Bayer aterriza en San Sebastián con una planta dedicada a las soluciones genéticas  Ciencias económicas

Bayer aterriza en San Sebastián con una planta dedicada a las soluciones genéticas Ciencias económicas

Stefan Oelrich, director global de Bayer Pharmaceuticals, en una conferencia en San Francisco, EE. UU., En enero de 2020.STIFEN LAM / Reuters

El gigante alemán Bayer inauguró el pasado miércoles en San Sebastián la que será su planta clave en el mundo para la producción de terapias génicas en los próximos años. A esta inauguración asistió Stefan Oelrich (Wilhelmshaven, Alemania, 53), presidente del departamento farmacéutico del grupo alemán y que es consciente de que este es el futuro de la medicina y también de su laboratorio.

“Veo la terapia génica como una gran oportunidad para los próximos 20 años para encontrar soluciones para pacientes que están enfocados en la regeneración tisular o la recuperación de una enfermedad genética que pueda existir y que hasta ahora han sido patologías incurables”, dijo en una entrevista. .en español desde que Oelrich le enseñó en Argentina en su primer trabajo como médico visitante en Bayer. “Me llamaban el pequeño alemán”, bromeó.

Oelrich regresó a Bayer Pharmaceuticals en 2018 como presidente después de un breve período en Sanofi. Bayer facturó el año pasado 41.400 millones de euros, de los que 17.245 millones de euros (un 1,5% menos anual) corresponden a su unidad sanitaria. “Cuando regresé hace tres años, estaba claro que estábamos llegando al final de una etapa en la historia de la farmacia”, dijo. “Tenías que mirar el próximo ciclo que tenemos que comenzar. Y una de las cosas que veo cuando miro el estado de la ciencia es la biorrevolución, el descubrimiento del código genético que originalmente era como los jeroglíficos egipcios. Hoy sabemos cómo traducirlos en aplicaciones.

Más información

Por este motivo, el año pasado decidió adquirir la empresa estadounidense Askbio, por la que el grupo alemán desembolsará hasta 3.400 millones de euros, según avanza en determinadas etapas comerciales. Esta compra incluyó diversas terapias génicas en investigación y desarrollo, como el Parkinson, así como el pequeño centro en San Sebastián de la filial española Viralgen. El siguiente paso es construir una nueva planta en San Sebastián, en la que se han invertido 70 millones en la primera fase, que estará en pleno funcionamiento en 2022, y otros 50 millones en dos fases futuras. “Esta es la planta más importante que tenemos en esta tecnología. De ahí vendrán los productos para todos ”, enfatiza Oelrich. “Esto será muy importante para el grupo. Pueden ser productos muy grandes y significativos ”, agregó.

Sin éxito contra covid-19

Una de las decisiones que también tiene que tomar Oelrich es entrar en el desarrollo de la vacuna Covid-19, ya que Bayer no tiene experiencia previa en vacunas. El laboratorio se ha asociado con la empresa de biotecnología alemana CureVac, que cuenta con una alternativa experimental basada en ARN mensajero, al que el gigante ha ofrecido su capacidad en ensayos médicos, producción y distribución a nivel mundial. Esta biotecnología avanzó este jueves que a pesar de su 48% de eficiencia (frente a más del 90% en las versiones BioNTech / Pfizer y Moderna), intentará conseguir que la UE la apruebe.

“Queríamos ayudar. Llamé al CEO de CureVac [Franz-Werner Haas]. Recuerdo muy bien esta conversación el pasado mes de junio. Yo no lo conocía. Después de que Pfizer hiciera un trato con BioNTech [también alemana]Me dije a mí mismo que era una pena que yo, con el laboratorio más grande de Alemania, no conociera a estas empresas ni a sus responsables. Y que una empresa estadounidense debería venir a ayudarlos a producir la vacuna covid. Era junio, muy temprano en la sección de desarrollo clínico ”, explica en detalle por qué decidió que Bayer debería empezar a buscar la vacuna.

Cuando se le preguntó si pensaba que el fracaso de Bayer era no tener vacuna, dijo que no lo veía así y recordó que la empresa farmacéutica no tenía ni experiencia ni tecnología. “Me acerqué a CureVac y le pregunté si podía ayudarlos. No me arrepiento ”. Respecto a la intención de obtener una autorización de la UE para su vacuna, considera que la decisión no se ajusta a Bayer.

La controvertida adquisición de Monsanto

Otro problema espinoso al que tiene que enfrentarse el conglomerado Leverkusen es la adquisición de la empresa cultural Monsanto. La operación fue compleja por el elevado endeudamiento de la empresa y su impacto en la bolsa y principalmente por los beneficios pactados. Bayer acordó recaudar alrededor de $ 10 mil millones (8.428 millones de euros) en los Estados Unidos para resolver demandas sobre si el uso del herbicida glifosato está relacionado con casos de tumores. Estos problemas pueden haber afectado la reputación del grupo alemán.

“No veo mucha diferencia en el sector farmacéutico. No creo que haya cambios, ni positivos ni negativos, en médicos y pacientes. Es cierto que la reputación de Monsanto no era la mejor, pero hoy somos Bayer, que tiene su propia reputación de innovación y comportamiento. “

¿Pero fue la compra un error? “Es difícil de decir porque se sabe más hoy que hace cinco años. Prefiero mirar hacia adelante y ver que en cuanto al portafolio de investigación y desarrollo en el campo de las culturas, obviamente somos líderes mundiales, tenemos avances tecnológicos muy importantes que contribuirán a la alimentación del futuro. Creo que deberíamos hablar de esto en cinco o diez años “.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *