Así serán las nuevas pensiones de promoción pública: ciclo de vida y lejos de paraísos fiscales | Fondos y Planes

Banco De Santander, Planes de pensiones Pablo Monge Fernandez (CINCODIAS)

La segunda pata de la reforma de las pensiones privadas impulsada por el ex ministro de Seguridad Social José Luis Escrivá echará a andar en unos días. Se trata de los fondos de pensiones de empleo de promoción pública (FPEPP), una nueva tipología de vehículo de ahorro complementario para la jubilación, que tiene la ventaja de tener comisiones muy bajas, estrecha supervisión pública y gestión a cargo de equipos de inversión especializados.

Con la creación de los FPEPP el Gobierno pretende facilitar el acceso a los planes de pensiones colectivos a los trabajadores de pequeñas y medianas de empresas. Hasta ahora, solo ahorraban a través de pensiones colectivas los empleados de grandes compañías, multinacionales y funcionarios de algunos organismos públicos.

Los FPEPP tienen la característica de que los promueve el Estado, que está presente en una comisión de control especial para ver cómo están invirtiendo las gestoras encargadas. También están presentes representantes de la patronal y los sindicatos.

Una plataforma ya operativa

  • Traspasabilidad. Otra de las ventajas de estos nuevos fondos de pensiones de empleo es que todos utilizarán una misma plataforma tecnológica donde se reportará la marcha de las inversiones a los partícipes. Esta plataforma, que ha sido financiada por el ministerio de Seguridad Social y ha contado con el asesoramiento técnico de las cinco gestoras que participan en el proyecto, permitirá que la comisión de control de un plan de pensiones de una empresa pueda decidir cambiar el dinero de los trabajadores de una gestora a otra, con mucha facilidad. Las participaciones y las plusvalías generadas quedarán bien reflejadas.
  • Comercialización. A partir de enero, cuando se cumplan los últimos trámites burocráticos, los bancos pondrán en marcha su maquinaria comercial para tratar de convencer a empresas para que contraten los nuevos FPEPP. También pueden intentar atraer a sus fondos a planes de pensiones de empleo convencionales.

Las empresas que quieran crear un plan de pensiones para sus empleados, tendrán un proceso muy sencillo para hacerlo por medio de los FPEPP.

Habrá 15 fondos de promoción pública que podrán elegir, tres por cada una de las gestoras que vencieron en el concurso público para administrar este dinero: VidaCaixa, Santander, BBVA, Ibercaja y la aseguradora Caser.

Los fondos propuestos por cada una de las gestoras serán similares: uno de los tres invertirá mayoritariamente en Bolsa; otro se dedicará a los activos más seguros, los bonos; y habrá un fondo mixto, que combinará tanto acciones como renta fija.

Riesgo y edad

Entre la empresa y los representantes de los trabajadores decidirán qué FPEPP o grupo de fondos contratan para canalizar el ahorro para la plantilla. “Al poder combinar varios, se podrá dar un enfoque de ciclo de vida, que prioriza la inversión en activos de más riesgo cuando la edad media de los empleados es baja, y va teniendo más peso el fondo más conservador cuando la mayoría se acerca a la edad de jubilación”, explica el máximo responsable de una de las gestoras encargadas.

Desde Seguridad Social se priorizó la inversión en activos líquidos, comprensibles y que no generaran problemas. Por ejemplo, en la propuesta de los fondos de VidaCaixa se especificó que la entidad “llevaría a cabo una labor exhaustiva de ‘due diligence’ que presta especial atención a la exposición, tanto presente como potencial, que el activo en cuestión podría tener a paraísos fiscales”.

Los encargados de administrar los ahorros de los trabajadores, además de fijarse en la búsqueda de acciones y bonos rentables, diversificación de activos, o una buena liquidez, también tendrán en cuenta “el impacto social y medioambiental de las inversiones”. Cada vez más, las gestoras incluyen este tipo de consideraciones extrafinancieras a la hora de seleccionar las empresas o países en los que ponen el dinero.

Desde que se inicie la promoción de estos FPEPP, las gestoras tendrán tres años para conseguir cada una de ellas 500 millones de euros para este tipo de nuevos planes de pensiones, 2.500 millones de euros en total.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre el Autor