Después de 20 años de guerra, Estados Unidos abandona la base militar de Bagram, oficializando la retirada de Afganistán.  Internacional

Después de 20 años de guerra, Estados Unidos abandona la base militar de Bagram, oficializando la retirada de Afganistán. Internacional

El jueves por la noche, las tropas estadounidenses y sus aliados de la OTAN abandonaron el aeropuerto más importante, y el último activo, utilizado por el ejército estadounidense en Afganistán, completando prácticamente todas las operaciones militares importantes en el área. La salida de la base aérea semanas antes de la fecha final de retiro del Pentágono, a mediados de julio, y mucho antes de la anunciada por el presidente Joe Biden el día simbólico del 11 de septiembre, envió un mensaje a los estadounidenses unos días antes del 4 de julio de que el más largo La guerra que Estados Unidos ha librado en el extranjero ahora tiene fecha de vencimiento.

Más información

Reuters citó a un alto funcionario de seguridad estadounidense diciendo que “todas las tropas estadounidenses y miembros de las fuerzas de la OTAN han abandonado la base aérea de Bagram”. La información también fue confirmada por un portavoz del Ministerio de Defensa afgano. “El aeropuerto de Bagram ha sido entregado oficialmente al Ministerio de Defensa. “Las fuerzas estadounidenses y la coalición se han retirado completamente de la base, y de ahora en adelante las tropas del ejército afgano la protegerán y la usarán para combatir el terrorismo”, escribió el portavoz Fawad Aman en Twitter.

El ejército estadounidense ha dejado atrás casi dos décadas de guerra, que ha matado a más de 2,300 soldados estadounidenses (además de casi 240,000 civiles, más de 70,000 de ellos civiles). Como dijo Reuters un diplomático occidental en Kabul, Estados Unidos y sus aliados “han ganado muchas batallas, pero ciertamente han perdido la guerra”.

La instalación se ha utilizado durante mucho tiempo para lanzar aviones de ataque contra los talibanes y otros grupos yihadistas y se ha convertido en un cuartel general de las tropas estadounidenses para operaciones especiales en este conflicto. Según un funcionario de defensa citado por El Washington Post,, El general del ejército Austin Scott Miller, comandante en jefe de Estados Unidos durante casi tres años, permanece al mando y conserva la capacidad de defender a las tropas estadounidenses mientras continúa la retirada.

Se espera que el ejército complete su retirada en cuestión de días, luego de una orden emitida por el presidente Joe Biden en abril pasado para poner fin a la participación de Estados Unidos en la guerra en Afganistán. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, destacó este viernes, ante reporteros de la Casa Blanca, que no se producirá una retirada inmediata de las últimas tropas estadounidenses en Afganistán, en medio de crecientes especulaciones de que otros contingentes podrían irse antes de lo previsto. Biden dijo que no a si el lanzamiento se finalizaría pronto. “No, estamos exactamente en la trayectoria esperada”.

Más de 2.400 soldados estadounidenses han muerto en 20 años de lucha y 20.000 han resultado heridos. Cerca de 47.245 civiles también murieron, junto con decenas de miles de miembros de las fuerzas de seguridad afganas, dijo el periódico.

Los talibanes dijeron el viernes que “felicitan y apoyan” la salida de todas las tropas estadounidenses y de la OTAN de la base aérea de Bagram en Afganistán, una señal de que una retirada completa de las fuerzas extranjeras es inminente. “Tu retirada completa [de Afganistán] esto allanará el camino para que los afganos decidan su propio futuro “, dijo a la AFP el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

La retirada se produce en medio de una oleada de violencia y ofensiva de los talibanes, a pesar del inicio de las conversaciones de paz entre el gobierno afgano y los insurgentes en la capital de Qatar, Doha, en septiembre. Fuentes citadas por Tolo TV dicen que más de 20 personas murieron en ataques de los talibanes en las provincias del norte de Badakhshan y Baglan el jueves por la noche.

Por su parte, el Ministerio de Defensa aseguró a través de su cuenta de Twitter que unos 130 presuntos rebeldes resultaron muertos y unos 100 resultaron heridos en operativos realizados en las últimas 24 horas por las fuerzas de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *