Carlos Weaver despedido como entrenador de Guerreras |  deporte

Carlos Weaver despedido como entrenador de Guerreras | deporte

Carlos Weaver, en un partido para la selección española.CHARLY TRIBALLEAU / AFP

Carlos Weaver (Granolers, 48) dejó el puesto de entrenador de balonmano femenino el jueves. La noticia llega tres meses antes del Mundial, que acogerá España, y pocas semanas después de que el equipo no lograra pasar la primera fase de los Juegos Olímpicos de Tokio. Su reemplazo se dará a conocer en las próximas horas, aunque todo apunta a que será José Ignacio Prades, que fue su segundo.

Más información

El presidente de la Federación, Francisco Bázquez, justificó la decisión con la necesidad de “un nuevo impulso, un aliciente repugnante para optimizar el trabajo en los próximos años tanto como sea posible de cara a los Juegos de París en 2024”. El relevo de Viver lleva semanas recorriendo el panorama español del balonmano. Su ausencia el 12 de agosto del sorteo del Mundial 2021 ha levantado sospechas de una posible reversión del banquillo como sucedió. Valesano deja el liderato de Guerrero, pero seguirá al frente del Rapid de Bucarest, donde llegó hace diez meses, donde también juegan los aliados internacionales Fernández, Martha López y Einhoa ​​Hernández.

Viver tomó el cargo en febrero de 2017, tomando el testimonio de Jorge Dueñas, con quien el equipo había ganado las primeras cuatro medallas de su historia: bronce en Londres 2012, dos platas europeas y bronce mundial. Y nada más aterrizar, el catalán inició una profunda renovación. Varios de los jugadores más exitosos (Marta Mange, Macarena Aguilar, Patricia Elorza, Nelly Carla Alberto, Eli Chavez, Eli Pinedo o Nayara Egozque) han desaparecido (algunos por jubilación), mientras que otros han emergido casi sin experiencia internacional (Alicia Fernandez , Así López, Jennifer Gutiérrez, Eli Cesareo o Almudena Rodríguez).

El inicio del nuevo ciclo fue complicado, con el undécimo puesto en el Mundial de 2017 y el duodécimo en la Eurocopa de 2018. Los goles estaban centrados fundamentalmente en este Mundial de 2021, que organizará España, pero las piezas encajan antes, en la Copa del Mundo de 2019 en Japón. Allí está instalado el mortero de los nuevos equipos y del resto de jugadoras importantes (Carmen Martín, Nerea Peña, Sylvia Navarro, Shandi Barbosa y Lara González), y los Guerreros colgaron la plata en la final ante Holanda, donde el oro fue un centímetro. .

Sin embargo, tras este logro a finales de diciembre de 2019, el equipo traza una línea descendente en los resultados. Cuando la pandemia le permitió volver a las pistas, no salió del noveno puesto en el Campeonato de Europa en diciembre del año pasado, tras lo cual certificó el boleto a Tokio en un torneo preolímpico asequible (era un grupo de tres con Suecia espinosa y Argentina débil y pasaron dos) y en los partidos no logró superar su irregularidad habitual. Derrotó a Francia (futuro campeón) y Brasil, pero falló a Suecia, Hungría (una victoria le daría los cuartos de final) y Rusia.

El reciente desempeño deportivo, junto con la creencia de la federación de que se necesita un cambio de vestuario, impulsó al presidente Francisco Bázquez a hacerlo tres meses antes del Mundial, que será sede de España.

Puede seguir EL PASS DEPORTS en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *