El club de la cerveza y la política  El estado semanal

El club de la cerveza y la política El estado semanal

“Si la cerveza se bebe con moderación, la cerveza suaviza el temperamento, ilumina el espíritu y fortalece la salud”, escribió Thomas Jefferson, autor de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en 1776 y presidente entre 1801 y 1809. Entre los que todavía Xavier Pattibi , consultor de comunicación política, y Juan Víctor Isquerdo, experto en marketing digital, grandes gestores de ocio y fundadores de Beer and Politics, el club que impulsa debates políticos entre cervezas desde 2008, consideran dignos de seguir sus enseñanzas.

El lugar de encuentro en Barcelona es el bar Schultz, en la calle de Bailén, donde se reanudarán las actividades este viernes 23 tras una larga pausa en la pandemia. Me encuentro con Xavi en la terraza del bar. “Queríamos invitar a otros consultores que hayan escrito sobre política o comunicación política. Se presentaron 15 personas. En broma, nombramos la reunión: Cerveza y política. Era solo una reunión para charlar y beber, pero la gente nos pidió que nos organizáramos más, y al día siguiente, unos meses después, invitamos a Anthony Gutiérrez-Ruby, que hablaba de las elecciones estadounidenses, mientras lo bombardeábamos con preguntas. Desde entonces, ha habido 446 reuniones en 71 ciudades de todo el mundo.

Lo que comenzó como una broma local es un fenómeno global. La dinámica de los encuentros es siempre la misma, ya sea en Madrid, Quito, Paraná o Valladolid: un bar, uno o dos ponentes que no son políticos en activo, cerveza (o lo que quieras) que se puede interrumpir y preguntar cuando quieras. , No tomas de corriente sin pantallas y de una hora y 17 minutos de duración. Tengo curiosidad por la última regla. Xavi aclara: “Sobreviví el tiempo sin tener que salir a fumar, y aunque ya no fumo, sigo quedo”.

El salto al exterior viene de personas que se lo pasaron bien en los primeros encuentros y quisieron repetir en sus ciudades. “Después de Bilbao, Sevilla o Valencia, se creó la Ciudad de México en 2012; luego vinieron Caracas, Bruselas, Buenos Aires … Cada ciudad tiene sus propios organizadores. En Barcelona, ​​estos son Xavi y Mireia Castello.

Diversión, aprendizaje, conexión

Entretener, aprender o conectar a personas preocupadas por la política son los objetivos de la plataforma sin ánimo de lucro, que además de un sitio web con unas 30.000 visitas al mes, cuenta con revista propia, monografías, recopilación de 1.800 discursos históricos, otro clásico libre de regalías de historia política, miles de artículos y una editorial con 50 títulos publicados.

La lista de participantes incluye nombres como Raimundo Viejo, Toni Aira, David Rieff, Estefanía Molina, María Ramírez o Jordi Amat (prevista para el 23 de julio en Barcelona). El mayor éxito de público ocurrió con Alejandro Cao de Benos el día que vino a hablar de Corea del Norte. “Solo habló durante 10 minutos porque dijo que había espías de la CNI. Pero después de las preguntas, pasó 50 minutos tomándose una selfie. “

Si tuviera que elegir entre una lectura por la tarde Democracia en América o visitando la fábrica de su cerveza artesanal favorita, Xavi confiesa: “La cultura política es lo que nos permite reunirnos más tarde en los bares y hablar de ello, por eso la prioridad para Marx, Tocqueville, Rousseau, Maquiavelo, Arendt y para tantos libros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *