Banco Sabadell ofrece sindicatos ERE de 1.900 trabajadores  Ciencias económicas

Banco Sabadell ofrece sindicatos ERE de 1.900 trabajadores Ciencias económicas

La dirección de Banco Sabadell propuso este jueves a los sindicatos un Dossier de Normativa Laboral (ERE), que afectará a 1.900 trabajadores. Según explican las fuentes de las negociaciones, parte de la reducción de plantilla se hará mediante jubilaciones anticipadas y despidos incentivados, aunque aún no se ha precisado el porcentaje. La empresa también anunció a los representantes de los trabajadores que había encomendado a la empresa de trabajo temporal Manpower un plan para reubicar a los empleados afectados por el ERE.

La salida de 1.900 trabajadores del banco, que anunció la decisión de los sindicatos el lunes pasado, supone un recorte del 12,5 por ciento en su plantilla, que ahora consta de 15.000 trabajadores. Según las fuentes consultadas, el plan se implementará principalmente en la red de oficinas y Servicio. Inicialmente, estas dos áreas concentrarán la mayoría de los productos, aunque esta participación puede variar durante las negociaciones.

Más información

El Banco de ascendencia catalana justifica a ERE en la necesidad de conseguir una mayor rentabilidad y eficiencia en línea con el plan estratégico para el periodo 2021-2023. Este documento marcaba el objetivo de reducir costes en 100 millones de euros debido a la transformación del modelo de negocio. automatización y simplificación de los procesos. Después de eso, la empresa ya avanzó en la posibilidad de despedir mil puestos de trabajo.

La empresa afirma en la documentación de ERE que se ha visto afectada por la caída de la rentabilidad, que afecta a todo el sector financiero. El rendimiento del banco es de alrededor del 3%, muy por debajo del costo de capital del 9%. La compañía continúa severamente afectada por el entorno actual de tipos de interés bajos, la necesidad de hacer frente a provisiones por la crisis provocada por la pandemia y la mayor inversión en tecnología que el sector financiero requiere en la actualidad.

El nuevo ajuste se suma al que la compañía, liderada por Josep Oliu, ya acordó con los sindicatos a finales de 2020, tras lo cual 1.800 empleados se marcharon voluntariamente en el primer trimestre de este año. Sin embargo, el banco dijo a los sindicatos que el plan no era suficiente para mejorar su capacidad de recuperación. Fuentes de la compañía aseguran que su objetivo es cubrir 1.900 puestos que serán reembolsados ​​con ERE mediante el máximo número de bajas voluntarias y posibles jubilaciones anticipadas y proteger a los trabajadores con mayores dificultades de acceso al mercado laboral, con edades comprendidas entre los 50 y los 55 años.

Salidas masivas

CC OO, el sindicato mayoritario de la empresa, considera que la cifra es “un insulto a toda la plantilla”, además de “desproporcionada y poco realista”. El sindicato recuerda que en el primer trimestre del año se implementó un plan de jubilaciones y jubilaciones, que afectó a 1.800 empleados, por lo que consideran que el hecho de que ahora se haya anunciado una nueva reducción de plantilla es “una señal de mala gestión por esta dirección”. . Y propone un nuevo plan de prejubilación y jubilación, ya que el banco cuenta con 2.064 empleados con más de 55 años, a lo que hay que sumar otros 500 trabajadores que se incorporarán anualmente durante los próximos tres años a este grupo de personas mayores de esa edad. . Por su parte, UGT considera que el ERE es “incompatible” con la reciente contratación de 200 directivos. Las acciones de Banco Sabadell subieron un 1,03%, hasta 0,61 euros por título.

De concretarse la oferta de Banco Sabadell, en menos de un año dejarían la empresa 3.700 trabajadores. Este no es un caso aislado. La banca destruyó puestos de trabajo desde la crisis financiera de 2008. Un total de 100.000 desde entonces. Este año, el sector podría destruir unas 15.000 después de que CaixaBank acordara 6.452 salidas y BBVA 2.935, a las que se suman las salidas a Unicaja o Santander. Los empresarios del sector ya han advertido que, en comparación con Europa, España tiene el potencial de recortar tanto oficinas como empleados.

Los despidos en medio de la crisis han provocado malestar en el gobierno. La primera vicepresidenta, Nadia Calvinho, ha pedido a las instituciones financieras que actúen con “responsabilidad” y criticó los altos salarios que se pagan a los altos ejecutivos del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *