Agente de seguridad privada detenido tras golpear a una mujer que ya había sido derribada en Barcelona |  Cataluña

Agente de seguridad privada detenido tras golpear a una mujer que ya había sido derribada en Barcelona | Cataluña

Un momento de la actuación de los guardias de seguridad de Renfe en la Estación de Sants, que inmovilizaron a una mujer transgénero.
Un momento de la actuación de los guardias de seguridad de Renfe en la Estación de Sants, que inmovilizaron a una mujer transgénero.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

La empresa de seguridad privada encargada de vigilar la estación de Renfe de Sants de Barcelona expulsó del servicio a uno de sus agentes este viernes por agredir repetidamente a una mujer cuando ya había sido derribada al suelo por otros cuatro empleados. La mujer fue bloqueada luego de mostrarse agresiva y no quiso ser grabada por las cámaras de televisión cubriendo el día de la huelga de los maquinistas. Tras ver las imágenes de la agresión por parte de uno de los agentes, Renfe reclamó la expulsión del trabajador, lo que la empresa de seguridad Sureste llevó a cabo de inmediato. El Ayuntamiento de Barcelona ha pedido que se investigue el incidente como agresión transfóbica.

Las imágenes del ataque, tomadas por la televisión local Betevé, muestran a cinco agentes de la Sureste acercándose a una mujer y bloqueándola en el piso de la estación de Sants, alrededor de las 11 de la mañana de este viernes. La acción estuvo motivada por el comportamiento de la mujer, quien según la empresa de seguridad golpearía a un operador de cámara de televisión y se volvería «un poco agresiva». Durante la maniobra de reducción, la víctima gritó y uno de los agentes dijo «cállate señor». Luego, mientras aún estaba en el suelo, el oficial exiliado la golpeó tres veces y la pateó, mientras los pasajeros que presenciaron el hecho y algunos de sus acompañantes le reprocharon su agresión.

«No toleramos este tipo de trato», ha dicho el portavoz del ferrocarril catalán Antonio Carmona, quien también presenció los hechos y rápidamente pidió a la empresa de seguridad que abriera un expediente para expulsar al trabajador. Los Mossos d’Esquadra han puesto en marcha una investigación y tomarán declaración al agresor, que ha sido trasladado al hospital.

El concejal de Ciudadanía y Derechos de Participación del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Mark Serra, ha dicho en Twitter que «es necesario iniciar una investigación sobre esta agresión transfóbica», argumentando que uno de los agentes llamó «señor» al agredido. El ayuntamiento activó el protocolo y proporcionó la Oficina de No Discriminación «para brindar apoyo legal y psicosocial a la mujer violada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *