Covid-19: a los residentes les resulta imposible reubicar a sus trabajadores no vacunados para proteger a los ancianos

Covid-19: a los residentes les resulta imposible reubicar a sus trabajadores no vacunados para proteger a los ancianos

Las residencias consideran descafeinadas las medidas presentadas por la ministra de Sanidad, Carolina Darius, a las comunidades autónomas para afrontar los brotes en estos centros. Se trata de un documento técnico, con las recomendaciones de un grupo de expertos, que aprueban que los trabajadores no vacunados se sometan a pruebas diagnósticas de dos semanas -algo que muchas comunidades ya hacen con más o menos frecuencia- y que se evalúa si son destituidos de su cargo. .que no estén en contacto con los residentes y así evitar infecciones. Los cuatro principales empleadores del sector consideran que esto último es inviable, dado que la mayoría de los trabajadores de la vivienda son trabajadores de apoyo y su trabajo es cuidar a las personas mayores en su vida diaria, por lo que reubicarlos es muy difícil. Todo el mundo afirma que la vacunación es un requisito imprescindible para trabajar en estos centros y el documento insiste en el carácter voluntario de esta medida. La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, organización profesional, profundiza en esta idea y lamenta la “falta de compromiso” de las autoridades sanitarias con las residencias.

Más información

Los casos han aumentado drásticamente en el último mes, según datos del Instituto de Ancianos y Servicios Sociales. Del 5 al 11 de julio no se reportaron defunciones en estos centros, por primera vez en todo el año que sucedió algo similar: se diagnosticaron 123 casos y no hubo defunciones. La última semana de la que hay datos disponibles en todo el país, del 26 de julio al 1 de agosto, hubo 71 muertes y 1,150 nuevos positivos. La situación en esta quinta oleada ha mejorado mucho respecto a las anteriores, dado que muchas personas mayores portan la infección de forma asintomática, pero la situación es preocupante. Para hacer frente a esto, la presentación de advertencia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que reúne a técnicos de las Comunidades Autónomas y del Ministerio, acordó un documento que no tiene carácter vinculante, es un conjunto de recomendaciones, como en su día este era, por ejemplo, el semáforo de las restricciones. Cada autonomía puede adaptar estos consejos a su realidad o no aplicarlos si no lo considera necesario.

Por eso, en el sector de la vivienda, no lo consideran un documento ambicioso. “Es un general, no dice nada, son solo recomendaciones”, criticó José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación de Directores y Gerentes. “No se entiende que no se regulen temas importantes para mantener la protección de las personas vulnerables que viven en una vivienda, como la vacunación obligatoria de los trabajadores o la exigencia de un pasaporte covid para visitar”, dijo. Los empresarios del sector coinciden en argumentar que el pinchazo es un requisito para trabajar en los centros, y que es necesario completar el calendario de vacunación o una prueba negativa para las visitas. Si bien todos enfatizan que las medidas preventivas les parecen buenas, incluida la exigencia de dos pruebas de diagnóstico para los empleados no inmunizados, plantean dudas sobre quién pagará estas pruebas. Y critican el desconocimiento del sector por parte de las autoridades sanitarias.

“Tengo la impresión de que quien dicta este tipo de medidas desconoce por completo el cuidado de las personas mayores y que lo único que busca es ofrecer soluciones basadas en un mundo ideal. La realidad es otra: estamos en una pandemia y tenemos un ministerio que tiene que lidiar con una situación compleja, hablar con diferentes sectores y proponer las medidas necesarias, aunque eso signifique que no todos estén contentos ”, dijo Jesús Cubero, secretario general. . de la Asociación de Empresas de Servicios para Adicciones. “No puedo enviar a alguien contratado como culturista a trabajar en la lavandería. Además del hecho de que nuestro personal en el 99% de los casos es de servicio directo. Si hay cuatro o cinco personas no vacunadas en un centro, me cuesta moverlas, habría quejas de otros compañeros … ¿qué hacemos? ¿Contratamos más o los que han sido vacunados también asumen estas tareas? ”, Resume Juan Vela, presidente del grupo social Lares, que aglutina viviendas sin ánimo de lucro.

Además, el sector se enfrenta a posibles problemas legales con esta medida. Los estatutos de los trabajadores, en el artículo 39, incluyen la posibilidad de movilidad funcional “de acuerdo con las calificaciones académicas o profesionales requeridas para el ejercicio del empleo y con el respeto a la dignidad del trabajador”. El empleador, según esta norma, podrá modificar el puesto tanto a tareas superiores como inferiores, incluso no correspondientes al grupo profesional, siempre que existan razones técnicas u organizativas que lo justifiquen y que el momento de este cambio sea el “imprescindible”. .

Jesús Cruz Villalón, catedrático de derecho laboral de la Universidad de Sevilla, dijo que existían “dudas sobre si el cambio de cargo podría ser ilegal”. “Actualmente, no existe una legislación, ni en el ámbito laboral ni en el ámbito sanitario, que establezca que la vacunación es un requisito para determinados puestos de trabajo y no puede ser adoptada por la comunidad autónoma, sino por el gobierno. Si un empleado va a la corte, será examinado caso por caso y puede ser considerado ilegal y tener consecuencias para el empleador, ya que la recomendación no tiene valor legal “. José Repizo, director general de Atención Social y Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Andalucía, ve la recomendación como un “brindis por el sol”, que también sería “responsabilidad de las empresas”.

Según Adrián Todoli, catedrático de derecho laboral de la Universitat de València, con la recomendación actual, dependerá del caso concreto y de lo que digan los especialistas en prevención de cada empresa y en cada caso. “Pero si la ley de salud lo dice, sería obligatorio según la ley prevenir el riesgo. Y eso sería perfectamente aplicable ”, concluyó.

Cinta Pascual, presidenta del Círculo Empresarial de Atención a las Personas, afirma que “pusieron sobre la mesa la proyección que ya se está haciendo en algunas comunidades. Nos parece bien que sean obligatorios para toda España, pero necesitamos saber quién los pagará ”. “Queremos concreción, que somos conscientes de que el único objetivo es proteger a las personas más vulnerables. El hecho de que haya una quinta ola y haya afectado a la vivienda nos deja muy claro que debemos protegerlos y hacerlo preservando sus libertades y que las familias tengan acceso a los centros, y está claro que la prevención es la única solución. . ”Dice Pascual, quien está convencido de que la vacunación obligatoria eventualmente será un requisito para los trabajadores. Ignacio Fernández, presidente de la Federación Empresarial de la Agencia, coincide: “Esto ha pasado en países como Francia. Sería mucho más lógico decirles que reconsideren su cargo y mientras tanto se rescinde su contrato y podrán regresar cuando estén vacunados o cuando el virus sea derrotado, porque si no, serán un peligro para mucha gente “.

Declaraciones de Cinta Pascual, presidenta del grupo de atención empresarial.VIDEO: PEGAR CINTA A TRAVÉS DE EFE

Apriete los controles

Las fuentes de salud reconocen preocupaciones sobre las infecciones en los hogares, muchas de las cuales son causadas por trabajadores, aunque no se sabe cuántos empleados no vacunados. La mayoría aceptó la picadura, pero un porcentaje minoritario se negó. Hoy, el ministerio no evalúa ninguna medida coercitiva ni obligación de vacunación para estos empleados. Al menos cinco comunidades autónomas apoyan la vacunación como requisito de vivienda. Pero el departamento que encabeza Darius apoya el endurecimiento de los controles y convencer a todos los que trabajan en el centro con personas vulnerables para que tengan un liderazgo total. Los técnicos también consideran necesario asegurar que todo el personal de la vivienda disponga de información y formación específica y actualizada sobre medidas de prevención y control en los centros antes de intervenir en la obra. Y esa vacunación se está promoviendo “activamente” entre los trabajadores. En el contexto de alta transmisión del virus, como el que vivimos ahora, las técnicas de alerta recomiendan que quienes van a visitar a los residentes lleven una máscara y mantengan la distancia. Cuando hay pocas infecciones en la comunidad, si los visitantes son vacunados, “se puede evaluar para flexibilizar estas medidas”, dijo.

Consultadas por este diario, la mayoría de comunidades autónomas han respondido que estudiarán las recomendaciones, aunque las pruebas de diagnóstico para trabajadores no vacunados son algo que muchas de ellas ya están haciendo. Lo hacían una vez a la semana en Andalucía, Galicia (tanto vacunados como no); Extremadura, cada 15 días (inmunizados y no) y dos veces por semana en Murcia. Otros son incluso más estrictos que la recomendación de presentación de señales y los hacen cada 72 horas o tres veces por semana. Este es el caso de Baleares, Cataluña, La Rioja y Aragón. En este último caso, los propios trabajadores deben pagar la prueba. Madrid y Castilla y León lo recomiendan en sus protocolos, no necesariamente.

Un caso concreto es el de Castilla-La Mancha, que dictó orden para realizar este tipo de pruebas a los trabajadores y el Tribunal Supremo desestimó algunos de sus puntos, incluidas las pruebas periódicas a los empleados. Su viceministra de atención a adictos, Anna Saavedra, reconoció las dificultades que planteaba para combatir los brotes en esos centros y apeló la decisión, por lo que continuarán implementando la medida hasta el 20 de agosto. “Muchas decisiones se toman en los gobiernos [luego] los jueces entienden que no deberían y eso es un poco decepcionante. Consideramos muy importantes las pruebas ”, dijo Saavedra el miércoles.

Con información de Juan Navarro, Caridad Bermeo, Ferran Bono, Eva Saiz, Guillermo Vega Y Lucia Bohorkes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *