Chermoula (salsa magrebí de cilantro, ajo y especias)

Chermoula (salsa magrebí de cilantro, ajo y especias)

La salsa chermula Este es el primo hermano del Magreb de nuestro aceite de ajo y perejil. ¿La diferencia? Es más picante y se elabora con cilantro y / o perejil. Se utiliza principalmente como adobo o especia para pescados y mariscos y en menor medida para verduras y carnes. Con una consistencia similar a la del chimichurri, chermula Tiene un aspecto rojizo si el pimiento rojo es abundante, verde si predomina la hierba aromática o amarillento si se utiliza mucha cúrcuma. En cuanto al sabor, obviamente depende de los ingredientes y gustos de quien lo prepare, pero en general el toque fresco de la hierba prevalece sobre los sabores especiados, el picor del ajo y la acidez del limón.

Según nuestra deliciosa comida británica, Mina Holland, el único país que rivaliza con la India en volumen y variedad de especias espolvoreadas en los platos, es Marruecos. Por lo tanto, las especias utilizadas en chermula Varían según la región, la familia y casi, casi la cocina. Opciones: pimiento rojo ahumado o dulce, semillas de cilantro, comino, azafrán, cayena, pimienta negra, cúrcuma, jengibre molido y canela por ejemplo. En cuanto a la principal hierba aromática, el cilantro es la más común, pero hay quienes la elaboran solo con perejil o la mezclan con un poco de cebollino, menta, tomillo u hojas de laurel. Más opciones: agregue un poco de tomate triturado, Harissa o chile rojo fresco picado y reemplace el jugo de cítricos con la cáscara o rodajas de limón agrio. El ajo es imprescindible, pero hay algunos chermula que también llevan cebolla picada o cebollino.

La forma clásica de preparar esta salsa es con un mortero, un chorrito de mantequilla, un poco de paciencia y mucho amor. Si tiene sed de por vida, utilice un helicóptero eléctrico o una batidora, pero evite exagerar. La chermula Es un bulto, para que tenga mejor sabor meterlo en un recipiente hermético y dejar macerar unas horas en el frigorífico.

Dificultad

Decide qué especias usar.

Ingredientes

  • 15 g de cilantro fresco (unos 15 tallos con sus hojas)
  • 5 g de perejil fresco (hojas, solo un puñado)
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 1 cucharadita de pimiento rojo dulce
  • ½ cucharadita de comino molido
  • 1 pizca de azafrán (opcional)
  • 1 pizca de hojuelas al rojo vivo secas (opcional)
  • 1 chorrito de jugo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida al gusto
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Lavar, secar y picar el cilantro y el perejil.
  2. Pelar los dientes de ajo. Ponerlos en un mortero, añadir una pizca de sal y triturar hasta obtener una pasta.
  3. Agrega el pimiento rojo dulce, el comino y el azafrán. Majadero. Sin revolver, agregue una línea de mantequilla al mortero hasta cubrir los ingredientes.
  4. Agregue un spray de jugo de limón, sazone, espolvoree con hojuelas de chile y revuelva. Lo ideal es dejarlo reposar un rato en el frigorífico en un frasco cerrado.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con el hashtag #RecetasComidista. Y si le sale mal, reclame al defensor del chef enviando un correo electrónico a defensoracomidista@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *