El Ministerio de Hacienda solicita a Casa del Rey los pagos que realizó a Juan Carlos I tras su abdicación hasta 2018. |  España

El Ministerio de Hacienda solicita a Casa del Rey los pagos que realizó a Juan Carlos I tras su abdicación hasta 2018. | España

La investigación que realiza la Agencia Tributaria de Juan Carlos I por indicios de un presunto delito fiscal, investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo, ha dado sus primeros pasos. El Ministerio de Hacienda envió dos solicitudes al Palacio de la Zarzuela para facilitar todos los pagos que hizo Casa del Rey a Juan Carlos I tras su abdicación en junio de 2014 a 2018, según confirmaron fuentes en la investigación a EL PAÍS.

La Fiscalía del Tribunal Supremo investiga la cuenta de desfalco del rey, en la que la Cámara del Rey le abonó una subvención anual de 198.845 euros para comprobar que los pagos establecidos por los presupuestos estatales coincidían con las entradas y salidas realizadas por Juan Carlos I en el período cotizado.

Los auditores y personal de Casa del Rey ya han brindado la información necesaria y respondido las preguntas de los inspectores del Ministerio de Hacienda designados para la investigación, según confirmaron a este diario fuentes autorizadas de La Zarzuela. Estas fuentes indican que los requerimientos del Ministerio de Hacienda a la Casa del Rey son poder pagar al sujeto por la distribución que recibió el monarca emérito hasta que sea retirado por su hijo Felipe VI en marzo de 2020.

El Ministerio de Hacienda también investiga los ingresos que los empleados de la Cámara del Rey han realizado por cuenta del Rey Emérito ya petición de este último. Según fuentes cercanas a Juan Carlos I, se trata de “pequeñas cantidades para pagar las compras en las tiendas”, que el exjefe de Estado exigió liquidar. Los inspectores están tratando de rastrear el origen del dinero con el que se obtuvieron estos ingresos.

Marlaska, en rueda de prensa este viernes. En el video, declaraciones sobre King Emerit.PRENSA EUROPEA (ALBERTO ORTEGA)

La inspección de la Agencia Tributaria se inició después de que Juan Carlos I presentara dos reglamentos voluntarios a Hacienda. En el primero, abonó al fisco 678,393 euros por los pagos del empresario mexicano Alan Sanguns-Krause durante los ejercicios 2016-2019. En el segundo, pagó 4,4 millones por los cientos de vuelos privados pagados por la Fundación Zagatka por Álvaro de Orleans. Pago en especie requerido para el pago del IRPF. Juan Carlos I pagué este reglamento con donaciones de amigos empresarios. El Ministerio de Finanzas exige que los amigos de negocios de King Emerit demuestren el origen del dinero que aportaron, según una fuente cercana al caso.

El fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, investiga en profundidad este segundo reglamento, comprobando si las cuentas de Zagatka han dado lugar a los correspondientes pagos en efectivo. Así, según anunció este diario, el 24 de febrero envió una comisión para la ejecución de la orden al fiscal suizo Yves Bertosa, en la que solicitó el movimiento de las cuentas bancarias relacionadas con dicha fundación. En él, Campos alega que su solicitud forma parte de la investigación iniciada en 2018 por la Fiscalía por indicios del presunto delito de cohecho, prestigio, influencia en el tráfico de influencias y delito fiscal del Rey Emérito por pagos recibidos por el empresario mexicano. . Alan San Guinness-Krause. “Hay elementos indicativos de que estos fondos y otros, que también están bajo investigación, provienen de comisiones y otras compensaciones similares que recibió Juan Carlos de Bourbon a través de su mediación en transacciones comerciales internacionales”. El fiscal se refería al supuesto cobro de comisiones ilegales. . para las obras de AVE en La Meca, construido por un consorcio de empresas españolas bajo investigación del Rey Emérito, desde 2018, por la Fiscalía Anticorrupción, liderada por Alejandro Luzon.

Ante la interpretación que algunos medios de comunicación han hecho de esta explicación, la cual es requerida en cualquier solicitud de asistencia internacional, la Fiscalía de la Corte Suprema ha emitido una nota en la que destaca que ha “informado previamente” sobre las tres investigaciones proceso, que contra el Rey Emerit y que este órgano no fue “ante un dictamen, una solicitud de procesamiento o conclusiones de la fiscalía, sino que simplemente describe las posibles acciones ilícitas que son objeto de investigación”, ya conocido. “Obviamente, es el contenido de la respuesta que la autoridad requerida da a la autoridad contratante correspondiente, lo que a su vez permitirá al fiscal confirmar o rechazar estos indicios o incluso abrir otras posibilidades de investigación”, dice la nota.

El fiscal suizo Bertosa, que investiga los 65 millones de euros recibidos por Juan Carlos I en el banco suizo Mirabaud y Cie por diversos motivos, ya ha enviado a sus compañeros españoles el movimiento en las cuentas de esta fundación en Liechtenstein de 2016 a 2019 en Crédito. Banks Suisse y Lombard Odier. Orleans fue interrogado por los fiscales Campos y Luzón. Según su versión, estas salidas eran para su uso personal. Los fiscales están investigando si son Rey Emérito y no han sido declarados.

Los fiscales también están investigando una casa en el distrito central de Belgravia de Londres, que se cree que fue entregada por el sultán de Omán al rey Emerit. El trabajo en esta casa en Londres se completó en agosto de 2015, y el apartamento finalmente se vendió por unos 50 millones a un joven árabe. Juan Carlos I no lo toma prestado, pero se investiga si recibió algún monto por su venta. Se cree que el rey emérito afirma tener esta casa a su nombre.

“Declaraciones graves” que violan la presunción de inocencia

El abogado del Rey Emérito Javier Sánchez-Junco denunció este viernes al decir que su presunción de inocencia fue violada por “declaraciones serias” que harían los fiscales en una solicitud de información a Suiza sobre la riqueza del exjefe de Estado, donde señalaría que recaudaría ilegalmente comisiones internacionales y así poder soportar delitos contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales, cohecho y tráfico de influencias. “Esta comunicación a las autoridades suizas contiene serias declaraciones y denuncias de conducta que, a nuestro juicio, se realizan sin ningún sustento y no tienen la más mínima justificación, contradiciendo otros hechos de los que no se dice nada”, dijo el abogado. .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *