Basilea aclama a Goya como el gran profeta de la modernidad  Cultura

Basilea aclama a Goya como el gran profeta de la modernidad Cultura

En los rincones más emblemáticos de Basilea, la tercera ciudad más poblada de Suiza y uno de los centros de la industria farmacéutica más poderosos del mundo, se montan grandes carteles, desde los que se viste una joven morena con un folio transparente, que permite al espectador reconocer su cuerpo, como si lo invitara a sentarse junto a ella en la cama en la que estaba acostada. está Levadura aderezada, una de las obras más famosas de Goya, pintada entre 1800 y 1808. Casi una pareja inseparable Levadura desnudaAmbos calificados de «obscenos» por el Tribunal de la Inquisición y fueron condenados a la sombra hasta que pudieran ser exhibidos en la Academia de San Fernando, y luego continuaron enriqueciendo la colección del Museo Nacional del Prado. La mujer que ahora llama la atención de los transeúntes es la protagonista indiscutible de la exposición antológica dedicada a Goya, que se podrá ver en la Fundación Beyeler de Basilea del domingo 10 al 23 de enero. Hoy viernes será inaugurado oficialmente por la Reina Letizia.

Titulado solo con el nombre artístico de Francisco José de Goya y Lucientes, La exposición quiere presentar la versión más brillante de uno de los mayores inspiradores de la modernidad, que, sin embargo, es poco conocida en países como Suiza, Alemania o Austria. Lo que ahora puedes disfrutar en el espectacular edificio diseñado por Renzo Piano en las afueras de Basilea son 75 cuadros y más de 100 cuadros y grabados alquilados de colecciones públicas y privadas que rara vez han abandonado sus hogares habituales. Prado, como colaborador del proyecto, transfirió una docena de cuadros, con Levadura aderezada como una pancarta. El hueco dejado en Madrid será una oportunidad para climatizar los locales donde se expongan y reacomodar la zona expositiva. A cambio, Beyeler ha colaborado con Prado en exposiciones como la de Giacometti y Picasso, y están apoyando otros proyectos de futuro. Otros proveedores importantes son Thyssen-Bornemisza, Lázaro Galdiano, la Fundación Casa de Alba, el Louvre, el Metropolitan de Nueva York, la National Gallery de Londres o la Uffizi Gallery de Florencia.

Visita a la exposición de Goya en Basilea.
Visita a la exposición de Goya en Basilea.Pati Grabovich

Goya (Fuendetodos, Zaragoza, 1746 – Burdeos, Francia, 1828) se despliega en orden cronológico a través de los luminosos espacios de la planta principal en un discurso inventado por Martin Schwander e interpretado por Sam Keller, presidente de la fundación, e Isabella Mora, su directora. de proyectos de asuntos internacionales. La pintura religiosa precede a escenas de magos, brujas y figuras grotescas, que dan lugar a una obra de gran variedad tanto en forma como en contenido. Dos cuadros que proceden de colecciones privadas españolas como La caída (1787) y El aullido (1787) son buenos ejemplos de este inicio de su período de madurez.

Estos dos paisajes, que formaban parte de una serie conocida como pinturas para la Alameda de los Duques de Osuna, han participado en algunas exposiciones, pero como muchas otras obras aquí presentes, son muy desconocidas para el gran público.

Salas de la Fundación Beyeler con su exposición Goya.
Salas de la Fundación Beyeler con su exposición Goya.Pati Grabovich

Miguel Falomir, director del Prado, y Andrés Úbeda, subdirector del museo, que lo visitaron por primera vez la mañana de este jueves, destacaron la importancia de poder ver «en persona» obras que normalmente solo se conocen a partir de fotografías. «La iluminación de este edificio es excepcional y las obras están pensadas con detalles nunca antes vistos. Y este, para mi gusto, es un escenario perfecto, porque este es mi museo favorito «.

Entre las obras raras, el comisario llama la atención sobre las ocho imágenes propiedad de la colección del Marqués de la Romana, que hasta ahora solo se han visto una vez en el Prado. Se trata de cuadros con violencia no deseada como protagonista, en los que el artista describe a bandidos matando a sus prisioneras y mujeres desnudas que están a punto de ser obligadas.

Anunciación, de Goya, de la Fundación Beyeler.
Anunciación, de Goya, de la Fundación Beyeler.Pati Grabovich

Otra serie, que es un poco alquilada por particulares, se titula Naturaleza muerta. Fue pintado por el artista durante la Guerra de Ocupación napoleónica. Son 12 fotos, de las cuales se conservan 10. En cada una de ellas hay un supuesto manjar preparado para cocinar, pero la aparición de cada una de ellas provoca una gran tristeza, aunque sean dos lonchas de salmón, perdiz, costilla de cerdo o peladas. cabeza de cordero, en la que las lágrimas brotan de uno de sus ojos muertos.

Muchas veces los inquietantes retratos de Goya siembran el viaje. Bajo su mirada imperdonable y ambigua desfilaron primeros ministros, poetas, iluminados, matones. El curador Martin Schwander explica que entre sus piezas más notables se encuentran los retratos realizados por personajes de la familia real y la nobleza, pero también por gente de la calle, a menudo utilizando como modelos a amigos y conocidos. El artista supo plasmar personalidades complejas llenas de amor, enfado, sospecha o disgusto por ambos lados. Él mismo se presentó en varios casos a lo largo de su vida como un joven exitoso, como un maduro torturado o como un anciano vencido por la enfermedad.

«La familia del bebé Don Luis de Borbón», en Basilea.Pati Grabovich

Los grabados han jugado varios papeles en la obra de Goya. La exposición incluye un centenar de estas obras, lo que le dio a Goya otra plataforma desde la que desarrollar nuevas técnicas que faciliten la presentación de temas atractivos. Produce series largas que exploran temas comunes como la locura humana, la superstición, las relaciones de género y la guerra. En la vejez, Goya recurrió a la litografía. Después de sus primeros intentos modestos, dominó la técnica y produjo Toros de Burdeos (1825), considerado uno de los ejemplos más notables del medio jamás producido, cuya contemplación sigue suscitando dudas sobre su opinión personal sobre la tauromaquia.

Pinturas negras

La serie de pinturas negras es quizás una de las más populares de su producción, aunque es imposible verla fuera del Museo del Prado. Para cerrar esta brecha, la exposición incluye una obra visual de Philippe Pareno. En 40 minutos, el artista afincado en París recrea personalmente la antigua casa de Goya en la Quinta del Sordo con 14 frescos pintados en paredes de yeso. La instalación fantasmal ilustra la influencia duradera de Goya en las generaciones posteriores, desde Picasso o Warhol hasta la actualidad. La exposición está dedicada a la memoria de Ernst Bayler (1921-2010), Plácido Arango Arias (1931-2020) y Francisco Calvo Seraler (1948-2018).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *