Eclipse de Internet enfría movilizaciones en Cuba  Internacional

Eclipse de Internet enfría movilizaciones en Cuba Internacional

Tres días después de las protestas que sacudieron varias ciudades y pueblos de Cuba y conmocionaron la vida política del país, el apagón de información continúa debido a la interrupción de Internet y los datos móviles, que fueron claves en la convocatoria a manifestaciones. El miércoles, aún era imposible acceder a las redes sociales desde el teléfono, creando confusión por noticias de posibles incidentes en algunas ciudades y en las calles de La Habana, donde la presencia policial aún es grande.

La avalancha de información del exterior, mezclada con el silencio oficial y las noticias falsas -fotografías de los disturbios en Egipto se difundieron en Facebook, como si fuera Cuba- dificultaron la valoración de la realidad. El canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró este martes que el país está “tranquilo y lleva una vida normal”, confió que los hechos “no volverán a ocurrir” y acusó directamente a Washington de estar detrás de lo ocurrido en la isla el domingo. disturbios en una escala muy limitada, no un brote social “

Más información

La situación en las principales calles de La Habana estuvo tranquila el miércoles. Pero también parece ser lunes, y las propias autoridades han confirmado que ese día se produjeron graves hechos en el distrito de Arroyo de Naranjo, en los que resultó muerto un hombre de 36 años. Según la versión oficial, policías y defensores del gobierno se enfrentaron allí con un grupo de manifestantes que, “en un intento de evitar la acción, destrozaron viviendas, prendieron fuego a contenedores y dañaron líneas eléctricas, mientras atacaban a agentes y civiles en el lugar con cuchillos”. piedras y piedras. “”. Hubo varios heridos por ambos lados y un número indeterminado de detenidos, y se dijo que el fallecido, de nombre Diubis Laurencio Tejeda, solo tenía antecedentes penales, sin precisar las circunstancias de su muerte. El propio comunicado oficial, que no describió los motivos de la protesta, mostró una realidad absolutamente inédita en Cuba.

Varias organizaciones anticastristas, así como ONG de derechos humanos que suelen ser críticas con el gobierno, distribuyen imágenes y videos de detenciones, enfrentamientos y episodios de violencia policial excesiva, pero la mayoría no ha sido confirmada por la prensa extranjera ni conocida. En estos momentos de confusión, es en las redes y en la información donde se libra la batalla y la guerra.

Este miércoles, varios medios de comunicación publicaron la noticia de la renuncia del viceministro del Interior, ya que se oponían al uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, noticia que fue desmentida oficialmente, por considerarla. noticias falsas. No hay cifras oficiales sobre el número de detenidos, aunque algunas organizaciones de oposición dicen que puede haber unos 170.

El canciller Rodríguez aseguró en conferencia de prensa que Estados Unidos estaba utilizando una manipulación “obscena” de datos y usando su “monopolio” sobre herramientas de alta tecnología para generar una “operación de comunicación a gran escala” y “desinformación” para desacreditar al gobierno cubano logrando Cambio de regimén. Respecto al apagón en Internet, Rodríguez negó que fuera una política oficial y lo comparó con “cortes de luz” y “evidentes dificultades de suministro eléctrico”. “Hoy en día, hay una falta de energía eléctrica, lo que también afecta el funcionamiento de las redes, nodos, servidores y telecomunicaciones”, dijo, al señalar que “en un país donde hay una escasez aguda de medicamentos, es cierto que hay una falta de datos. pero tampoco hay medicinas ”. El martes se difundió la noticia de que Estados Unidos proporcionaría una solicitud de acceso gratuito a Internet en Cuba, lo que la embajada de Estados Unidos denegó.

En este enredado entorno, imágenes reales que poco a poco se han ido dando a conocer por las recientes protestas, detenciones y el uso de la fuerza por parte de la policía han tenido un impacto notable en los cubanos, y han surgido prestigiosos artistas y académicos como el dramaturgo Carlos Celdrán, un premio del Teatro Nacional.No sobre golpes, no sobre arbitrariedades, no sobre mala actitud. No puedo seguir viendo lo que veo sin desmoronarme. Cada video de represión policial que aparece me deja sin opciones. No hay alternativas. He dedicado mi vida a Cuba a través del teatro, he luchado y opuesto a grandes cosas, me encanta lo que hemos construido con tantos artistas contra viento y marea. Pero esto no se puede aceptar “, escribió Keldran.

El músico Leo Brauer, una institución en su país, habla de la misma manera. “¡Qué dolor, qué tristeza que haya un abuso de poder! … Nunca imaginé que la policía en Cuba atacaría a gente común y pacífica como nosotros, los cubanos. Cuando los cubanos protestan, ¡no hay duda de que la política, o más bien el poder político y militar, se ha sobrepasado! “, Escribió Brauer con su propia letra en un mensaje publicado en Facebook. Samuel Formel, director de la famosa Orquesta Los Van Van, mostró su apoyo a los manifestantes. “Apoyamos a los miles de cubanos que reclaman derechos, debemos ser escuchados, debemos decir no a la violencia y la indignación, debemos pedir la paz en nuestras calles”.

El gobierno cubano no reconoce que las protestas fueron espontáneas, pero son parte de un escenario escrito por Washington para desestabilizar la isla luego de agravar las dificultades del pueblo con su política de bloqueo económico. Están inscritos en el antiguo conflicto entre Cuba y Estados Unidos: “Lo que se está arreglando hoy es el derecho a un estado independiente y soberano; de una nación, de un pueblo para ejercer su derecho a la autodeterminación, a disfrutar de sus derechos humanos sin injerencias externas, sin injerencias en sus asuntos internos ”, dijo el martes el canciller.

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *