Almeida aprueba su nuevo Madrid Central por cuatro votos a la izquierda  Madrid

Almeida aprueba su nuevo Madrid Central por cuatro votos a la izquierda Madrid

Distrito central de Madrid, que será rehabilitado por el Ayuntamiento de Martínez Almeida.Jaime Vilanueva

Adiós al Madrid Central. Hola, Distrito Centro de Madrid. El Ayuntamiento de Madrid aprobó este lunes una nueva ordenanza de movilidad para la capital española, derogando la anterior de Manuela Carmena. El PP con 15 consejeros y Ciudadanos con 11 consiguieron implementar las disposiciones gracias a los cuatro votos del Grupo Mixto. La semana pasada, cuatro concejales de Mass Madrid abandonaron oficialmente la formación por desacuerdos con la portavoz Rita Maestre. Siete días después, los cuatro concejales votaron a favor de la ordenanza José Luis Martínez-Almeida. Sí, los populares aceptaron 27 de las 29 enmiendas de estos cuatro asesores descarriados. Más Madrid, con 15 asesores; PSOE con ocho y Vox con cuatro votaron en contra. Y ahora, ¿qué está cambiando para los madrileños?

Madrid Central seguirá siendo Madrid Central, pero el logo y los toldos con ese nombre serán eliminados de las calles. La restricción de tráfico en la almendra central de la capital española seguirá siendo la propuesta por Manuela Carmena (ahora Madrid). Ni un milímetro más, ni un milímetro menos. Tras la aprobación de esta nueva normativa de movilidad, PP y Ciudadanos han decidido nombrar estos 4,7 kilómetros del centro de la capital Región Central. Es decir, en los próximos días se borrarán las marquesinas y las pinturas asfálticas blancas y tendrán este nuevo nombre. Los gastos ascenderán a 185.000 euros para el Ayuntamiento.

¿Qué ha cambiado con respecto al reglamento anterior? Básicamente dos cosas. Con Madrid Central, se prohibió la entrada a los concesionarios del centro de la ciudad que tenían coches con etiqueta ecológica, conocidos como vehículos A. El área de movilidad del Ayuntamiento estima que esta medida ha afectado a unos 15.000 usuarios. Pues con la nueva normativa entrarán ahora más vehículos que antes, porque estos ciudadanos tendrán acceso a la zona de bajas emisiones con hasta tres vehículos en obra, independientemente de la etiqueta que tengan. El otro punto, que también varía, es para aquellos camiones que pesen más de 3,5 toneladas, que tienen prohibido circular a partir del 1 de enero de 2022, y ahora esta prohibición se prorroga un año más, hasta el 1 de enero de 2023. además, el tiempo de reserva para La carga y descarga de cada camión también se incrementa de 30 a 45 minutos.

El calendario legal de esta nueva regulación entra ahora en un laberinto de fechas. Tras la aprobación del Pleno de la tarde del lunes, el Ayuntamiento deberá publicarlo en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) para oficializarlo. Fuentes en el ámbito de la movilidad estiman que si todo va según lo previsto, se publicará en BOAM bien este viernes, o ya el lunes o martes de la semana que viene. Después de su publicación, ¿entrará en vigor el reglamento de forma inmediata? Sí, pero en partes. Desde el momento de su publicación, se prohibirá el acceso a ella a aquellos coches que no tengan etiqueta, como ha sucedido hasta ahora. Sin embargo, solo los agentes de movilidad pueden multar a los ciudadanos. Las cámaras, como sucedió con el ya desaparecido Madrid Central, comenzarán a ser multadas dos meses después de su aprobación. Si todo va según lo previsto, la nueva zona de restricción de tráfico estará operativa y será sancionada a plena capacidad en la tercera semana de noviembre. ¿Qué pasa con los comerciantes? Deberán ponerse en contacto con el Ayuntamiento para agilizar los trámites que les permitan acceder con sus vehículos.

Además, a partir del 1 de enero de 2022, se prohibirá el acceso y tráfico dentro de la M-30 a todos los vehículos A de aquellos ciudadanos que no residan en Madrid. La insignia A es la que no tiene etiqueta ambiental. A partir de 2023, los mismos coches de aquellos ciudadanos que no vivan en Madrid tampoco podrán circular por la M-30. Y en enero de 2024, ningún vehículo A fuera de Madrid podrá circular por todo el municipio. La medida cambia abruptamente en 2025. Aquellos madrileños que tengan coches tipo A y, por tanto, no puedan tener pegatinas ecológicas, no podrán circular por la ciudad en esos coches.

La contaminación en Madrid es un problema de primer orden que el Ayuntamiento no se tomó en serio hasta hace tres años. Un estudio publicado el pasado mes de enero en la prestigiosa revista The Lancet Planetary Health, que analizó 858 ciudades de Europa, concluyó que el área metropolitana de Madrid es el área urbana de Europa con mayor mortalidad asociada a la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO₂). .

La idea del ejecutivo era introducir el reglamento en los próximos meses, pero de repente se confundió el 11 de mayo. Ese día, el Tribunal Supremo dejó al aire Madrid Central, acogiendo los argumentos de una denuncia interpuesta por el PP en 2018, donde también criticó al Central Madrid por no tratar adecuadamente esta zona de bajas emisiones. El principal argumento fue que Carmena no tuvo en cuenta el impacto económico de 11,7 millones que se estimó que tendría esta restricción en las cuentas del Concejo Municipal. Tres años después, el veredicto dio lugar al PP, que lo pilló al mando de la ciudad y en preparación de su nueva normativa en proceso de creación. La decisión de la Corte Suprema aceleró repentinamente la aprobación inmediata de este nuevo reglamento.

Suscríbete aquí a nuestro boletín diario de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *