Accidente nuclear con Palomares: Audiencia Nacional se niega a ordenar limpieza de sitios contaminados  Clima y medio ambiente

Accidente nuclear con Palomares: Audiencia Nacional se niega a ordenar limpieza de sitios contaminados Clima y medio ambiente

El juzgado nacional se ha negado a ordenar la limpieza y remoción de terrenos que aún se encuentran contaminados con radiactividad 55 años después del accidente nuclear de Palomares, municipio de Almería, Cuevas de Almanzora. Ecologistas en Acción presentó en 2017 una carta solicitando al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que implemente el plan de rehabilitación desarrollado en 2010. Pero la Sección Séptima de la Cámara de Apelaciones rechazó la denuncia “por su incorrecta articulación” y porque el CSN “no es la autoridad competente para ser contactada. ” Según este apartado, la limpieza y descontaminación será responsabilidad de la administración pública, no del CSN, que es el supervisor de seguridad de las instalaciones nucleares en España.

Los magistrados sostienen que las funciones del CSN son fiscalización, asesoramiento y sanción, pero que “no tiene tareas ejecutivas ni materiales”, lo que les impide ordenar la limpieza de la zona. También lamentaron en su juicio que los demandantes habían “cambiado sus afirmaciones en cuatro cuentos” durante este largo caso. Pero en principio, decidieron presentar la denuncia y no ordenar el saneamiento, porque la petición “no va dirigida contra la administración estatal, sino contra una entidad pública, independiente de la Administración General del Estado, que tiene personalidad jurídica y patrimonio diferente. . propias e independientes de las del Estado ”. Ésta fue la principal línea de defensa del Colegio de Abogados del Estado en el caso.

Más información

Sin embargo, la decisión no fue adoptada por unanimidad. Tres de los cinco magistrados de esta séptima sección apoyaron el veredicto y los otros dos votaron, confirmando que el reclamo debería haberse mantenido en parte. Entienden que la audiencia debería haber pedido al CSN que impulse “la culminación del proyecto de rehabilitación [de 2010] y, posteriormente, las obras de tratamiento del suelo contaminado, fijando un plazo razonable para estas labores y acabando con una situación que la población de Palomares soporta desde hace más de 55 años ”. Esto supondría tratar los 50.000 metros cúbicos de suelo contaminado que aún quedan en este barrio de Almería, repartidos en varias parcelas valladas.

El caso se remonta al 17 de enero de 1966, cuando dos bombarderos del ejército estadounidense y una nave nodriza chocaron con Palomares. Cuatro bombas termonucleares cayeron sobre la zona y dos de ellas se rompieron y esparcieron varios kilogramos de plutonio. El ejército estadounidense y la dictadura española han lanzado una operación de limpieza. Y Estados Unidos transfirió 4.810 bidones de 208 litros cada uno, llenos de desechos, principalmente tierra y cultivos afectados por la radiación. Pero se quedaron con 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada, algo desconocido hasta la llegada de la democracia a España.

Esquema del incidente de Palomares, incluido en un informe de la Agencia de Defensa Nuclear de Estados Unidos en la década de 1970.EL PAÍS

Conversaciones

El gobierno ha estado tratando durante años de que Estados Unidos se apodere de las tierras más contaminadas. En 2015, la administración de Barack Obama cerró una “declaración de intenciones” para apoderarse de parte de esta tierra. Pero la llegada de Donald Trump dejó esa declaración en vano. Unos años antes, en 2010, la administración española elaboró ​​un plan de rehabilitación, que preveía el tratamiento de estos 50.000 metros cúbicos y la retirada y almacenamiento temporal de unos 8.000 metros cúbicos.

Que el plan de 2010 fuera finalmente aprobado e implementado era lo que querían los ambientalistas en acción en este caso, se propuso que España almacenara temporalmente 8.000 metros cúbicos de residuos mientras Estados Unidos se hacía cargo. Pero la defensa de CSN dice, entre otras cuestiones, que el país no cuenta actualmente con una instalación de almacenamiento temporal centralizado (ATC) de alto nivel y que está negociando abiertamente con Estados Unidos para asumir la responsabilidad. El gobierno espera que la administración del demócrata Joe Biden renueve este acuerdo preliminar firmado en 2015 para la descontaminación.

Sin embargo, el voto específico de los jueces Juan Carlos Fernández de Aguirre y Helmut Moya Meyer sostiene que “la falta actual de ATC (…) ni la falta de un compromiso vinculante por parte de Estados Unidos para hacerse cargo de la cesión de tierras contaminadas para final el almacenamiento puede justificar el retraso en la finalización del proyecto de rehabilitación y, una vez realizado, el inicio del tratamiento del suelo contaminado ”. Estos dos jueces insisten en que “el Estado español tiene la obligación de intervenir en situaciones de exposición permanente donde sea apropiado y razonable con el fin de preservar la salud de la población y la protección del medio ambiente”.

José Ignacio Domínguez, el abogado que lideró el caso de los ambientalistas en acción, anunció que de inmediato presentaría una demanda solicitando la implementación del plan de limpieza y restauración de Palomares ante la administración central, según informaron los magistrados en su veredicto.

Puedes monitorear el CLIMA Y MEDIO AMBIENTE de Facebook Y. Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *