El PP mantiene su veto sobre Podemos, Vox y algunos candidatos a la judicatura  España

El PP mantiene su veto sobre Podemos, Vox y algunos candidatos a la judicatura España

El PP no solo apoya la renovación del Consejo General de la Judicatura, que lleva casi tres años fuera de su cargo, y como repitió públicamente este martes el líder de esta formación Pablo Casado, señalando que solo exigen a los jueces que elijan directamente a los jueces para reelegir contacto. El presidente del Congreso, Kuka Gamara, reafirmó este miércoles que “en el espíritu” de la propuesta de Casado se están reiterando otros requisitos, que reiteró, entre ellos que Unidos Podemos no forma parte de las negociaciones ni se presenta a un nuevo Consejo. No se acerca a esta formación, que se planteó en negociaciones anteriores (como los jueces José Ricardo de Prada o Victoria Rossel) y que las conversaciones para afrontar la sustitución de los 20 miembros de la Fuerza de Jueces están limitadas entre el PP y el PSOE ”, porque son los dos partidos que dirigen el gobierno y la oposición “.

El líder del PP, Pablo Casado, desarrolló este martes, en un desayuno informativo, una intervención de 10 minutos para justificar todas las posiciones que defiende su partido en los distintos procesos de negociación que ha mantenido con el gobierno del PSOE desde diciembre de 2018. Judicial. Y resumió su planteamiento de que el lío finalmente podría resolverse una tarde si el presidente Pedro Sánchez lo aceptaba, como quería en una carta, y aceptaba lo que consideraba la única condición que podía desbloquear el bloqueo: trámite para reformar la ley orgánica. del Poder Judicial para que los jueces elijan directamente a los miembros de este órgano antes de acordar el nombre y apellidos del sistema actual de los 20 candidatos que formarán el Consejo durante los próximos cinco años. Dijo e insistió en que esa era la única condición y luego compartió su versión de todos los contactos, promesas y fracasos encontrados durante esos tres años entre los negociadores del PP y del PSOE.

Este miércoles, apenas 24 horas después, el presidente del Congreso Kuka Gamara, miembro de la cúpula del partido, aclaró mucho más esta versión de la propuesta de Casado. En primer lugar, elogió la alternativa de su presidente como “seria, razonable y responsable”, subrayando que el PP “no podía entender” cómo el PSOE de Pedro Sánchez no la aceptó, y por ello acusó al líder socialista de ser responsable “de romper todos los puentes. , Casado se acerca a él cada vez “. Para concluir su primera presentación en una rueda de prensa posterior al congreso, Gamara agregó: “Si cambian de posición allí, nos encontrarán para mejorar la separación de poderes. Aquí vamos. ” Y descalificó al actual gobierno “como el más radical de Europa”, aunque luego matizó tras que Hungría o Polonia le preguntaran que no importaba si era solo el segundo o tercer peor, porque seguía siendo “algo muy triste . “

A raíz de las preguntas de los periodistas cuando Gamara rechazó la decisión, el presidente del Consejo General de la Judicatura, Carlos Lesmes, dimitió junto con el resto de miembros para forzar una renovación y volvió a salvar las demás condiciones que había cumplido el PP durante esos años, para no cambiar la composición actual de el Ayuntamiento, que lo favorece, como se acordó en 2013, cuando el popular Mariano Rajoy gobernó por mayoría. Gamara reconoció que el PP sigue defendiendo que Unidos No podemos tener ningún papel en estas negociaciones, ni Vox ni otros partidos, y que los candidatos propuestos por esta formación, como el magistrado José Ricardo de Prada o Victoria Rossel, no están entre los candidatos. negociar. Casado no se había pronunciado sobre el tema en su presentación del martes. Y el líder popular justificó estos nuevos vetos al PP, en los que permitir que se les considere ahora en hipotéticas futuras negociaciones con el PSOE “iría en contra del espíritu que se alienta con la modificación de la ley”.

Garfio Gamara entiende, como ha argumentado el PP en otras ocasiones de este largo y fallido proceso, que la negociación solo debe ser entre él y el PSOE. Y ni Unidas Podemos, ni Vox, ni otras formaciones pudieron entrar en esa zona. En este Consejo, acordado cuando el PP está gobernado por el PSOE en la oposición, están representados un candidato propuesto por el PNV y otro de Izquierda Unida. Y en el pasado, hubo miembros del Consejo de Partidos Nacionalistas Catalanes. Para Gamara, esta posición ahora “iría en contra del espíritu, los valores, los principios y la voluntad política de avanzar en la separación de poderes y la independencia del poder judicial”. En el caso del veto de Podemos, Gamarra señaló que este no es un partido que pueda gobernar, como el PP y el PSOE, e incluso teorizó que cuando un votante establece la obligación de exigir tres quintas partes del Congreso para permitir a los concejales Votar, porque quería establecer una mayoría cualificada, que en su visión ahora sólo representa al PSOE como partido en el gobierno y al PP como dirigentes de oposición: “Esto garantiza la independencia. Son dos partidos con trayectoria e historia ”.

El presidente del Parlamento Unidos Podemos, Pablo Echenike, siguió toda la intervención de Gamara desde su oficina y pronto respondió con decisión. Para Echenique, este reparto, que buscará el PP con sus términos, si se llega a un acuerdo, que el Gobierno y el PSOE rechazan, sería algo “muy anómalo y antidemocrático”. El líder de Podemos recordó los antecedentes de miembros de varios partidos en el Consejo, señaló que este órgano no es un tribunal de sentencias, sino el liderazgo político de los jueces y lamentó la “nueva disculpa” del PP para continuar el bloqueo del La Ley Constitucional tiene una duración de más de 1000 días “por sus intereses y para encubrir los casos de corrupción que les afectan”. Unidos Podemos insistir en exigir dos vías para forzar la renovación pendiente: reactivar la reforma legal para cambiar el sistema de elección de mayoría cualificada a uno simple tras el fin del bipartidismo por el actual modelo político pluripartidista o que Lesmes y otros los miembros renuncian.

El vicepresidente del PSOE en el Pleno, Felipe Sicilia, compareció para pedir al PP que acate la ley y la Constitución, que deje de usar “excusas antidemocráticas” (también recordó el veto personal contra Pablo Iglesias y ahora presidente del gobierno Félix Bolaños) y llamó Esta nueva posición, expresada por Gamara, “extorsión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *