El Hospital de Logroño sustituyó por error a dos bebés en 2002  Comunidad

El Hospital de Logroño sustituyó por error a dos bebés en 2002 Comunidad

Una mujer de 19 años denunció haber sido intercambiada cuando era bebé en un hospital estatal de Logroño y encontrarse en una familia distinta a la suya en 2002. El diario LaRioja.com, que dio a conocer el caso, detalla que el perjudicado reclamó a la Consejería de Sanidad tres millones de euros por los daños ocasionados. Este departamento reconoce el error y sostiene que es un error humano. No hubo reacción de la otra parte interesada, que fue informada de la presunta negligencia. El gobierno de La Rioja no tiene pruebas de que esta otra víctima haya presentado una denuncia.

Las dos mujeres implicadas nacieron el mismo día en el desaparecido Hospital San Milán de Logroño. Ambos lo hicieron con tan solo cinco horas de diferencia y poco peso, por lo que fueron diseñados en la zona de la incubadora para permitir su pleno desarrollo. Fue entonces cuando se produjo el presunto fracaso, que provocó que los jóvenes se encontraran en manos de una familia que no era la suya.

La demandante, cuyo nombre real no figuraba, se había trasladado de un entorno estructurado a una familia con complicaciones y había sido criada por lo que ella consideraba una abuela, siempre según la portadora mencionada. La primera sospecha surgió cuando en 2017 la mujer demandó al presunto padre de la entonces adolescente porque el hombre no la cuidaba, quien entonces tenía 15 años. La controversia terminó con una prueba de ADN que reveló que el hombre no era el padre de la niña, y un análisis posterior reveló que su presunta madre tampoco estaba relacionada genéticamente con la niña.

“Dime quién soy”.

El abogado encargado del caso, José Saes-Morga, explicó que el agraviado, cuando cumplió 16 años, preguntó a los abogados: “Dime quién soy”. Luego acudieron a la Inspección de Sanidad de La Rioja y pusieron en marcha una investigación con el resultado: en ese momento había 17 chicas que podían coincidir con la demandante. La secuencia de pruebas, como los análisis de sangre, muestra que solo hay un bebé con el que se podría intercambiar a la persona afectada.

Más información

El procedimiento se realiza actualmente a expensas de las pruebas de ADN solicitadas en enero del año pasado para determinar si los padres del bebé eran de hecho las sustancias biológicas del cliente de Saes-Morga. Cree que la evidencia ya conocida les hace pensar que tienen razón. Según el abogado, los dos afectados no se han contactado hasta el momento.

El abogado aclaró que el juicio se encuentra actualmente en dos procesos judiciales. Un encargado de la fiscalía, que parece proteger a los menores en el proceso de ejercicio de la patria potestad y corregir la falla del Registro Civil, ya que las identidades de dos personas no coinciden. Asimismo, ese abogado actuó en representación del demandante y reclamó tres millones de euros por daños y perjuicios. El gobierno de Riohan, dice Saes-Morga, se esconde en el hecho de que “no hay vínculo de causalidad ni daño” en lo sucedido y está recaudando una indemnización de 215.000 euros. El abogado aclaró que esta “negligencia” dio lugar a un nexo causal incluido en el artículo 220.5 del Código Penal.

La ministra de Salud Comunitaria, Sarah Alba, dijo que el caso surgió hace casi 20 años y que respetarían los procesos judiciales: “Este es un caso que sucedió hace dos décadas y fue procesado durante la última legislatura”. Del mismo modo, Alba recalcó que “fue un error humano” y no lograron “encerrar quién es”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *