El Parlamento Europeo pide que la violencia sexista sea un delito en toda la UE  Comunidad

El Parlamento Europeo pide que la violencia sexista sea un delito en toda la UE Comunidad

El Parlamento Europeo pide a la UE que utilice todo su poder de fuego para combatir la violencia sexista de forma homogénea en todas las partes del bloque comunitario. En una resolución votada el jueves, el Parlamento Europeo pidió que estos delitos se definan como «una nueva área penal» en el artículo 83 del Tratado de Funcionamiento de la UE, que incluye los denominados delitos europeos, incluidos el terrorismo o la corrupción. La iniciativa, que salió con 427 votos a favor, 119 en contra y 140 votos en blanco, presionó a las instituciones comunitarias para que adoptaran una legislación específica dirigida a las víctimas y destinada a “prevenir y combatir todas las formas de violencia. Género ”, de acuerdo con las disposiciones del Convenio de Estambul, el Acuerdo del Consejo de Europa sobre la Prevención de la Violencia contra la Mujer y la Violencia Doméstica. Ninguno de los 13 eurodiputados del PP apoyó la resolución: 12 se abstuvieron y uno votó en contra. Los cuatro Vox rechazaron la oferta.

Diez países de la UE no disponen de datos fiables sobre violencia machista

Según las estadísticas del Parlamento Europeo, una de cada tres mujeres en la UE ha sufrido violencia física y / o sexual. Aproximadamente 50 mujeres mueren cada año en España en episodios de violencia sexual, y el 75% de las mujeres en el lugar de trabajo informa haber sufrido abusos sexuales. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, anunció el miércoles en un discurso sobre el estado de la UE que propondría una ley sobre violencia sexista antes de fin de año.

El debate y la votación sobre el químico en Estrasburgo revelaron profundas divisiones en algunas familias en el arco del Parlamento Europeo e incluso en ellas, según la latitud y la longitud. Los socialistas, los liberales, los verdes y la izquierda votaron en masa a favor. Pero los populares se desmoronaron, como mostró el caso español, e incluyeron una opinión minoritaria en el texto, alegando que compartían los «objetivos» del artículo, pero con reservas: «Nos preocupa que algunas partes del texto queden fuera competencia de la Unión y, por tanto, todo el expediente está en peligro ».

En la actualidad, este delito es reconocido y sancionado de manera muy desigual entre los veintisiete, lo que conlleva a marcadas diferencias en el acceso a la justicia según el territorio. Esta primera medición de temperatura política en el Parlamento Europeo es un mensaje de que no será fácil ponerse de acuerdo con los distintos Estados miembros para implementar una medida de esta importancia a la hora de negociar en el seno del Consejo (donde se presentan los 27 Estados miembros) . Además de la resistencia de países como Hungría o Polonia, donde el giro antiliberal se ha intensificado en los últimos años, el Consejo tendrá que ponerse de acuerdo con otros países como Bulgaria, Letonia y Lituania, que ni siquiera han ratificado el Convenio de Estambul de 2011. ratificado por España en 2014.

La resolución pide al parlamento que considere la violencia de género como un «delito particularmente grave con una dimensión transfronteriza». Pero la lucha política se centra en la definición misma de violencia sexista. Uno de los artículos más diversos del texto está relacionado con la inclusión de la negación de la interrupción voluntaria del embarazo en esta categoría penal. «Negar el aborto legal y seguro es también una forma de violencia de género», afirma claramente el texto, enfatizando que la Corte Europea de Derechos Humanos se ha pronunciado sobre este tema en varias ocasiones: «La legislación restrictiva sobre el aborto y la falta de aplicación viola a las mujeres derechos humanos. » La resolución señala con el dedo a Varsovia por dar pasos atrás en esta área, condenando enérgicamente el fracaso de la salud sexual y reproductiva y los derechos de las mujeres y la prohibición de facto del aborto seguro y legal en Polonia.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirige al Parlamento Europeo el miércoles.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se dirige al Parlamento Europeo el miércoles.YVES HERMAN / AP

La resolución también considera que «las personas LGBTQI + también son víctimas de violencia de género por su género, identidad de género, expresión de género y características sexuales», y establece que estos delitos afectan «a las mujeres y niñas en toda su diversidad y a las personas LGBTQI + . » Esta violencia, agregó, «surge del deseo de castigar a quienes se cree que violan las normas sociales de jerarquía de género, expresión de género y sistemas binarios para la igualdad de género» y «tiene como objetivo establecer, implementar o perpetuar las desigualdades de género y reforzar las normas de género y estereotipos ”.

Abstenerse del español popular

“Nuestra abstención es el ‘sí’ a la lucha contra la violencia contra las mujeres en todos los puntos de la Unión Europea, con el fin de identificar y enjuiciar al agresor”, explicó la delegación del PP español tras la votación en un comunicado. «Pero no se deja, usarlo políticamente y agregar enmiendas que van en contra del derecho a la vida y están relacionadas con la violencia de género».

«La legislación es extremadamente desigual entre países, lo que significa que las mujeres no pueden tener acceso a la misma protección y justicia simplemente al cruzar la frontera», dijo María Evgenia Rodríguez Palop, eurodiputada de Podemos y vicepresidenta de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad. en el Parlamento Europeo, que dio lugar a la resolución. Rodríguez Palop señaló que su inclusión en los artículos de los tratados de la UE «sería una buena herramienta para armonizar la definición de delitos y sus penas».

Durante el debate sobre la iniciativa, Margarita de la Pisa de Vox, por su parte, justificó su voto en contra de calificar la medida de «hecho ideológico infundado» y aseguró, como repite con frecuencia la extrema derecha sobre el tema, que era «contra la agresión». o violencia ”. En España, la delegada del gobierno Victoria Gesell dijo que la importancia de este paso es «Simbólica, política y socialmente, eleva la violencia sexista a donde debe estar, como una de las prioridades de la Unión Europea». Pilar alvarez. El delegado consideró que la decisión del Parlamento Europeo «podría tener un impacto positivo inmediato en el enjuiciamiento de un presunto agresor que decida huir a la Unión Europea y en la facilitación tanto de las órdenes europeas de detección como de protección».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *