El Festival de Cannes lleva al cine a la pospandémica  Cultura

El Festival de Cannes lleva al cine a la pospandémica Cultura

Entrada al palacio del festival en Cannes ayer por la mañana.Vadim Girda / AP

Cualquiera que pueda ser es la 74 edición del Festival de Cine de Cannes, que comienza esta noche con el musical Annette, Leos Carax, con Adam Driver y Marion Cotillard, es demasiado. En 2020, muchas películas originales dejaron de salir solo para poder estrenarse en el auténtico portaaviones. Para su delegado general, Thierry Fremo, se trata de un regreso poético y anunció, ayer ante la prensa, “sentimientos”: “Cannes es celebrado por autores, directores, prensa, desde la ciudad de Cannes … Esperamos que todos los días se confirma que nos eligieron bien ”, puntualizó. No habló de los 200 millones de euros que el concurso reporta a la ciudad cada año, según el Ayuntamiento, ni de los 28.000 acreditados (un 30% menos que en ediciones anteriores) presentes en la ciudad, ni de las 4.000 pruebas diarias de antígenos (para ingresar al Palais, epicentro del evento, se debe tener una prueba de covid negativa con una antigüedad máxima de 48 horas), que se realiza en una enorme pérgola en el recinto donde solía estar ubicado el mercado internacional de pueblos. No, se refería al borde del abismo en el que ha emergido el cine desde el año pasado: el modelo de negocio basado en el cine. Frema habla de “triunfo absoluto y merecido”, de las plataformas “cuando el cine no pudo defenderse”.

Más información

“¿Quiénes son los artistas que se encuentran en las plataformas?”, Se preguntó. Nadie, para que Cannes no se pierda ni un veterano ni un recién llegado, comienza hoy su edición más escandalosa: una sección oficial repleta de nombres célebres, como Paul Verhoeven (que Benedetta, La verdadera historia de la monja lesbiana italiana del siglo XVII), Wes Anderson (Crónica francesa, mientras que el estadounidense ya se ha estrenado en preproducción de su nueva película, que se rodará en España en septiembre), Asgar Farhadi (Héroe, su regreso a su país de origen) Mia Hansen-Lev, (Isla de Bergman, el viaje de dos directores estadounidenses al archipiélago, donde se inspiró el genio sueco), Sean Penn (Día de la Bandera); Nadav Lapid, los ganadores anteriores de la Palma de Oro Jacques Audiard, Apichatpong Verasetakul y Nani Moretti, y otros nombres como Francois Ozon, Indico Eniedi (ganador de la Berlinale), Catherine Corsini, Kirill Serebrennikov (que sufrió un arresto domiciliario prolongado en Rusia) Trier, Joachim Lafos , Bruno Dumont o la francesa Julia Docourno.

Porque Khan quiere todo, además de transformar la sección Definite Look para nuevos directores, añade otra sección, Khan Premiere, y así podrá proyectar películas de Hong Sang-Su, Mathieu Amalric, Andrea Arnold o Arno Desplechin. Las películas de Oliver Stone se proyectarán en sesiones especiales y fuera de competición (documental con el que vuelve al universo de JFK), Charlotte Gainsberg (que interpreta a su madre Jane Birkin), Tom McCarthy, Sergei Loznitsa o Todd Haynes, quien presenta su documental sobre la banda The Velvet Underground, creado para Apple TV. En general, la sección oficial (que cubre todo lo anterior) ha pasado de 58 títulos en 2019 a 70 en esta edición.

Spike Lee, presidente del jurado en Cannes, en el Hotel Martinez, ayer lunes.
Spike Lee, presidente del jurado en Cannes, en el Hotel Martinez, ayer lunes.GONZALO FUENTES / Reuters

No hay noticias de Netflix.

Y estará Netflix (que se niega a cumplir con la regla de que las películas proyectadas en Cannes deben ser estrenadas en cines en Francia), pero estará Amazon (Annette de Carax es de esta plataforma) y Apple TV. Hay un debate sobre el futuro, cines que están cerrados casi en todo el mundo (España fue uno de los primeros países en abrir el local), y que ahora tienen coleccionables (en Francia y Estados Unidos el público volvió impaciente), menos en España, donde solo Rápido y Furioso 9 ha guardado los muebles. España tampoco hará mucho ruido en Cannes, excepto Libertad, la película de la debutante Clara Roque, que lleva un año esperando su estreno en la Semana de la Crítica y que llegará unos días tarde a la propia ciudad por culpa de la kovida. Covid-19 ha devastado el mundo, excepto, espera Fremo, el festival, que tiene lugar en un pequeño pueblo galo sostenible y defensor del cine teatral.

Y en eso, cuanto más, más feliz, Khan también saca el cofre de sus amigos y multiplica las clases magistrales cara a cara, comenzando mañana con la del coreano Bong Jun-ho, que sigue siendo el último dueño de la Palma de Oro. con Parásitos (y esto luego ganará un Oscar) y una secuela con Jody Foster (2021 Gold Palm), Matt Damon, Isabelle Huppert, Marco Bellocchio (también 2021 Gold Palm) y Steve McQueen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *