Después de los "jinetes" vienen los abogados: el Poder Judicial reconoce la contratación de 141 falsos autónomos que asesoraron a los bancos |  Ciencias económicas

Después de los “jinetes” vienen los abogados: el Poder Judicial reconoce la contratación de 141 falsos autónomos que asesoraron a los bancos | Ciencias económicas

Varios telemarketings del Ayuntamiento de Barcelona.Ayuntamiento de Barcelona

Como ya ha pasado con jinetesLa Justicia ha vuelto a echar un vistazo a otro nicho de trabajadores autónomos que, sin embargo, realizaban tareas estructurales dentro de una empresa pero no eran reconocidos como asalariados: los abogados. El Tribunal Supremo de Madrid falló el 16 de julio a favor de 141 abogados que trabajaban externamente para la multinacional Transcom y donde prestaron asesoramiento legal a Santander, Sabadell, Inversis, Caixabank y Deutsche Bank a través del servicio de centro de llamadas (atención telefónica). Según dicha decisión, TSJM reconoce la contratación de esos abogados -es decir, su trabajo se realizó en las mismas condiciones que las de sus otros compañeros- y mantiene una multa de más de seis millones y medio de euros impuesta a la empresa escandinava. por la Inspección de Trabajo.

MÁS INFORMACIÓN

La sentencia del tribunal, a la que tuvo acceso EL PAÍS, determinó que existía una ‘relación laboral’ entre esos 141 trabajadores y Transcom, por lo que su condición externa carecía de sentido. Según uno de los abogados que tomó el caso, todos realizaron tareas iguales a las de los demás compañeros con contrato fijo. Por ejemplo, tenían una jornada laboral perfectamente establecida desde la empresa, ocupaban el mismo lugar en sus instalaciones, utilizaban los ordenadores que se les proporcionaban y utilizaban una aplicación específica de la empresa para realizar su trabajo. A través de él, reciben llamadas que requieren asesoramiento legal, como la supervisión de la apertura de una cuenta corriente en una de estas entidades por parte de las empresas.

A pesar de que inicialmente los grandes bancos contaban con un despacho jurídico propio que se ocupaba de estas situaciones, con el tiempo el servicio fue externalizado y subcontratado como Transcom. La multinacional sueca ofrece un servicio telefónico para consultas legales (entre muchos otros), y en los últimos años ha logrado firmar contratos con las principales instituciones financieras del país.

Sin embargo, dada una de las características contenidas en el contrato, que no obliga a los abogados a contribuir necesariamente a la seguridad social, sino que pueden hacerlo a través de mutuas, el servicio ha propiciado la conformación de grupos de abogados externos, quienes en De hecho realizó la misma tarea para el mismo cliente.

Ante esta circunstancia, uno de los abogados notificó a la Inspección de Trabajo y tras meses de diligencia levantó un certificado sancionador de más de seis millones de euros al constatar estas irregularidades entre 2013 y 2017. Previo al recurso de casación interpuesto por la empresa contra esta multa , la Tesorería General de la Seguridad Social presentó una solicitud oficial, que también fue recurrida hasta que finalmente llegó al Tribunal Supremo de Madrid. A pesar de todo este camino legal, fuentes familiarizadas con el caso afirman que la voluntad de Transcom es remitir el caso a la Corte Suprema y así retrasar la ejecución de la sanción.

Antecedentes de Glovo y Deliveroo

Cabe recordar que la doctrina de la Corte Suprema sigue en línea con el reconocimiento del empleo de trabajadores externos como jinetes (distribuidores). En una sentencia de 2019, ya consideraba a un proveedor de Glovo como un falso autónomo, y un año después rechazó una denuncia interpuesta por Deliveroo sobre la situación de 532 proveedores en Madrid.

‘La decisión de esta Sala Cuarta aborda un asunto de suma importancia y relevancia a la hora de considerar si el trabajo relacionado con las plataformas digitales debe ser considerado como una relación laboral, y se pronuncia a favor del carácter laboral de la relación del comerciante con la plataforma digital “, afirma la decisión, en una clara advertencia a otras empresas.

Actualmente se encuentra disuelto el grupo de abogados encargados de llevar a cabo este asesoramiento legal a los bancos dentro de Transcom. De hecho, algunos de sus miembros han sido contratados por estas entidades financieras para realizar esta actividad de forma interna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *