El Gobierno de Valencia solicita el traspaso de control de Renfe Cercanías  Valencia

El Gobierno de Valencia solicita el traspaso de control de Renfe Cercanías Valencia

El presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig anunció que el Gobierno regional solicitará al estado la gestión del servicio de Renfe Cercanías. «Esto no está funcionando correctamente y ha sido un problema durante muchos años», dijo Puig en el debate de política general que comenzó este lunes. El titular del Consell confirmó que el proceso de transferencia comenzará antes de fin de año y que se garantizarán los recursos humanos, materiales y económicos.

Antes de la pandemia, Cercanías Valencia tenía alrededor de 55.000 pasajeros al día, de los que el 92% se concentraban entre Valencia y Gandia, Xàtiva y Castellón. Puig no precisó qué parte de la gestión del servicio reclamaría, pero finalmente se adhirió al mismo modelo que logró la Generalitat de Cataluña en 2010, cuando logró transferir las competencias de programación, atención al cliente, tarifas y gestión y supervisión de servicios generales. .

Renfe ya ha iniciado negociaciones con Euskotren, el operador de transporte público del País Vasco, para trasladar la gestión de los servicios de Cercanías, que circulan por la región de forma similar, al modelo de competencia transferido a Cataluña. En marzo, el entonces consejero de Transporte, Movilidad y Programa Ciudad, José Luis Ábalos, aseguró al Senado que «no hay problema» al proponer al País Vasco una forma de gestionar Cercanías más acorde con sus competencias.

Las críticas al servicio de Cercanías de Valencia se han incrementado en los últimos meses por la cancelación de viajes, que según fuentes de Renfe representan entre el 1,5 y el 2% de los servicios. Ha habido numerosas protestas de consumidores, que también se han organizado en plataformas cívicas. Compromís, socio del gobierno de la Generalitat de PSPV-PSOE y Unides Podem, ha estado involucrado en varias movilizaciones y ha presentado iniciativas parlamentarias en Valencia para solicitar un traslado, según informó la semana pasada su portavoz en Cortes Fran Ferri.

Más información

La solicitud para gestionar el servicio de Cercanías es uno de los anuncios que ha hecho Ximo Puig en el debate parlamentario más importante del año. La intervención de la respuesta de la portavoz del PP en el Parlament de Valencia, María José Catala, eclipsó la iniciativa, recordando que Puig anunció la misma petición en 2016.

El líder del Consell ha esbozado las líneas estratégicas de actuación de la Generalitat Valenciana para los próximos años: sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, potenciación del estado de bienestar de Valencia, dinamización de la economía y creación de empleo, transformación tecnológica y apuesta por la investigación. Entre las iniciativas señaladas se encuentran la inversión de 600 millones para la recuperación «integrada» de la Albufera y el apoyo del gobierno español al proyecto Gigafactoría Element, para la producción de baterías y almacenamiento de energía, que creará 30.000 puestos de trabajo y fomentará la retirada de 4,5 millones de toneladas. de CO2.

El presidente de la Generalitat Valenciana también reveló la creación de un «gran banco de datos». Según ha dicho, la iniciativa estará liderada por la tecnología Net Hits, que supondrá una inversión de 241 millones y generará 1.200 puestos de trabajo. Este proyecto servirá a una multinacional norteamericana del sector audiovisual en Europa y se presentará próximamente ”, dijo.

Como era de esperar, Puig se refirió al principal reclamo en el territorio, un nuevo modelo de financiación autonómica que acaba con la discriminación a la que está sometida la comunidad y que hace que cada valenciano reciba 215 euros menos que la media española. No obstante, el socialista aseguró que el Gobierno ha destinado este año más dinero que nunca: «No todo es igual que en 2014», ha dicho, asegurando que este año la Generalitat recibió 13.800 millones entre las aportaciones directas y el déficit permitido «28. % más que en 2018, último año de la ministra Montoro (PP). También habló de la España «periférica y polifónica» y de la necesidad de un «juego fiscal justo» frente a la «competencia desleal» que tiene la Comunidad de Madrid en materia fiscal. Katala describe estas críticas como «madrilenofobia».

El presidente de la Generalitat se refirió al origen de los fondos que recibirá la Comunidad Valenciana en los próximos años: del programa europeo de la próxima generación, 15.270 millones; del marco financiero Plurianual europeo, 2.754 millones; de programas europeos en paralelo Competitivo, 526 millones; y de fondos regionales y estatales, 2 650 millones. En total, estas cuatro fuentes de financiación ascienden a 21.200 millones de euros para la transformación de la Comunidad Valenciana.

El PP intensificó su intervención con demandas por la responsabilidad de Puig por la detención de Mónica Oltra en el gobierno, como, a su juicio, con una actitud favorable hacia su exmarido, Luis Eduardo Ramírez Icardi, en el caso por el que esta educadora social fue Fue condenado a cinco años de prisión por abusar sexualmente de una niña menor de 14 años en un centro privado pactado con la Administración Autónoma. El veredicto acusa al consejero de sus acciones de lo que considera demora e inacción en la denuncia de los hechos, e incluso lo acusa de «hostilidad» hacia la víctima, sin acreditar su testimonio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *