El gobierno desbloquea fondos para la ampliación del Museo del Prado  Cultura

El gobierno desbloquea fondos para la ampliación del Museo del Prado Cultura

Tras seis años de espera, el Consejo de Ministros aprobó este martes una línea de crédito de 36 millones de euros para la ampliación del Museo del Prado mediante la rehabilitación y adecuación museística del Salón de Reynos. El gobierno, como se indica en el texto acordado, utiliza una fórmula legal por la cual este monto llegará al museo sin necesidad de que sea aprobado en los presupuestos generales del Estado, aún en negociación. De esta forma, Prado finalmente podrá completar la obra diseñada por los estudios del arquitecto británico Norman Foster y el español Carlos Rubio, ganadores de la licitación pública 2016, un año después de que el consejero delegado Mariano Rajoy aprobara la ampliación.

Más información

El museo recibirá 36 millones, presupuestados en tres cuotas: 8.315.000 euros en 2022; 20.483.000 euros en alquiler en 2023 y 7.202.000 euros en 2024. Es decir, independientemente de si se aprueban o no las cuentas generales, o si cambia de gobierno, la pinacoteca tiene asegurada esta línea de crédito. Hasta el momento, el proyecto ha recibido más de dos millones de euros, a los que hay que sumar otros gastos que ya están previstos y firmados: en 2022, 1.365.000 euros; en 2023 35.000 € y en 2024 30.000 €. Prado se ha comprometido a invertir el 25% de sus recursos propios totales, 10 millones de euros. Este dinero se utilizó para pequeñas obras de renovación, como vaciar el edificio, según fuentes del museo.

Simulación de la vista interior del nuevo atrio de la fachada sur.
Simulación de la vista interior del nuevo atrio de la fachada sur.

Inicialmente planeadas para 2019, las actividades de rehabilitación se han pospuesto hasta 2024 debido a la compleja situación política de los últimos años. Una fecha que ahora está cambiando. El edificio a transformar es la sede del Museo del Ejército y está ubicado junto al Casón del Buen Retiro, cerca del Prado. Son los últimos restos del palacio real del Buen Retiro, conjunto construido entre 1633 y 1639 durante el reinado de Felipe IV siguiendo los pasos de Giovanni Battista Crescenzi.

La reorganización de la ciudad del proyecto, denominado Campus Prado, conectará el Prado y el Salón de Reynos, facilitando el tránsito peatonal de visitantes por Felipe IV y uniendo el mismo conjunto a los edificios de Villanueva, Los Jerónimos, Casón del Buen Retiro y Salón de Reynos. Las obras ampliadas ganarán 2.500 metros cuadrados de espacio expositivo para la galería.

Sección transversal del proyecto que muestra la permeabilidad del eje Norte-Sur.
Sección transversal del proyecto que muestra la permeabilidad del eje Norte-Sur.

Se modificará el aspecto actual de la fachada del Museo del Ejército, intervenido a finales del siglo XIX y principios del XX, así como la cubierta, que también será rehabilitada. La intención es recuperar su fisonomía del siglo XVII y el esplendor barroco del protegido Salón de Reynos, bajo cuyos altísimos techos Felipe IV recibe a los embajadores extranjeros con la intención de intimidarlos, rodeado de velas como La rendición de Bredade Velázquez. Una gran área de exhibición se ubicará en el tercer piso. El programa artístico aún no está decidido, aunque el objetivo marcado en la convocatoria del proyecto es presentar exposiciones transversales y temporales de larga duración, principalmente de la colección del Prado (hay más de 27.000 piezas, de las cuales más de 7.800 son pinturas ), la mayoría de los cuales se almacenan en almacenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *