El interior hace un guiño a CUP y desactiva el despacho de abogados que protege a los Mossos |  Cataluña

El interior hace un guiño a CUP y desactiva el despacho de abogados que protege a los Mossos | Cataluña

El gobierno dio un visto bueno al PMC en el parlamento este miércoles, que ha estado presionando por un giro de 180 grados en la política del Ministerio del Interior durante meses. El concejal Joan Ignasi Elena ha anunciado que en los próximos días, o como muy tarde la primera semana de agosto, trasladará la protección jurídica de los agentes de los Mossos d’Esquadra al Gabinete Jurídico Central. Elena insiste en que sigan defendiendo musgo claro cuando es atacado. Xavier Pellicer, diputado de CUP, cree que esta es la primera medida de un acuerdo mínimo alcanzado con ERC el pasado mes de marzo. El cambio debe pasar por el gobierno porque requiere un decreto de reestructuración del Ministerio del Interior.

Más información

En un momento durante una sesión de control en el parlamento, Elena anunció la reubicación del gabinete, argumentando que era su deber proteger a los Mossos cuando resultaban heridos, así como el derecho de los ciudadanos a manifestarse. Sin embargo, el asesor asegura que suele haber pocos conflictos en las movilizaciones cuando revela que antes de 2018 había 14.000 movilizaciones por año, y ahora han aumentado a 25.000, de las cuales solo 33 terminaron en sanciones.

Así, Elena anunció el traspaso de funciones de este gabinete a preguntas de Pellicer, quien cree que su propia existencia es una “completa anomalía”. “Históricamente, este gabinete es una correa de transmisión para la peor dinámica policial”, dijo. El cambio, según el Ministerio del Interior, afecta a un equipo de cinco abogados penalistas. Incluso están destinados a estar físicamente junto con el resto del gabinete legal de la presidencia. Para que la nueva dependencia jerárquica de la presidencia sea efectiva, deberá ser aprobada por el Directorio Ejecutivo mediante un decreto de reestructuración. Debe ser incluido en el último Consejo a más tardar antes de las vacaciones de verano, el 3 de agosto.

La filosofía del cambio es que los abogados, que hasta ahora han actuado bajo los auspicios del Secretario General de Gobernación, lo hagan de forma autónoma, siguiendo las pautas del gabinete jurídico centralizado de la presidencia. De esta forma, la presidencia podrá decidir en qué casos interviene la Generalitat en un caso o qué solicitudes de prisión se formulan, especialmente tras la reciente polémica en la que la Generalitat ha solicitado penas de prisión para personas acusadas de protestas relacionadas con proceso. Los mandos policiales ven el cambio con recelo, que atribuyen exclusivamente a satisfacción de la CUP.

La CUP lleva meses reclamando que la Generalitat ha dejado de perseguir en privado y busca la cárcel en los casos en que sean condenados activistas independientes o sociales detenidos en manifestaciones. Los anticapitalistas ven como una contradicción que la Generalitat aliente las protestas contra la “represión” y al mismo tiempo sea personal en el caso y exija prisión, como sucedió, por ejemplo, el lunes en un juicio contra un militar por parte de ERC. El joven fue escoltado hasta el juzgado por altos mandos de su partido, empezando por Oriol Junkeras, pero el abogado de la Generalitat pidió seis meses de prisión.

“La decisión del interior es el primer paso, pero debe haber más”, dijo Peliser, quien pidió el retiro total de las acusaciones de los manifestantes; la desaparición de expedientes policiales ideológicos y la práctica de filmar a los manifestantes y que Brimo y Aro dejaron de tratar el accidente habitacional como un problema de orden público ”, dijo el diputado.

Elena insiste en que su departamento protege los derechos y obligaciones de todos los ciudadanos y que seguirá protegiendo musgo cuando se lesionan. Este punto fue incluido en el acuerdo entre la CUP y la ERC, pero Peliser pidió que se reconsidere la acusación hecha por el Ministerio del Interior cuando se trata de delitos contra las autoridades, que no son lesiones.

La transformación o traspaso del gabinete judicial fue considerada hace unos días en la comisión interna del parlamento. El diputado del departamento, Ramon Espadaler, presentó una propuesta de resolución para mantener este gabinete. Afirma que los Mossos no son como otros funcionarios públicos, ya que su trabajo tiene “características diferentes” a las relacionadas con el uso de la fuerza. E insistió en que el cambio podría acabar con la especialidad de algunos abogados que llevan años defendiendo a los Mossos. Hay una tendencia de consolidación, que es que ante unas acusaciones puntuales que preocupan al gobierno, la capacidad de hacer esta defensa de los Mossos fue retirada por el Ministerio del Interior y se ubicaron en medio de la presidencia, por lo que en algunos casos puede ser más flexible ”, se quejó Espadaler. “Esto va desde crear protección técnica a más protección política, distinguiendo entre qué hacer y cuál no. Eso genera una gran incertidumbre para los Mossos d’Esquadra ”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *