Claves de las nuevas ayudas estatales para autoconsumo, baterías y acondicionadores de aire de fuentes renovables |  Compañías

Claves de las nuevas ayudas estatales para autoconsumo, baterías y acondicionadores de aire de fuentes renovables | Compañías

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, aprobó un real decreto por el que se concedían 660 millones de euros [ampliables a 1.320] para ayudar con instalaciones para autoconsumo, almacenaje detrás del mostrador y aire acondicionado con energías renovables.

En concreto, las ayudas se formularán en seis programas, que destinarán un máximo de 900 millones de euros al autoconsumo, 220 al almacenaje detrás del mostrador y 200 a la climatización y el agua caliente de origen renovable. Las Comunidades Autónomas y Ciudades serán las encargadas de gestionar las ayudas, y los beneficiarios de los municipios de menos de 5.000 habitantes recibirán un 10% adicional en su reparto.

Tres programas se dirigen a sectores económicos específicos a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019 antes del estallido de la pandemia, mientras que otros tres, centrados principalmente en la vivienda, tienen en cuenta el número de viviendas. principalmente u hogares, también según datos del INE.

Según lo informado por Transción Ecológica, las inversiones en equipos y materiales pueden ser subsidiadas; trabajos de construcción; equipos electromecánicos, hidráulicos, de control y auxiliares; sistemas de gestión y seguimiento, elaboración de proyectos, informes técnicos y gestión opcional, entre otras acciones.

Para facilitar el impacto de las ayudas en el tejido productivo nacional y centrarse en la mejora del medio ambiente, todas las actuaciones superiores a 100 kilovatios (kW) deben incluir un plan estratégico público que indique el origen y lugar de fabricación de los equipos y su efecto motor. sobre pymes y autónomos.

El plan también contendrá información detallada sobre los criterios de selección de equipos y materiales en función de su impacto en el medio ambiente y durabilidad – como garantía para el fabricante – y una justificación de que cumplen con el principio europeo de daño moral.

La distribución es solo para la donación inicial del programa. Para futuras ampliaciones de préstamos se tendrá en cuenta la ejecución del presupuesto y la demanda existente en cada territorio. Aquí está la tabla con la territorialización de las ayudas.

El gabinete, liderado por Theresa Ribera, estima que estas acciones permitirán la construcción de 1.850 megavatios renovables (MW), incluida la calefacción y refrigeración en más de 40.000 hogares. Además, se prevé la creación de más de 25.000 puestos de trabajo, con un crecimiento del PIB de más de 1,7 millones por millón de ayudas y una reducción de las emisiones de CO2 de más de un millón de toneladas al año.

Estos programas, recogidos en el presupuesto del Plan de Recuperación, Transformación y Sostenibilidad, son las primeras líneas de gran envergadura a nivel estatal, específicamente orientadas al autoconsumo y la conservación. Se acordaron con las comunidades autónomas y ciudades en la jornada del sector energético del 12 de mayo.

El Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) será el encargado de coordinar las acciones y monitorear su desarrollo. Las Comunidades y Ciudades Autónomas deberán absorber el 80% del presupuesto inicial en el primer año, o deberán reembolsar la mitad del no comprometido dentro de los 15 meses siguientes a la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este real decreto.

Por otro lado, para sensibilizar y sensibilizar al público, todas las instalaciones subvencionadas deberán incluir un sistema de seguimiento. En las empresas y administraciones, su desempeño debe reflejarse en una pantalla para el público o los trabajadores; en los hogares será accesible a través de un dispositivo móvil.

Beneficiarios y tipo de instalación

La intensidad de la ayuda variará en función del beneficiario y del tipo de instalación. Se fijará un porcentaje del volumen de inversión inicial para empresas -hasta un máximo- mientras que se subvencionará un porcentaje fijo para particulares y administraciones públicas.

En el caso de la energía solar fotovoltaica, la ayuda oscilará entre el 15% para una gran empresa y el 45% para una pyme o un sistema pequeño de menos de 10 kW; los particulares podrán beneficiarse del 40% -hasta el 50% en los sistemas de autoconsumo colectivo- y las administraciones públicas del 70%. Se valorará la retirada de cubiertas de amianto y la instalación de galpones para optimizar el uso del espacio, como es habitual en los aparcamientos.

En el caso de la energía eólica, la subvención oscilará entre el 20% para la instalación más grande en las grandes empresas y el 50% en los sistemas pyme más pequeños; las personas obtendrán el 50% y las administraciones públicas el 70%.

Por otro lado, en los trasteros detrás del contador, que suelen ser baterías, las ayudas para empresas variarán entre el 45% y el 65%, en función del tamaño de la organización, mientras que particulares, administraciones y entidades del tercer sector podrán a beneficiarse. del 70%.

En el caso de la climatización renovable, la subvención dependerá de la tecnología utilizada, como la biomasa o la geotermia, y será del 40% al 70%. Las administraciones públicas propietarias de edificios residenciales pueden percibir el 70%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *