El Primer Ministro de Haití renuncia para allanar el camino a un nuevo gobierno  Internacional

El Primer Ministro de Haití renuncia para allanar el camino a un nuevo gobierno Internacional

Claude Joseph, primer ministro interino de Haití, durante una conferencia de prensa el 11 de julio.VALERIE BAERISWYL / AFP

El primer ministro Claude Joseph, que lideró Haití tras el asesinato el 7 de julio del presidente Yovenel Moise, dimitirá este martes y entregará el poder a Ariel Henry, según el ministro de Elecciones, Matthias Pierre. Henry fue nombrado primer ministro dos días antes de la muerte de Mois, pero nunca ocupó ese cargo.

Joseph regresará ahora para sumergir al Ministerio de Relaciones Exteriores en un nuevo gobierno que se anunciará hoy. En abril pasado, Moise destituyó a Joseph del Foreign Office para centrarse en el objetivo de frenar la ola de secuestros y delincuencia urbana que azota al país. Luego nombró a Henry como nuevo primer ministro poco antes de su muerte. Sin embargo, el asesinato agravó la situación de inseguridad y Joseph, quien se desempeñó de manera temporal, permaneció al mando.

La intención de Mois era que Henry integrara varias fuerzas del espectro político en su gabinete para aliviar las crecientes tensiones políticas y así facilitar las elecciones. La constitución de Haití estipula que en caso de muerte del presidente, el Consejo de Ministros, encabezado por el primer ministro, ejerce el poder ejecutivo hasta que se elige un nuevo gobernante. Las elecciones presidenciales y legislativas están previstas para el próximo 26 de septiembre. Henry ahora se encargará de llevar las urnas a un lado.

A los 71 años, Henry es un prestigioso neurocirujano considerado moderado y conciliador. Tiene experiencia previa en el gobierno, ya que fue ministro entre 2015 y 2016 bajo la dirección de Michel Martel, y antes fue miembro del Consejo de Sabios, un actor importante en el período de transición tras el derrocamiento del presidente Jean-Bertrand. Aristide en 2004

Ariel Henry, quien asumirá el cargo de Primer Ministro de Haití, a imagen de sus redes sociales.
Ariel Henry, quien asumirá el cargo de Primer Ministro de Haití, a imagen de sus redes sociales.

El pasado fin de semana, representantes de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) apoyaron a Henry y lo llamaron para formar un nuevo gobierno. En un comunicado, expresaron su deseo “de que todos los actores políticos, económicos y cívicos del país apoyen plenamente a las autoridades” en la organización “de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles lo antes posible” y en el restablecimiento de la seguridad.

El apoyo a Henry se produjo después de días de incertidumbre política como el futuro primer ministro, Joseph saliente e incluido el presidente del Senado Joseph Lambert, quien fue respaldado por un grupo de senadores para tomar las riendas después del asesinato.

Joseph había recibido a Martin Moise, la viuda del presidente Yovenel Moise, el sábado después de regresar a Haití para el funeral del presidente. La primera dama resultó herida durante el asesinato de su esposo y se estaba recuperando en un hospital de Florida, donde fue trasladada para recibir tratamiento médico.

Mientras se coordinan los preparativos para el funeral del 23 de julio, las investigaciones penales continúan avanzando. Hasta el momento, 24 ex militares colombianos han sido identificados como los perpetradores, de los cuales 18 atacantes han sido capturados por las autoridades caribeñas, tres han muerto en operativos policiales y tres más se encuentran prófugos.

Se dice que al menos dos ex militares se reunieron con el doctor Emanuel Sanon, quien fue detenido como presunto instigador del asesinato, y con el exfuncionario del Departamento de Justicia de Haití Joseph Badio, quien afirma haber ordenado el asesinato del presidente Yovenel. Moise, según al Director de la Policía de Colombia, Jorge Luis Vargas. “En una reunión con Badio y otra persona llamada Ascard”, se informó al ex militar colombiano Dubney Cappador (asesinado) y Hermann Rivera que arrestarían al presidente, dijo.

Las investigaciones también muestran a miembros de CTU Security, cuyo gerente es el venezolano Antonio Intriago, quien se encarga de reclutar asesinos, así como la participación de Worldwide Capital, el ecuatoriano Walter Weintemilla, en la compra de boletos de avión.

Aunque paulatinamente se van conociendo los detalles del asesinato, las autoridades consulares colombianas esperan viajar a la isla para conocer el juicio de los ex militares y repatriar los cuerpos de los tres muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *