CNMC multa a 12 empresas con 61 millones por fraccionar contratos de viaje "para reuniones de café" |  Ciencias económicas

CNMC multa a 12 empresas con 61 millones por fraccionar contratos de viaje “para reuniones de café” | Ciencias económicas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) multó a 12 empresas con 61,28 millones de euros por formar un cártel que modificó el resultado de las licitaciones para la protección y operación de la red vial estatal para adjudicar contratos, informó este viernes el regulador. Entre las sancionadas se encuentran un buen número de grandes constructoras españolas, como ACS, FCC, Acciona o Sacyr, que han ganado contratos por valor de más de 500 millones de euros.

El cartel recibió 71 de las 101 ofertas del Ministerio de Fomento (ahora Ministerio de Transporte) entre 2014 y 2018. Según explicó la CNMC, “las empresas sancionadas participaron sistemáticamente en todas las ofertas pactadas, limitando el número de ofertas accediendo a bajas [descuentos] por encima de un umbral predeterminado para evitar que otras empresas se desempeñen ”. Estas prácticas se organizaron en reuniones de ‘consumo de café’, en las que las empresas del cartel establecieron periódicamente los criterios para coordinar las ofertas económicas en las ofertas públicas de servicios públicos de mantenimiento de carreteras.

Más información

Las sociedades sancionadas son Acciona Mantenimiento (y solidariamente su matriz Acciona), Aceinsa, Alvac, API Movilidad (y su madre ACS), Audeca (y su madre Elecnor), Copasa, Elsamex, Elsan (y su madre OHL), Ferroser (y su matriz Ferrovial), Innovia (y su matriz Copcisa), Matinsa (y su matriz FCC) y Sacyr Conservación (y su matriz Sacyr). La sanción impuesta responde a una infracción muy grave prohibida por el artículo 1 de la Ley 15/2007 de Protección de la Competencia y el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Además de las multas, las empresas no podrán contratar con la administración. Sin embargo, esta sanción suele ser evitada por empresas que presentan juicios que paralizan la imposibilidad de pujar. Varias de estas constructoras ya fueron sancionadas en 2019 por la CNMC por constituir un cartel para distribuir las obras de AVE, pero lograron que la Audiencia Nacional suspendiera la sanción como medida cautelar.

Coordinación de ofertas

Según explicó la autoridad de competencia, el cartel agrupó las distintas ofertas en grupos para los que se acordaron criterios comunes para la presentación de ofertas económicas. Posteriormente, a cada grupo de ofertas se le asignó un “paquete” de puntos, que las empresas del cartel consumieron en función del nivel de descuentos del presupuesto de contratación. Cuanto mayores son las rebajas o descuentos que presentan las empresas en sus respectivas ofertas económicas, más puntos se gastan, aplicando una fórmula específicamente desarrollada por el cartel para cada grupo de contratos. Así, el número de contratos en los que las empresas presentaban grandes descuentos en cada grupo de ofertas era limitado, ya que el número de puntos en la bolsa nunca era suficiente para intentar ganar todos los contratos de cada grupo.

Este sistema incentivó a cada empresa del cartel a concentrar sus oportunidades de licitación en un número limitado de licitaciones, presentándose en las otras licitaciones con pocas o ninguna oportunidad de licitación, convirtiéndose así en licitaciones de cobertura, es decir, licitaciones presentadas para impresionar por falsa competencia.

Las empresas también acordaron un umbral de descuento para estas ofertas de cobertura y se comprometieron a presentar ofertas en todas las ofertas de cada grupo. De esta forma, fue posible cambiar el umbral de anormalidad (calculado en base a las ofertas presentadas en cada licitación) y pudieron recibir ofertas de empresas realmente competidoras fuera del cartel para ser excluidas del proceso de negociación.

El complejo sistema diseñado por las empresas se ha ido adaptando a los sucesivos cambios en el pliego de condiciones introducidos por la administración. La mecánica de funcionamiento era particularmente compleja, lo que facilitaba el seguimiento del cumplimiento y dificultaba su detección.

70% de los premios al desarrollo

La CNMC pudo demostrar que el cartel operó entre febrero de 2014 y diciembre de 2018, aunque las convocatorias están abiertas desde 2009. Las empresas participantes recibieron 71 ofertas de un total de 101 publicadas por Fomento relacionadas con la prestación de conservación. servicios viales El importe total de los premios para las empresas del cartel supera los 530 millones de euros, el 63% del importe total adjudicado por el Ministerio de Servicios de Conservación a la Red Vial del Estado, lo que da una idea del impacto y alcance de este cartel.

En octubre de 2017, la CNMC recibió información anónima advirtiendo de la posible existencia de un cartel que afecta al mercado de prestación de servicios de mantenimiento de carreteras. Tras las inspecciones realizadas en las distintas sedes de las empresas que formaron parte del cártel en 2018, se inició un proceso penal contra 13 empresas en julio de 2019 y Ferrovial Servicios en el mismo proceso penal en diciembre de 2020, aunque al final no fue sancionado como autor, pero como solidariamente responsable de la conducta de su filial (Ferroser).

Multas y prohibición de celebrar contratos con la administración

La CNMC consideró que la complejidad y la nocividad del cártel de interés general eran un factor agravante para determinar el importe de las multas. Aceinsa se benefició de una reducción del 50% en la multa global impuesta al aportar pruebas que permitieron a la CNMC detectar y probar la existencia del cartel. Además, la circunstancia agravante no es aplicable a esta empresa, ya que se considera que su valiosa cooperación a través del programa de clemencia significa que no puede considerarse que haya creado mecanismos para asegurar la implementación de la conducta. Por tanto, la multa impuesta a Aceinsa es de 1,6 millones de euros. Además, Aceinsa no está incluida en la prohibición de celebrar contratos con las administraciones públicas.

La CNMC ya sancionó a 15 empresas en marzo de 2019, incluidas filiales de algunas de las constructoras más importantes de España, por formar varios cárteles para distribuir la contratación pública de infraestructuras ferroviarias de Adif por valor de más de 1.000 millones de euros a lo largo de 14 años. Entre ellos, tuvieron que recibir una multa de 118 millones de euros, que se reparte entre Elecnor, Siemens, Indra, Isolux, Inabensa (Abengoa), Alstom, Telice, Comsa, Neopul (Sacyr), Eym (OHL), Citracc y sus filiales ACS Cobra, Semi, Cymi y Electren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *