El Parlamento votará sobre la autodeterminación a pesar de las advertencias del Tribunal Constitucional  Cataluña

El Parlamento votará sobre la autodeterminación a pesar de las advertencias del Tribunal Constitucional Cataluña

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (derecha) y el vicepresidente, Jordi Puigneró, ayer en el Parlamento de Cataluña.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (derecha) y el vicepresidente, Jordi Puigneró, ayer en el Parlamento de Cataluña.David Zorakino / Europa Press

El pleno del parlamento catalán tiene previsto votar este jueves dos resoluciones en las que se pide a la Generalitat que busque un referéndum sobre la independencia. El consejo parlamentario adoptó este miércoles una propuesta de la CUP, exigiendo que la Generalitat se comprometa a convocar una consulta de autodeterminación durante la legislatura actual, es decir, a más tardar en 2025. La propuesta anticapitalista tiene pocas probabilidades de éxito porque la autoridad de los partidos del ejecutivo catalán , Esquerra Republicana (ERC) y Junts están en contra. Ellos, a su vez, proponen otra resolución alternativa que pide un referéndum acordado por el estado que no fija fechas.

La misma tramitación de la resolución CUP puede tener consecuencias legales. La Mesa del Parlamento ha pasado por varios juicios en los últimos años como consecuencia de la adopción de la tramitación de resoluciones inconstitucionales. El expresidente de la Cámara de Representantes Roger Torrent está bajo investigación por adoptar en 2019 una resolución de desaprobación de Felipe VI y otra en apoyo a la autodeterminación. El texto propuesto por la CUP dice: «El Parlament de Catalunya se compromete a celebrar un referéndum de autodeterminación antes de que finalice la XIV legislatura y, por tanto, pide al Gobierno de la Generalitat que inicie inmediatamente el debate y se asegure de que se realizan los trabajos necesarios. hecho». Si bien es poco probable que esta resolución tenga éxito debido a la oposición de los otros grupos, el tratamiento de este proyecto puede conducir a un nuevo frente legal, ya que el proyecto puede entenderse como un llamado al unilateralismo. Tanto Vox como Ciudadanos ya han anunciado que si llega al pleno del parlamento, será llevado ante la justicia.

La CUP también presentó una resolución en la que pedía que se retirara a Juan Carlos I de los edificios de la Generalitat y que el Congreso investigara los presuntos delitos del Rey Emerit. Formalmente, esta resolución no fue aprobada para su procesamiento, aunque los anticapitalistas pueden reformularla el jueves por la mañana para reintroducirla.

El nacionalismo catalán se ha sumado a un nuevo debate sobre el hipotético referéndum independentista. La CUP ha querido presionar a la Generalitat para que se comprometa con una consulta de autodeterminación en esta legislatura. ERC y Junts respondieron proponiendo una resolución conjunta evitando fijar plazos en las negociaciones con el gobierno central y hablando de «explorar socios y posible intervención de organismos europeos e internacionales para llegar a un referéndum coherente».

El ERC y Junts propondrán otras resoluciones conjuntas críticas con el gobierno para su votación. Acusan al ejecutivo de Pedro Sánchez y al Poder Judicial de reprimir el independentismo con acciones ilegales. Los dos partidos proponen aprobar un borrador que dice: «El Parlamento de Cataluña condena la falta de imparcialidad de los distintos poderes del Estado y, en particular, de los líderes ejecutivos y seguidores del independentismo».

Las propuestas parlamentarias de ERC y Junts coinciden en el tiempo con las negociaciones en la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno para encontrar una solución a las demandas del independentismo. Los partidos gobernantes de la coalición en Cataluña también pedirán al parlamento regional que firme una resolución a favor de Carles Puigdemon tras su arresto en Italia la semana pasada. La resolución, en apoyo al expresidente de la Generalitat, garantiza que «Puigdemont y los demás exiliados» sufrirán «la constante vulneración de los derechos civiles, políticos y fundamentales por parte del Estado español».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *