Corrupción: Videgaray, Lozoya, Robles, Peña Nieto ... Se levantan juicios contra el PRI, mientras López Obrador ofrece pactos

Corrupción: Videgaray, Lozoya, Robles, Peña Nieto … Se levantan juicios contra el PRI, mientras López Obrador ofrece pactos

El ex presidente Enrique Peña Nieto y el entonces ministro de Finanzas Luis Videgaray en una ceremonia pública en 2016.Darío López-Mills / AP

El último avance en los casos contra altos funcionarios del PRI se ha producido en el terreno superficial de las sanciones administrativas patrocinadas por el gobierno, los golpes de estado, más que en las decisiones judiciales sustantivas. Este martes, el Ministerio de Asuntos Públicos anunció la inhabilitación por 10 años de Luis Videgaraj, el hombre fuerte del expresidente Enrique Peña Nieto, por irregularidades y ocultamiento de información sobre sus bienes. También se anunció esta semana que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente del Ministerio de Hacienda, prepara una sexta denuncia contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Más información

Los dos movimientos contrastan con la opacidad y falta de transparencia con la que el juicio a Lozoya, celebrado hace más de un año, y la demora en el juicio de la exsecretaria Rosario Robles, única presidenta del PRI en la mega cárcel de corrupción conocida como Master. Estafa. Todo ello, en medio de la resaca preelectoral, que colocó al PRI en una posición privilegiada como posible socio de Morena en el Congreso y con la consulta para el juicio a ex presidentes, prevista para el 1 de agosto, como nuevo pilar de la campaña. el horizonte cercano …

Hasta dos veces, la Fiscalía General de la Nación (FGR) ya emitió una orden de aprehensión contra Videgaray en el caso Odebrecht, según información filtrada en noviembre. En ambos casos, los jueces los despidieron por el momento por cuestiones de forma, pero cada vez se aprieta más el cerco de la justicia contra quien fue Canciller, Ministro de Hacienda y director de campaña de Peña Nieto en 2012, a quien también vuela sobre el propósito de la acusación.

Videgaray tiene dos frentes abiertos: las acusaciones de Lozoya de ser responsable, junto con el expresidente, de recibir y gestionar millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht; y las denuncias de otro alto funcionario priista de que ordenó el desvío de recursos millonarios de programas sociales contra el hambre para comprar votos y financiar eventos priístas. Pero por el momento, solo se ve afectado por una inhabilitación administrativa para ocupar un cargo público durante una década debido a «la falta de credibilidad en sus declaraciones de riqueza durante tres años consecutivos», dijo el ministerio en un comunicado que controla las irregularidades administrativas.

El nodo de la demanda para ampliar la millonaria red de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht también permanece paralizado. Lozoya fue detenido en febrero del año pasado en un edificio de lujo en España. Extraditado a México el 29 de julio, el exdirector de Pemex finalmente fue acusado de lavado de activos, asociación delictiva y cohecho.

Desde entonces, el caso se ha desarrollado entre un poco de transparencia y polémica provocada por los beneficios brindados a la política a cambio de la cooperación con el Poder Judicial. Como parte del acuerdo, Lozoya acusó al liderazgo del PRI durante el gobierno de Peña Nieto de recibir y destinar alrededor de $ 500 millones para la campaña electoral de 2012 y de comprar votos de congresistas de la oposición para asegurar la aprobación de la controvertida reforma energética. A medida que aumentan los temores de que el escándalo de corrupción, que afecta los equilibrios políticos de México, quede impune, la única noticia del caso es la nueva denuncia anunciada por la UIF, que acusa a Lozoya de dirigir una red de empresas de primera línea en cooperación con Odebrecht desviando otros 200 millones dolares.

El juicio contra Rosario Robles, la única exministra de Peña Nieto, cerrado desde 2019, por su participación en una mega conspiración de corrupción conocida como Master Scam, llevada a cabo durante los años del gobierno anterior y que habría rondado los $ 400 millones. también está en progreso. A principios de este año, la exsecretaria de Defensa de la Defensa tanto del Desarrollo Social como Agrario, Territorial y Urbano comenzó a negociar un acuerdo con la Fiscalía para reducir su condena a cambio de declararse culpable de los delitos que le imputan. pase que en última instancia permitiría desviaciones millonarias. Hace dos meses, en un nuevo giro en la defensa, Robles volvió a declararse inocente, anulando un posible acuerdo con la fiscalía y devolviendo la pelota al punto de partida: el cargo de 21 años de prisión y el pago de 250 millones de euros. dólares como indemnización por daños y perjuicios.

En este contexto de retirada de cuerdas, llegaron los resultados de las elecciones del domingo. La promoción de plazas priístas lo coloca como posible socio de Morena para lograr una mayoría calificada. Tres cuartas partes de la Cámara de Representantes necesaria para abrir la puerta a una reforma constitucional es el caballo de batalla de López Obrador para la segunda mitad de su mandato de seis años. Al darse cuenta de la situación estratégica en la que se encontraba la bancada del PRI, el presidente ya les ha echado el primer guante como futuros socios parlamentarios. De fondo está el controvertido referéndum para que la ciudadanía decida si enjuicia a los últimos cinco expresidentes, entre ellos los priistas Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto. Una vez que la propuesta sea difundida por el presidente y su constitucionalidad sea confirmada por la Corte Suprema, la consulta tendrá lugar el 1 de agosto.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *