Dos periodistas asesinados en México en las últimas 24 horas

Dos periodistas asesinados en México en las últimas 24 horas

Los periodistas mexicanos Enrique García (izquierda) y Gustavo Sánchez (derecha).
Los periodistas mexicanos Enrique García (izquierda) y Gustavo Sánchez (derecha).RR.SS

Dos periodistas han sido asesinados en México en las últimas 24 horas. Esta mañana temprano, el reportero policial Gustavo Sánchez fue asesinado a tiros en Tehuantepec, Oaxaca. A 700 kilómetros en el municipio de Metepec, México, el cuerpo del periodista Enrique García fue encontrado a bordo de su automóvil a la medianoche. Los crímenes de Sánchez y García completan la lista negra que convirtió a México en el país más peligroso del mundo para la prensa.

Gustavo Sánchez estaba con su hijo en una motocicleta cuando fue baleado por asaltantes no identificados, según la Fiscalía General de Oaxaca. El ataque tuvo lugar alrededor de las 09:30 en el camino a San Vicente y Moreau Mazatan, donde vivía el periodista. Esta no es la primera vez que un reportero que cubre el tráfico de hidrocarburos de la zona es atacado. «Había una historia», admite la fiscalía. En julio del año pasado, Sánchez fue asesinado a tiros en presencia de su familia cerca de su casa. En esta agresión llegó a advertir en varios grupos de WhatsApp que estaba sangrando y necesitaba una ambulancia.

Como resultado de este ataque, el reportero, quien recibió otras amenazas, se integró al Mecanismo de Protección a Periodistas el 1 de junio. El Ministerio del Interior dictaminó hace solo dos semanas que el periodista debería tener un botón de ayuda con un lugar para reaccionar de inmediato. Así, aunque se suponía que Sánchez estaba a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, no tuvo defensa durante el ataque de esta mañana.

La información sobre el caso del periodista Enrique García es escasa. La Fiscalía del Estado de México confirmó a EL PAÍS que el cuerpo del reportero fue encontrado a medianoche en Metepec a bordo de un auto compacto. La investigación de la fiscalía es actualmente un robo, ya que García «no ejercía el periodismo en ese momento» pero «está trabajando en una plataforma para el transporte de personas en vehículos particulares». García, con amplia experiencia como informante, trabajó en el departamento de comunicaciones del gobierno mexicano.

El último informe de Reporteros sin Fronteras (RSF) clasificó a México como la prensa más mortífera del mundo con ocho periodistas asesinados en 2020. Las brutales muertes de 50 informantes han sido reportadas en todo el mundo. La asociación destacó la violencia y crueldad de la que fueron víctimas los periodistas del país. El director de la oficina latinoamericana de RSF, Emanuel Columbie, llamó a las autoridades locales y federales a comprender «la situación de extrema vulnerabilidad de los periodistas y hacer lo necesario para garantizar su seguridad en la región y en el país».

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) destacó la falta de apoyo a los periodistas por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador. Prometió tomar medidas concretas para acabar con la violencia contra la prensa y la inmunidad por el asesinato de periodistas. Sin embargo, este ciclo continúa sin cambios «, denunció la organización en diciembre, al reconocer que en la mayoría de los asesinatos,» ningún acusado ha sido condenado y los autores intelectuales quedan libres «.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *