Aguirre reaparece en la convención del PP tras apoyar a Ayuso para liderar el partido en Madrid |  España

Aguirre reaparece en la convención del PP tras apoyar a Ayuso para liderar el partido en Madrid | España

El conflicto en Génova con Isabel Díaz Ayuso por el control del PP en Madrid provocó una jornada anómala este miércoles en la convención nacional de los populares. El cónclave, itinerante, paró en Madrid, y no participó el presidente de la Comunidad de Madrid y principal figura en ascenso del PP. La ausencia de Ayuso este miércoles se debe a que viaja a Estados Unidos, pero la ausencia total del vicepresidente podría ser intervenida por videoconferencia, explicó la pugna con la dirigencia nacional. Génova sospecha de Ayuso y se ha negado a permitirle participar electrónicamente desde las Américas. En cambio, el PP cedió el papel de la jornada en Madrid a José Luis Martínez Almeida, alcalde de la capital y principal contrapeso de Ayuso en el poder en Madrid. Pero en realidad, el centro de atención acabó apuntando a Esperanza Aguirre, quien reapareció tras convulsionar al PP por su apoyo a Ayuso para liderar el partido con declaraciones explosivas. Ahora casado, interviene en la convención con el ex presidente francés Nicolas Sarkozy en un discurso titulado la sociedad abierta y sus enemigos.

El expresidente de Madrid saltó a la vanguardia para apoyar a Ayuso en su lucha por la dirección del PP madrileño, y bajó con duras críticas a los dirigentes del aparato en Génova y al equipo de la alcaldía. Después de llamarlos «niños pequeños» y «chiquilicuatres», los volvió a encontrar hoy. Fue invitada como miembro de la junta directiva del PP madrileño, explica el partido, pero Aguirre no quiere pasar desapercibida y busca que las cámaras la retraten en una charla con Almeida y Casado. Luego se sentó en primera fila, junto al líder del PP, para escuchar el debate. Preguntado sobre si su presencia buscaba hacer las paces con la cúpula y el alcalde tras sus críticas, respondió: «Nunca he estado en guerra».

La guerra que sigue abierta es la del control del PP en Madrid. El país llega al congreso con un melón abierto, sin consentimiento. Génova asegura que el debate «no toca», evita decir si apoyará a Ayuso para liderar la formación y sostiene que en cualquier caso el Congreso del PP en Madrid se celebrará en 2022, cuando estaba previsto, y no antes, como quiere. Ayuso. El alcalde de Madrid, por su parte, mantiene la incertidumbre de si se postulará a la presidencia del PP madrileño, que Ayuso ya ha dejado claro que quiere liderar como presidente del Gobierno regional, así como el resto de barones autonómicos. En la pugna entre Génova y Ayuso, Almeida tiene su propio criterio, pero actúa de acuerdo con los intereses de la dirección nacional. Casado escuchó el discurso del alcalde sentado en primera fila y participó del aplauso de unos minutos, que le dedicó el público asistente. El alcalde de Madrid no escatimó elogios para el líder del PP. «Presidente, gane las elecciones y hágalo lo antes posible», pidió.

Mientras se celebra la convención del PP en Madrid, Ayuso sigue haciendo América. Este miércoles, el presidente de Madrid se encuentra en Washington, donde mantendrá reuniones con el presidente del Banco Iberoamericano de Desarrollo, el Consejo de Relaciones Exteriores y el Capitolio. Desde Estados Unidos, Ayuso se atrevió a criticar al Papa. Ayer le pareció «sorprendente» que Francisco pidiera perdón en México por los «pecados» de la Iglesia católica en ese país. Ayuso adelantó la vuelta de su viaje para asistir el fin de semana a los actos finales de la Convención del PP en Valencia. El PP busca un cuadro de unidad en torno a Casado, aunque cuando se apagan las cámaras el conflicto interno permanece abierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *