

El germen de esta segunda propuesta fue más complejo: Vázquez y su equipo lo inventaron en la casa que el diseñador tiene en Galicia, donde la restricción los sorprendió. Tenían previsto dedicar 15 días -como hacen para la preparación de cada colección- y al final quedaron tres meses. Ahora, sin coacción, acaban de completar el tercero, que aparecerá en las tiendas en otoño. Se rodó en el Teatro Real de Madrid, similar a las imágenes que acompañan a estas líneas.

Fue en Galicia donde se creó este nuevo Pertegaz. Allí está pensado y materializado por maestros de la sastrería, costureras y bordados. Tanto el industrial como el creativo se quejan de la desaparición de su tejido productivo. “Lamentablemente, la artesanía se está perdiendo en España. “La gente quiere ser diseñadora y famosa”, se queja Vázquez. La empresa tiene la intención de mantener su ambición en términos de la calidad de su ropa, pero también en términos de su estrategia de distribución. Si Don Manuel desfila en Nueva York, Texas, Boston o Sao Paulo, en pleno siglo XXI, esta visibilidad internacional viene de manos de famosos. Desde Sharon Stone hasta Priyanka Chopra o Zendaya, princesa de la televisión y las redes. Actualmente no están trabajando con ningún sala de exposición en Los Ángeles: son ellos los que conectan con estilistas que, en busca de algo nuevo y clásico, europeo y diferente, les abren las puertas. Puertas que poco a poco intentan desbloquear otras: las de una tienda física. “Cuando todo se estabilice un poco, lo primero que abriremos será en Madrid”, dijo Vázquez. Ya habían llamado la atención de varios lugareños que habían quedado en la pandemia. Ahora estan vendiendo boutiques multimarca en las tres que tiene la costurera en Madrid, Palma y Santander. “Hablo de mí mismo, pero creo que sería muy importante reconstruir Barcelona, ​​aunque sea un espacio pequeño”, sueña Vázquez. Fue allí donde Manuel Pertegaz abrió su primer taller en 1942. Seis años después vistió a los nobles y la aristocracia española. Alcanzó los 700 empleados, vendió sus colecciones en algunos de los grandes almacenes más prestigiosos de Estados Unidos como Bergdorf Goodman y Saks Fifth Avenue, participó en editoriales para Moda Y. El bazar de Harper, y recibió la Medalla de Bellas Artes (1999) y el Premio Nacional de Diseño de Moda (2009).

Diseñado por Pertegaz en 1958, el mismo año el creador recibió la medalla de oro en El Cairo tras presentar una colección en esa ciudad.
Diseñado por Pertegaz en 1958, el mismo año el creador recibió la medalla de oro en El Cairo tras presentar una colección en esa ciudad.

La visión industrial no es tan romántica como la de Vázquez. Jealfer está pensando sobre todo en consolidarse, “con una vocación internacional muy clara, sus propios medios y un gran soporte digital”. La atención se centra en los mercados de América del Norte y Asia. En la pandemia, la empresa reforzó su gestión interna, que suena menos glamorosa que abrir una tienda con un letrero brillante, pero esto es fundamental. “Nuestro espíritu industrial y realista no se puede perder. Tenemos que ir paso a paso ”, admite Morente. Hay un nuevo punto de partida, con los valores de 2020, pero más sólidos, tejidos para afrontar las garantías en los próximos años ”.

Pertegaz quiere crecer. Ya no son los años sesenta, pero los volúmenes, el punto y el color del fucsia -señas de identidad de la marca- siguen vivos en 2021. Y sobre estos pilares, la casa madre, el licenciatario gallego y Jorge Vázquez quieren construir el futuro. El diseñador lleva casi tres décadas de moda, pero nunca ha conocido a Pertegaz. “Me gustaría mucho, más ahora. El fue un genio. Dices: “¿Cómo hago esto …?” La gran pregunta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *