El Benfica venció al Barcelona y agravó su crisis  deporte

El Benfica venció al Barcelona y agravó su crisis deporte

Darwin Nunes, el momento en que marcó su primer gol de la noche.
Darwin Nunes, el momento en que marcó su primer gol de la noche.PATRICIA DE MELO MOREIRA / AFP

El Barcelona acaba de empezar la Champions League y la vida se ha vuelto más complicada, contando los dos duelos por derrotas. Primero fue conquistado por el Bayern, y en el Estadio Da Luz fue incinerado por el Benfica. Dos disparos que demuestran que el equipo azulgrana no es lo que era de la misma manera que apunta a Kuman, cuestionado por el juego del equipo, los resultados y también sus planteamientos.

El Barcelona no aprendió de sus errores, que llegó al campo con el Leganés, de nuevo un poco estresado, como sucedió ante el Granada. Luego marcaron en el segundo minuto y más de lo mismo sucedió en el Estadio Da Luz cuando Darwin Núñez derrotó a Eric García y venció a Ter Stegen. Pero es que Koeman hace tiempo que no acelera el planteamiento original de los partidos -casi siempre jugaba al revés, lo que requería un duelo como ante Bayern, Cádiz y Granada- por mucho que corrigiera después. Esta vez trató de hacerlo rápido, porque se sentó sobre Piqué después de media hora de reunión para sacar a Gavi.

Sin un delantero destacado y sin jugadores que traten demasiado bien la portería rival o con un gol demasiado fino, el Barça intentó recuperarse con un balón de fútbol. Pero en los últimos metros le faltaron ideas e ingenio, unos disparos de Luuk de Jong y Pedri, que no encontraron la red. Los cambios de Koeman tampoco ayudaron, ya que cambió a Eric García y Araujo, De Jong regresó al centro cuando Piqué se fue, y Luuk de Jong jugó por decreto, aunque no se paró con el balón. Todo un lío.

Nada cambió en la segunda parte, de nuevo un baile de pizarra de Koeman y posiciones, hasta tal punto que pasó del 5-3-2 al 4-2-3-1 para terminar con 4-4-2. Demasiado pendiente del rival, no del balón, el Barça meció. Un déficit que aprovechó el Benfica, primero con un gol de Rafa Silva desde el interior de la columna y luego un penalti, que materializó Darwin Núñez. Desastre en el Barça.

Puedes seguir EL PAÍS DEPORTS en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *